sábado, 4 de diciembre de 2021

La estupidez del lenguaje inclusivo



Siempre he creído en las palabras y el lenguaje como medio de facilitar la comunicación entre los humanos, por ello me opongo a toda pretensión de forzar la lengua con sonidos que no son naturales y bajo el disfraz del lenguaje inclusivo. ¡Ya está bien de demagogia!
Llevamos mucho tiempo soportando en este país a analfabetos que van de profesores, a mentirosos compulsivos que se presenten como defensores de la verdad y a corruptos que se permiten dar lecciones de honestidad. Por si eso fuera poco, ahora también tenemos que escuchar y leer a muchos ignorantes que se erigen en defensores de un lenguaje que denominan ‘inclusivo’ aunque realmente lo sea muy poco, ya que es utilizado más para marcar diferencias. En otras palabras, un lenguaje que, aunque se califique como ‘inclusivo’, es excluyente y muy poco ‘igualitario’.
Escucho hablar a los políticos y si no lo hubiera visto con mis propios ojos y escuchado con mis propios oídos (valga el pleonasmo), pensaría que se trata de una broma.
Estoy hasta los mismísimos del ‘todos, todas y todes’. Eso es algo que no se puede aguantar. Las palabras, el lenguaje, son fruto de la evolución y libre decisión de los hablantes de la lengua de que se trate. No son ni deben ser objeto de manipulación por quienes buscan, a la mínima oportunidad, imponer sus criterios y opiniones a los demás. El lenguaje y su evolución están basados en la libertad y no en la imposición.
La obsesión lingüística de gran parte de los políticos que nos gobiernan para que se utilice la terminación en ‘e’ y el pronombre ‘elle’ para referirse al sujeto de género neutro y a quienes no se sienten ni hombres ni mujeres es una clara provocación que, en el fondo, transmite -¡oh, paradojas de la vida!- menos igualdad en el propio uso del español.
Desde hace unos años se viene intentando introducir un cansino desdoblamiento de las expresiones que designan personas, como signo visible de adhesión pública a la causa de la igualdad de hombres y mujeres en la sociedad moderna. Esta obsesión supone tener que escuchar discursos farragosos, repetitivos y aburridos a fuerza de repetir ambos géneros (“amigos y amigas”, “vosotras y vosotros”, “los padres y las madres”, etc.) la mayoría de las veces de forma innecesaria. Así se ha llegado incluso al ridículo “jóvenes y jóvenas” y otras expresiones por el estilo. Sería absurdo pensar que el grupo mayoritario de los hispanohablantes que empleamos el masculino plural en su interpretación inclusiva -que es lo natural y lo que defiende la RAE- no compartimos los objetivos de igualdad de hombres y mujeres o no aspiramos a esos mismos ideales. ¡Hasta ahí podríamos llegar!
Cada cual es muy libre de expresarse como quiera, pero como la RAE no puede desestimar los usos lingüísticos mayoritarios en el mundo hispánico mantiene el criterio de que el masculino es el género no marcado, es decir, el que procede utilizar para referirse no sólo a los varones sino también a las mujeres. No se debe olvidar que el masculino genérico responde al principio de economía lingüística que impulsa a los humanos a tratar de lograr la máxima comunicación con el mínimo esfuerzo.
Que cada cual, cada cuala y cada cuale saque sus conclusiones y haga lo que le plazca, pero seguir callando ante tanta estulticia es seguir abonando que haya cada día más y más estúpidos, estúpidas y estúpides.

martes, 30 de noviembre de 2021

sábado, 27 de noviembre de 2021

San Martín de Tours en 3D


Si yo fuera...
 una ciudad,
un libro,
una iglesia...
Mi amor sería…
Soria,
el Quijote,
San Martín de Tours.

Así comencé la entrada en la que escribía sobre la iglesia de San Martín de Tours, en Fromista. Del Quijote y de Soria he escrito varias veces, de esta iglesia menos.
Esto es un modelo de escaneo láser + fotogrametría, de unos de 3.000 disparos sobre esta maravilla del románico.
Es la segunda vez que lloré frente a una iglesia, la primera ya lo expliqué aquí. No puedo añadir más al respecto, ya que ya lo hice en la entrada referida.
Simplemente queda disfrutar.
Navegar a través de este modelo es tan real... como si se estuviera en el lugar. Uno se puede hacer una idea de lo que es.
El corazón me late, la amo… ¿cómo amar a un edificio? No se puede explicar, simplemente hay que sentirlo, tocar sus piedras y cerrar los ojos… que te susurren, escucharla, sentir su frío... y te transmite cosas que sólo tú puedes percibir.





martes, 23 de noviembre de 2021

Fragmentos del Quijote (III)


En tanto, don Quijote se encerró con Sancho en su aposento y, estando solos, le dijo:
—Mucho me pesa, Sancho, que hayas dicho y digas que yo fui el que te saqué de tus casillas, sabiendo que yo no me quedé en mis casas: juntos salimos, juntos fuimos y juntos peregrinamos; una misma fortuna y una misma suerte ha corrido por los dos: si a ti te mantearon una vez, a mí me han molido ciento, y esto es lo que te llevo de ventaja.
—Eso estaba puesto en razón —respondió Sancho—, porque, según vuestra merced dice, más anejas son a los caballeros andantes las desgracias que a sus escuderos.
—Engáñaste, Sancho —dijo don Quijote—, según aquello «quando caput dolet», etcétera. —No entiendo otra lengua que la mía —respondió Sancho.
—Quiero decir —dijo don Quijote— que cuando la cabeza duele, todos los miembros duelen; y así, siendo yo tu amo y señor, soy tu cabeza, y tú mi parte, pues eres mi criado; y por esta razón el mal que a mí me toca, o tocare, a ti te ha de doler, y a mí el tuyo.
—Así había de ser —dijo Sancho—, pero cuando a mí me manteaban como a miembro, se estaba mi cabeza detrás de las bardas, mirándome volar por los aires, sin sentir dolor alguno; y pues los miembros están obligados a dolerse del mal de la cabeza, había de estar obligada ella a dolerse dellos.
—¿Querrás tú decir agora, Sancho —respondió don Quijote—, que no me dolía yo cuando a ti te manteaban? Y si lo dices, no lo digas, ni lo pienses, pues más dolor sentía yo entonces en mi espíritu que tú en tu cuerpo. […]

Que trata de la notable pendencia que Sancho Panza tuvo con la sobrina y ama de don Quijote, con otros sujetos graciosos *
Capítulo II (segunda parte)

* Para mí uno de los capítulos más divertidos

sábado, 20 de noviembre de 2021

Fragmentos del Quijote (II)



Cuenta la historia que las voces que oyeron don Quijote, el cura y el barbero eran de la sobrina y ama, que las daban diciendo a Sancho Panza, que pugnaba por entrar a ver a don Quijote, y ellas le defendían la puerta:

—¿Qué quiere este mostrenco en esta casa? Idos a la vuestra, hermano, que vos sois, y no otro, el que destrae y sonsaca a mi señor y le lleva por esos andurriales.
A lo que Sancho respondió:
—Ama de Satanás, el sonsacado y el destraído y el llevado por esos andurriales soy yo, que no tu amo: él me llevó por esos mundos, y vosotras os engañáis en la mitad del justo precio; él me sacó de mi casa con engañifas, prometiéndome una ínsula que hasta agora la espero.
—Malas ínsulas te ahoguen —respondió la sobrina—, Sancho maldito. ¿Y qué son ínsulas? ¿Es alguna cosa de comer, golosazo, comilón que tú eres?
—No es de comer —replicó Sancho—, sino de gobernar y regir mejor que cuatro ciudades y que cuatro alcaldes de corte.
—Con todo eso —dijo el ama—, no entraréis acá, saco de maldades y costal de malicias. Id a gobernar vuestra casa y a labrar vuestros pegujares, y dejaos de pretender ínsulas ni ínsulos.

Grande gusto recebían el cura y el barbero de oír el coloquio de los tres, pero don Quijote, temeroso que Sancho se descosiese y desbuchase algún montón de maliciosas necedades y tocase en puntos que no le estarían bien a su crédito, le llamó, y hizo a las dos que callasen y le dejasen entrar. […]

Que trata de la notable pendencia que Sancho Panza tuvo con la sobrina y ama de don Quijote, con otros sujetos graciosos *
Capítulo II (segunda parte)

* Para mí uno de los capítulos más divertidos.

martes, 16 de noviembre de 2021

Micro XXIX


Si pudiera entender el sentido oceánico que a veces parece tener la vida probablemente no estaría aquí.
Estaría cruzando el mar a nado, congelado de frío pero feliz de saber.

sábado, 13 de noviembre de 2021

Pero solo...


Pero cantar… soñar…. reír, vivir, estar solo
ser libre
tener el ojo avizor
la voz que vibre
ponerme por sombrero el universo,
por un sí o un no batirme o hacer un verso,
despreciar con valor la gloria y la fortuna,
viajar con la imaginación a la luna,
sólo al que vale reconocer los méritos,
no pagar jamás por favores pretéritos,
renunciar para siempre a cadenas y protocolo,
Posiblemente no volar muy alto,
pero solo.

martes, 9 de noviembre de 2021

La pérdida de Hispania. El ocaso del reino visigodo y la conquista islámica


Hace unos días escribí sobre Recópolis y hacía mención a lo desconocido que es el periodo visigodo. Hace unos días descubrí este documental del canal El Debate que merece la pena ver y leer para conocer un poco más de lo que fue el fin del reino visigodo.

En la primavera del año 711 un ejército musulmán, al mando de Tariq, valí de Tánger, vasallo de Musa ibn Nusair, cruza el estrecho de Gibraltar y comienza la conquista de España. A lo largo de siete siglos el islam dominará parte de la Península Ibérica. Cuando Tariq piso tierra española el rey visigodo Rodrigo le plantó cara en la batalla del río Guadalete, más tarde conocida como de La Janda, donde perdió la vida.
La historia del final de los reyes godos que habían gobernado España desde la caída del Imperio Romano de Occidente, del primer nacimiento de España y su desaparición como consecuencia de la victoria de los guerreros del islam, nunca ha sido contada en imágenes, y con datos exactos y fidedignos, por lo mejores especialistas en esta parte casi desconocida de nuestra Historia. Por ello, este documental es una narración de indudable interés científico y de alta divulgación. Documental dirigido por Luis E. Togores Sánchez y producido por el Instituto CEU de Estudios Históricos. Con la colaboración de Santiago Cantera, Serafín Fanjul, Luis A. García Moreno, Jorge Morín, Antonio Malalana y Alejandro R. De la Peña.




sábado, 6 de noviembre de 2021

sábado, 30 de octubre de 2021

sábado, 23 de octubre de 2021

Recópolis, la ciudad visigoda olvidada


Hace años que la descubrí... no sé si por mi curiosidad o por casualidad.
El periodo visigodo en España me parece tan fascinante como desconocido. Su arquitectura es impresionante, si nos ponemos en el marco histórico tan convulso que tuvieron que vivir. Hace tiempo escribí sobre la iglesia de San Juan de Baños… es una construcción que me hace sentir lo que pocas me han hecho, ya que estoy ante un edificio único en el mundo.
Con Recópolis, aunque no he tenido ocasión de visitar, me ocurre lo mismo. Un ciudad mandada construir por Leovigildo en honor a su hijo Recaredo en 578. Fue un importante centro urbano que actuó como capital de la provincia Celtiberia.
Un complejo único que hay que descubrir y que yo espero no tardar en hacerlo.





martes, 19 de octubre de 2021

Reflexiones sobre el Quijote



Manuel Gutiérrez Aragón (director de cine)
“Una vez que se lee el Quijote, o se empieza a leer el Quijote, todo lo demás queda muy eclipsado”.
“Una vez que te has iniciado en el Quijote todo lo demás te sabe a poco”.

Javier Cercas (escritor, Premio Planeta 2019)
“El Quijote es una obra que se sale de la norma”.
“Sin el Quijote, Cervantes hubiera sido un buen escritor, pero uno más. El Quijote es una locura absoluta”.
“El Quijote no se parece a nada”.
“Cervantes coloca como tema central la ironía y eso, en la España del momento, era incomprensible”.

Jordi Gracia (catedrático de literatura española, escritor y crítico literario)
“Cualquier obra literaria comparada con el Quijote es secundaria”.

Antonio Fraguas ‘Forges’ (humorista gráfico)
“Yo lo he leído bastantes veces y cada vez que lo lees, conforme vas a avanzando en la vida, es un libro distinto”.
“Lo peor que hay en el mundo es intentar leer el Quijote de golpe y porrazo”.
“El Quijote es un libro que te pide él ‘oye, léeme’, entonces lo que tienes que tener es un Quijote cerca siempre”.
“Él sólo se ha abierto y te darás cuenta que lo tienes en la mano, ¿ha sido él que se ha abierto o has sido tú? No, ha sido él… y entonces empiezas a leer”.

sábado, 16 de octubre de 2021

Hermano Lobo


Para mí las mejores portadas de la mítica ‘Hermano Lobo’, aquella revista satírica de finales del franquismo y principios de la transición.
No necesitan mayor explicación.