sábado, 15 de abril de 2017

Aunque el PP se vista de demócrata, facha se queda



No falta mucho para que en España se declare el franquismo como Bien de Interés Cultural una definición que, exactamente, significa: “figura jurídica mediante la cual se declaran por parte de una autoridad competente de un país, una región o una ciudad; o a través de organizaciones de naciones los bienes materiales muebles o inmuebles que representan la identidad de una población o una comunidad”. Y es que a la vista de recientes acontecimientos es evidente que el franquismo merece una especial protección. Si algunos Ayuntamientos pretenden colgar la bandera republicana para homenajear la primera democracia que tuvimos en España… ahí están los delegados del Gobierno para poner en marcha la fiscalía del Estado y prohibir ‘semejante crimen’.
Por otra parte, estamos en Semana Santa y el Gobierno no es que permita todo tipo de procesiones y eventos públicos de carácter confesional en este país aconfesional, si no que ahí está toda una ministra de Defensa, como María Dolores de Cospedal (espécimen del siglo XXI de lo que sería la Sección Femenina), para ordenar que todas las banderas en los cuarteles del ejército ondeen a media asta en señal de duelo por la muerte de Jesucristo.
Esto ocurre en 2017, en pleno siglo XXI, en un país que se da golpes de pecho denominándose democrático y que hace cuarenta años que celebró sus primeras elecciones llamadas democráticas, después de otros tantos años de dictadura; aunque si uno escucha a los voceros de la derecha parece que haya sido al revés, es decir, cuarenta años de república y ocho de dictadura.
Actualmente, nadie diría que el franquismo sea un acontecimiento del pasado y no lo es, precisamente, porque los herederos del franquismo no tienen ningún problema en imponer sus planteamientos nacionalcatólicos allá donde se tercie. Prohibido exhibir la bandera republicana. Prohibido hacer bromas sobre el Valle de los Caídos. Prohibido aplicar la Ley de Memoria Histórica y que algunos puedan enterrar a sus muertos, eso es ‘reabrir heridas’, según el Gobierno. Por supuesto, prohibido prohibir el compadreo entre el Estado y la rancia Iglesia Católica, algo muy del gusto del franquismo.
Durante estos días estoy leyendo noticias sobre Ayuntamientos que han sido denunciados por el PP local por colocar el 14 de abril la bandera republicana, para homenajear la primera vez que en este país tuvimos democracia… ese mismo partido que cuando estaba en el poder en esos mismos Ayuntamientos se negaba a aplicar la Ley de Memoria Histórica.
Pues así las cosas, no cabe duda que es desde el Gobierno donde se encargan de mantener las heridas abiertas, para que quede claro quienes ganaron la Guerra Civil y cuya legitimidad ganada en el campo de batalla no pueda ponerse en duda. Y es que si la cabra tira al monte, la derecha tira al fascismo, en su vertiente patria llamado franquismo.

2 comentarios:

Mikel dijo...

Hombre, primera república democrática después de todo lo que pasó…perdona que lo dude.
Vamos a ver…la ley está para algo y la bandera republicana no puede ondear en un edificio oficial. Y es muy curioso que pregunte qué significa los tres colores de la bandera y ni una sola persona que he preguntado y dice ser republicano lo sabía. Tú llamas franquistas a los del PP, cuando son los jueces los que ordenan retirar esas banderas. Entonces, volvemos hablar de fascistas y rojos después de tantos años, si los del PP no tragan lo que queremos…entonces son unos franquistas. Es ridículo estos debates, en Estados Unidos no hay una ley de banderas y una de la Confederación pude ondear al lado de la bandera de la Unión sin problemas. Pero aquí si hay una ley y pretender saltarse la ley cuando os interesa no tiene razón de ser.

Marino Baler dijo...

Maikel... es que si nos ponemos así, ¿se podría decir que llevamos 40 años de 'democracia'? Porque, vamos... empezando por el GAL y acabando con Gürtel fíjate si podríamos comparar uno y otro periodo.

Simplemente se trata de un homenaje, de la misma forma que se puede poner la bandera saharaui o la bandera de los gays.

Yo llamo franquistas a los del PP porque lo son. en Algemesí, por ejemplo, se negaban a cumplir la Ley de Memoria Histórica y ahora les falta tiempo para denunciar por poner la bandera. En mi pueblo, en el cuartel de la guardia civil había un escudo franquista y lo mismo, tumbaban todas las propuestas de la oposición para retirar el escudo en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, pero no les temblaba el pulso para que la Virgen del Lluch (patrona de mi pueblo) continúe siendo alcaldesa perpetua (nombramiento franquista del año 48) ¿cabe mayor desfachatez? Y ejemplos hay cientos...