domingo, 24 de mayo de 2009

Rectificación


Podría empezar de muchas formas esta entrada pero todas me parecen suficientes e insuficientes a la vez. Por ello iré directamente al motivo de la misma sin dar muchos rodeos.

Hace unos días escribí los motivos por los que cerraba el blog. Motivos debidos a que no tengo tiempo y a los cambios producidos últimamente en mi vida, un lugar nuevo, un trabajo nuevo y gente nueva.

Al explicarlo, posiblemente, usé palabras que no fueron las apropiadas. Reconozco que las formas no fueron las adecuadas y por ello salgo de mi “retiro” para pedir perdón, públicamente, por ello.

He dado muchas explicaciones y también he pedido perdón a gente que está aquí y que me importa, que hacen mi vida más llevadera. Solamente me queda pedir disculpas, a todos en general, públicamente por un texto desafortunado que no debí escribir, fruto de unos malos días. No creía que no se entendiese el significado del mismo y que se produjeran ciertas reacciones por ello. De todas formas si alguien que no me conozca y desconozca mi pensamiento frente a ciertas cosas piensa que lo he hecho con intenciones dañinas particulares que me cuelgue la etiqueta de ruin.

No pensaba que ese texto tuviese las consecuencias que ha tenido. Hay veces que una cosa se sale de madre cuando, esta, ni siquiera debería entrar. Hay cosas que me importan mucho de este sitio y eso es lo que más me ha dolido. Siempre había creído que hechos son amores y no buenas razones, pero en esta ocasión no ha sido así, y han pesado más las palabras que los hechos, y ante eso no puedo hacer nada.

El texto, en cuestión, lo he eliminado. Es lo mejor. Poco más me queda por decir, sinceramente, he tenido días mejores y no tengo ni ganas ni ideas. Además sería redundar porque, creo, que está claro. Así pues, vuelvo a mi “retiro” no sé hasta cuando pero, es posible, que tarde algún tiempo.

Disculpas y hasta que volvamos a leernos.

15 comentarios:

Luis Lópec dijo...

Lo que se escribe desde el corazón, con razón o sin ella, es parte de la vida de uno y, considero, no se deben pedir explicaciones. Ánimo y al toro.

Only dijo...

Opino lo mismo que Luis. Completely.

Un abrazo

Aileon dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Luis. Ahora no recuerdo con exactitud lo que decía tu anterior entrada como para quitarla y tener que dar explicaciones.

Cuídate,
Un fuerte abrazo!

Marino Baler dijo...

Luis, Only, Aileon; Entiendo lo que quereís decir. Mi anterior entrada, es posible, que no fuese bien entendida. Por respeto a ciertas personas que me importan la he borrado aunque no haya servido puesto que nada ha cambiado.

Cuando algo está roto, y me importa, si que intento arreglarlo pero ¿cómo? No es algo que depende de mí. Necesito herramientas para,al menos, intentarlo.

Un abrazo a todos.

Marta dijo...

No seas tan duro contigo mismo Marino. Como tu muy bien dices, quien te conozca un poquico, sabe que en tus palabras no hay mala intención. y desde luego que para mí, no fueron tan importantes las palabras que escribiste, más bien el hecho de que nos dejabas aunque fuese temporalmente.

Así que .... mucho, mucho ánimo, y un gran abrazo!!!

Besos

Anónimo dijo...

MArino estoy contigo, cada uno puede decir lo que piensa y es más te digo una cosa,si a ciertas personas-A, le ha sentado mal,,,pues se siente,no hay ningún motivo para que siente mal, cada uno es libre. Respecto a hechos son amores y no buenas razones, si a cierta persona esto no le sirve es que no merece la pena(entiendeme) nadie manda de nadie.
Hay gente en Andalucia que te quiere mucho más.

Un beso.

Anónimo dijo...

Lo que se escribe desde el corazón es parte de la vida de uno si uno es uno sólo.
Si en tu corazón, en tu vida, en tu realidad y tus escritos hay más personas, qué ocurre?
Lo que se escribe desde el corazón y no sólo implica a uno puede hacer daño, por lo tanto, no se trata de dar explicaciones si no de escribir desde el órgano (corazón), haciéndolo no sólo pensando en uno mismo más también en aquellos a quienes llevamos dentro de ese corazón nuestro.
Cuando alguien nos importa y escribimos, actuamos, vivimos pensando en ese alguien (en muchos alguien que nos importan y en su justa medida) con razón o sin ella, daremos todas las explicaciones que hagan falta para mantener, reparar, recuperar lo que se haya podido perder.

Rectificar es de sabios.
Perdonar también.

Te presto un martillo :-) (Inténtalo)

Anónimo dijo...

Hola Marino!

No sé si todavía pasearas por tu blog y por tanto podrás leer esto pero... por si eso ocurre:

Mi abuela me enseño a ser humilde y creo que aprendí bien la lección pero eso no significa que no me equivoque o que no pueda, sin querer, herir a los demás. Cuando esto ocurre... pido perdón (esto también me lo enseñó mi abuela)

No creo que tu entrada fuese tan hiriente como para tener que borrarla aunque, por supuesto, respeto que lo hayas hecho. Has pedido un perdón que muchos consideramos no era necesario si no lo has conseguido... creo que el problema ya no es tuyo: el que esté libre de pecado...

En cualquier caso, para finalizar y sin ánimo de ofender a nadie creo que tu despedida ha molestado por egoísmo, no por otra cosa.

Besos y cuídate mucho.

Hasta pronto.

Tenta dijo...

NO PUBLICAR. Sólo es un aperitivo para que supieras lo que habría escrito, más o menos, en caso de...
Espero leer tu respuesta poniendo las cosas en el lugar en que deberían estar hace días...

Yo me pongo en mi lugar si tú no lo sabes hacer. Si no lo quieres hacer tampoco has de hacerlo, este es tu blog y yo soy la última que ha llegado. Con irme, todo está hecho sin problemas.
Ello...
Y no tengo que decirte si te quiero o no... Mejor te lo enseño en mi piel...


Buenas noches por la mañana!
Salgo del armario y, como decía Angel Llacer en el chat de OT, doy la cara!

Escribí anónimamente que cuando se escribe desde el corazón se procura no hacer daño a quienes queremos (nadie me ha contestado al respecto...).
Después de leer ciertas cosas dirigidas con mayor o menor "disimulo" a mi, me explico.

El trasfondo de este tema va mucho más allá del texto que escribiera (vuestro querido) Marino.
Es un tema que ya habíamos hablado en más de una, dos y tres ocasiones él y yo.
Si sabes que algo que harás, dirás o escribirás va a hacer daño, procuras (yo al menos lo hago) no llevarlo adelante, aunque tengas que morderte la lengua.
Si te encuentras en ciertas situaciones, procuras pensar en quienes tienes cerca, en la ayuda que te han ofrecido e intentas hacer "balanza"... y pensar en aquello que, a pesar de vivir una situación indeseable en algunos aspectos, pueda compensarte.

Yo respeto totalmente la opinión de cada quién, y como no podía ser menos la de Marino sobre todos los temas. Cada uno es cada cual y, por suerte (dentro de lo que cabe) hoy en día podemos expresarnos libremente.
No voy a ser menos con la persona a la que (supuestamente, claro) estoy queriendo.
Ahora bien, cosa distinta es que, por esa misma (supuesta) razón, haya de decir que todo está genial, todo se hace bien y es maravilloso.
Cuando alguien te quiere de veras, es el primero que debe hacerte ver cuando te equivocas o no estás del todo acertado. Eso es querer para mi gusto también, lo otro tiene distinto nombre...

Las heridas que provocan las cosas son distintas para cada uno. Nos duele lo nuestro, somos así.

Mi abuela me enseñó a no hablar de lo que no se.

No voy a entrar más allá porque tendría que extenderme en demasía y tampoco vale la pena.
Cada quien piense como guste al respecto.

Habría que haber aclarado hace días que el roto está cosido, que ese martillo que ofrecí como herramienta para arreglar lo estropeado ya ha servido para cimentar la estructura...
Queda dicho.

Eres maravilloso Marino. Escribes como nadie y siempre tienes razón!!
Además, tienes un montón de gente en Andalucía y resto de España que te adora!
Marino! Marino!
Club de Fans!!!

(Modo irónico off).

Que os vaya bonito!

Besos y vasos.

Anónimo dijo...

Mnmnm... pues sí, sigues pasando ;D Creo que esa es buena señal.

Mucho ánimo y como ya he dicho otras veces... espera a que el viento sople a favor, sólo tienes que hacer un último esfuerzo.

Luna (ayer olvidé firmar)

Parsimonia dijo...

Hola, amigo:
Desconozco el texto. No lo leí. Creo que tu corazón es bueno y lo demás son manías. No sé a qué te refieres, porque no lo leí, pero sé que no lo hiciste con maldad.
A veces tenemos pensamientos que no sabemos expresar correctamente.
No me gustaría que cerraras el blog, aunque no te lea últimamente, aunque no lea demasiado.
Pero volveré con ganas.
Besos.

Marino Baler dijo...

Todos tenemos un mal día y yo no iba a ser menos. Suelo pensar mucho las cosas antes de decirlas pero he de reconocer que a veces me muevo por impulsos. Mi anterior comentario fue motivo de ello, de un mal día, y si bien no es este mi sitio ideal he de reconocer que hay otros motivos íntimos y personales que me compensan mi estancia en Andalucía y solamente por ellos ya me merece la pena. Aquí tengo a mi hermana y a la persona que en estos momentos forma una parte importante de mi vida y con la que quiero estar y ser. No se trata de egoísmo ni egocentrismo, se trata de prioridades y estar cerca de las personas a las que quieres lo compensan. Con mi anterior comentario hice daño, sin ser mi intención, y lo reconozco, por ello decidí borrarlo. La situación ya está solucionada y espero que con cimientos sólidos.

Gracias por comentar.

Anónimo dijo...

Seguro que muchos nos habremos perdido algún capítulo en la fiesta de despedida de este blog, pero me gustaría añadir dos últimas cosas:

.- Mis comentarios (y creo que la mayoría de los que se han puesto) no iban contra nadie. Unicamente pretendían animar a un amigo que a través de las palabras nos dejaba ver un estado de ánimo distinto al que le deseamos.

.- Me alegro (o nos alegramos) de que todo esté solucionado y ojalá eso signifique que se abre el telón de nuevo pero aprendamos que un blog en el que cualquiera puede opinar no es el lugar de "dos".

Ahora que el viento sopla de nuevo a favor ¡Toda la suerte del mundo!

NENA dijo...

Hola Marino, me alegro de que ya esté todo solucionado, aunque te diré, sé SIEMPRE TÚ. Lo único que quiero es que estés bién y seas feliz. Ánimo.

TE QUIERO.

Marta dijo...

totalmente de acuerdo con el comentario del último anónimo.

un abrazo a todos.