sábado, 13 de junio de 2015

Gandhi, ese farsante descalzo



Creemos que las cosas son como son porque nos las han contado y, por ello, adquirimos una idea que tomamos por válida; eso crea nuestra forma de ver las cosas y nuestra perspectiva a la hora de hablar.
Ahora bien, ¿qué sucedería si todo lo que creemos que sabemos fuera diametralmente opuesto o no fuera tal y como nos lo han contado o cree la mayoría de la gente?
Por ejemplo, ¿qué pasaría si nos dijeran que Cervantes no escribió el Quijote si no que lo hizo un secretario suyo? O que Hitler hacía obras benéficas para todos los niños huérfanos (incluidos los judíos), que Velázquez no pintó Las meninas y que es obra de un alumno suyo, que Julio César jamás estuvo en las Galias, que Robespierre era monárquico, que Gengis Khan no sabía cabalgar, que Napoleón jamás estuvo en ningún campo de batalla, que Franco era masón, que fray Tomás de Torquemada acabó siendo musulmán, que… Pensemos en cualquier personaje que queramos y pensemos que su vida, tal y como la conocemos, no es más que un maquillaje, ¿qué ocurriría? Principalmente, creo que cambiaría nuestra percepción hacia esa figura. Ahora bien, una mayoría continuaría viendo el maquillaje.
Decía Churchill cuando veía a Gandhi: “Ahí está ese farsante descalzo”. Lo sorprendente de la frase es que tenía razón, Gandhi era un farsante… ¿por qué? Como he dicho al principio, creemos que las cosas son como nos las han contado.

4 comentarios:

Maikel Urrutia dijo...

En una charla coloquio que asistí sobre la Biblia, el que daba la conferencia daba por hecho que todo lo que ponía era cierto. Según él “aparte de religioso” también era histórico y por lo visto tenía que ser verdad. En un momento que pude hablar “le dije lo que pensaba, que la única verdad es la que yo he vivido o la que me han contado mis padres”. Pero la historia y los libros están tan manipulados que nunca sabemos si lo que leemos es verdad o es lo que nos quieren hacer creer. Saludos

Marino Baler dijo...

No cabe duda que la Historia es una ciencia imperfecta y, como tal, está sujeta a interpretaciones. Siempre ha habido escribas, secretarios, archiveros o como quieran llamarse que han dejado constancia de los hechos ocurridos. ¿Que quizá no todo sea 100 % real? Eso no lo discuto. Ahora bien, ¿qué % lo es? ¿Un 10, 70, 80, 99? Es difícil saberlo. Yo creo que un historiador tiene que buscar y analizar los hechos y quien los lea ya interpretarlos. En cuanto el historiador es partidista, la Historia se desvirtúa.

Un saludo

Leo dijo...

Ni todo es blanco ni todo es negro en lo que cuentan y dejan escrito.

Oir, ver y analizar para sacar tus conclusiones, y ni con ello estamos en lo cierto.

Nos hacen ver lo que quieren, y a veces, sin querer eso mismo dirige nuestro pensamiento.

Osea, Franco era mitad ángel y mitad diablo. Pues sería bipolar.... pero de esos hay muchos....creo que son...

Un saludo.

Marino Baler dijo...

Leo, es difícil tener una opinión neutral... todos tenemos una u otra tendencia que nos hace tomar partido. Ahora bien, eso no exime de conocer la realidad y/o todos los detalles.