sábado, 11 de agosto de 2018

La muerte del correcaminos


Resuelta una duda de mi infancia…


5 comentarios:

Casteee dijo...

Dios!!, Querido Marino me vas a traumatizar!!.

A veces es mejor no saber los finales sino es un final feliz!!.

Un Beso

Benja García dijo...

Así es Casteee.

Marino Baler dijo...

Jo, lo siento... Pero es que era una pregunta inevitable en mi niñez: ¿nunca lo atrapará?

Casteee dijo...

No hace mucho también comprendí la metáfora del final de David Gnomo cuando se convierten en árbol.

Marino Baler dijo...

¿Cuál es? :))