sábado, 5 de enero de 2008

Felicidades Majestad


Desde este humilde site quisiera desearle a S.M. don Juan Carlos de Borbón mis más sinceras felicitaciones por su cumpleaños. Hoy hace 70 años en una humilde habitación de la capital italiana nació el hombre que algún día guiaría al inmaduro pueblo español a su periodo de mayor prosperidad en toda su historia. Desde que visitó España por primera vez para su difícil aprendizaje en la misión que el destino le tenía reservada hasta nuestros días, no ha hecho otra cosa que dedicarse en cuerpo y alma a tan ardua misión. Ya van 32 años de su vida los que lleva rigiendo los destinos de España. Más de tres décadas en las que los españoles no hemos aprendido a pensar ni a ser dueños de nuestro propio destino pues lo necesitamos como guía de nuestro pueblo para que nos aconseje y nos de aliento para seguir adelante. El es como el padre que riñe a los niños cuando se portan mal, porque una cosa es que la mayoría de edad legal sean los 18 años y otra la mayoría de edad para poder elegir por nosotros mismos lo que queremos y lo que no. Su sola presencia tiene un efecto pegajoso sin la cual España se desharía como un castillo de naipes, es como el pegamento que une todos y cada uno de los pedacitos de nuestro querido país. Podría comparársele con Moisés que llevó a su pueblo a la tierra prometida y don Juan Carlos, cual personaje bíblico nos lleva a la democracia prometida. Cuarenta años duró el peregrinaje desde tierras egipcias, nosotros ya llevamos 32 y en 8 años su majestad ya habrá cumplido su misión, la de que España sea una verdadera democracia. Lo que realmente le corresponde por historia y por legitimidad: Una república. La III República Española. Entonces, ya podremos andar solitos sin necesidad que nadie guíe nuestros pasos ni nos diga por donde tenemos que ir puesto que ya habremos aprendido a pensar, pero hasta entonces majestad le necesitamos.

¡Qué usted cumpla, al menos, 8 años más!
Salud.

2 comentarios:

Luis López-Cortés dijo...

¡Viva la III REPÚBLICA! Saludos desde Soria, pasaré por aquí a menudo.

Marino Baler dijo...

Gracias. Tengo un gran aprecio a la ciudad de Soria así como a su insigne poeta.

Salud.