martes, 18 de agosto de 2009

¿Quién es... X?



Parece ser que si no dices algo y molesta es como si no hubieras dicho nada. Eso tiene un problema, y es que hay quién se cree por encima del bien y del mal y no puede soportar no tener la última palabra.

Estos días ha ocurrido, que en un periódico digital de mi pueblo en el que participo, he tenido distintos puntos de vista con un comentarista que allí participa, un tal Pedro Benedito ,que es Presidente de la Junta de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de mi pueblo (¡Sancho, con la iglesia hemos topado!). Pedro es una persona que presume, a pecho descubierto, de poner su verdadero nombre y verdadero apellido en todos sus comentarios, por eso lo cito, y no lleva bien que la gente use seudónimos o nicks para escribir. Pues bien, yo, en ese periódico uso el nick de Benito para comentar y el de Marino Baler para escribir artículos, entre otras cosas porque no tengo que promocionarme por nada ni tengo nada que vender. Sinceramente, yo antes no sabía ni quien era esa persona, ahora ya lo sé, y estoy seguro que si él pudiera llevaría un cartel colgando, para que todos supieran quién es, o pondría su foto cada vez que comenta. Es lo que tiene la egolatría. Pues bien, al principio yo solo era Marino, pero cuando el administrador me ofreció ser articulista elegí ser Marino solo para artículos y Benito para comentar, porque quería diferenciar lo que era el articulista del comentarista.

Pues bien, como decía de Pedro, he tenido, con él, divergencias ideológicas que no vienen al caso, y en una de las que no nos poníamos de acuerdo, decidí dejar el tema y no seguir, puesto que era una conversación que no llevaba a ningún sitio. Pero parece ser que, el hermano Pedro, no podía soportar que yo pasase del tema, y se puso a buscar por Google mi nick y el nombre del periódico para localizar mis comentarios. Casualmente encontró un foro en el que escribo y en el que yo al citar el nombre del periódico en dicho foro, apareció en Google y de ahí, entrando en mi perfil dio con este blog y descubrió que Benito y Marino Baler son la misma persona.

Impresionado por el hallazgo, que podéis leer aquí, le escribió una carta al director para publicarla. Según él lo descubrió por “casualidad”. Cosa totalmente falsa puesto que para responderme en no sé qué tema estaba buscando mis respuestas, comentarios y bla, bla, bla. O sea, parece que estaba obsesionado conmigo. Supongo que Pedro se permite el lujo de mentir porque como tendrá bula no temerá ir al infierno y aplica aquello de "a Dios rogando y con el mazo dando" (nunca mejor dicho). Lo que ocurre es que el Señor Presidente de Junta de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de mi pueblo, no sabría que el director sabía que yo era Benito y Marino, porque yo se lo había dicho hacía tiempo y no puso ninguna objeción. Como se puede observar él siempre quiere tener la última palabra ¿Qué le vamos a hacer? Yo, los tiempos del colegio, esos en los que se contestaba al compañero con "y tú más" ya los he pasado, así que, por respeto a los demás comentaristas y al administrador, paso de convertir esto en un toma y daca que seguro al hermano Pedro le daría más publicidad.

Pedro dice que todos tenemos que estar identificados ¿Cabe mayor jilipollez que pedir que todos se identifiquen siendo un simple comentarista? El que lo quiera hacer que lo haga, pero que no diga que los demás lo tienen que hacer. Yo solamente sé que firma como Pedro Benedito ¿y me lo tengo qué creer? Identificación es nombre, apellidos, DNI, teléfono, etc. Datos que él, por supuesto, no ha dado ¿De qué serviría decir que me llamo Juan López si no aporto más datos? Como podemos ver, una cosa sin pies ni cabeza. Pero todavía queda gente que añora los tiempos en los que había que identificarse con solo ver un guardia. Serán cosas de la edad.

El decía que quería denunciar una mala práctica que había detectado. Yo, ahora, espero que identifique a todos los demás comentaristas y que demuestre que no ha venido a por mí, por la forma irónica de comentar que tengo, porque no adulo al partido gobernante en el ayuntamiento (PP) o porque lo he dejado colgado en medio de una conversación y su orgullo no puede permitir que otro tenga la última palabra. Nunca se sabe y a lo mejor alguno de los comentaristas es algún famoso. También espero que investigue si en el ayuntamiento hubiera, o hubiese, algo irregular. Esperaré el resultado de sus investigaciones.

Por otra parte al hacer, el hermano Pedro, público el nombre de este blog (no sé hasta qué punto es ético, o legal, dar información pública de otra persona sin su consentimiento) estoy recibiendo muchas visitas, supongo que de paisanos, y por ello me veo en la obligación de escribir estas líneas. No, no voy a denunciar a nadie por haber mancillado mi honor, entre otras cosas porque no soy pepero (siempre en los tribunales defendiéndolo) y hace falta algo más que esto para ello (tampoco tengo muy claro cuál es el concepto de la palabra honor). Y no, no he negado que yo era la misma persona puesto que no tengo problema en admitirlo (me imagino a Camps en mi lugar: Que soy Benito pero no Marino, que soy Marino y no Benito, que no soy ninguno, que soy los dos, que Marino es mi primo y Benito mi hermano… no entendemos).

Es posible que alguno piense que estoy molesto, enfadado o lo que sea por este hecho. En absoluto, mi conciencia está tranquila y quién lo tenía que saber lo sabía, por lo tanto no tengo nada de lo que lamentarme. Lo único las formas, en las que, posiblemente, si le hubiera pedido explicaciones al administrador, este en privado se lo hubiera contado, y no hubiéramos llegado a este circo. Aunque supongo que habrá sido así, Pedro habrá insistido en publicar la carta para desenmascararme (qué gran detective ha perdido el CNI). Solamente estoy molesto con una cosa, y es que con esta acción, Pedro, ha atacado al periódico dando a entender que unos gozan de más privilegios que otros y eso es algo que debería haber sopesado, porque no es cierto.

Pero bueno, Pedro, como buen conocedor de la caridad cristiana, al estar relacionado con cosas eclesiásticas, siempre tiene que ser justo en sus decisiones, y obrar según le ilumine Dios. Seguro que con esta acción se habrá acercado un poco más al Altísimo, al denunciar un hecho que ataque a la moral como este. Lo religioso siempre velando por las santas costumbres y denunciando hechos graves (ahí estaba la Santa Inquisición).

Todavía hay palmeros que dicen que es una de las personas más importantes y respetables de Alzira. Bufff, no quiero pensar que me he “enfrentado” a un poder fáctico de mi pueblo, pero de todas formas es un honor que alguien tan “importante” se tome tantas molestias por un servidor. Lo sea o no lo sea, os puedo asegurar que yo aprecio a mi pueblo como para no decir ciertas cosas, aunque sea por peloteo.

Así pues, cuando en la procesión de Semana Santa (es curioso como la Iglesia, con más muertos a sus espaldas que el nazismo y el comunismo juntos, a lo largo de la historia, goce de la aceptación que tiene, pero esto es otro tema) salga, en compañía de las autoridades eclesiásticas y municipales, no me extrañaría que alguien quiera hacerse una foto con él o pedirle una foto dedicada por haber desenmascarado a Benito/Marino Baler. Esto me recuerda un épico episodio histórico.


Estaban Escipión el Africano y Aníbal, solos, después que el romano venciese al cartaginés en la batalla de Zama y que supuso su derrota final, y le preguntó Escipión:

¿Cuál ha sido para ti el más grande general de la historia?

Alejandro – Contestó el cartaginés.

¿Y el segundo?– Siguió preguntando el romano.

Pirro – Respondió Aníbal.

¿Y el tercero?– Continuó Escipión un poco indignado.

Yo – Dijo Aníbal con una leve sonrisa.

Pero… ¡Yo te he vencido! Soy mejor que tú. – Gritó el romano enfurecido.

Si, es cierto que me has vencido. – Dijo Aníbal mirándolo a los ojos. – Pero tú serás recordado como Escipión, el hombre que venció a Aníbal, y yo pasaré a la historia como Aníbal, el general cartaginés.


Pues eso. Algo tendré cuando el Presidente de la Junta de Hermandades y Cofradías de la Semana Santa de Alzira (¿no existirán iniciales?) y “una de las personas más importantes y respetables de mi ciudad” se toma tantas molestias por mí, buscándome por la red cuando yo ni siquiera sabía que él existía, ni quién era y su vida, obras, milagros y comentarios me importan tanto como un accidente de bicicleta en Pekín. Tampoco quiero dedicarle más tiempo. No se trata de que alguien, desconocido por el gran público, aunque ahora lo conozcáis un poco más, se haga famoso a mi costa. Solo faltaría que acudiese a DEC o La Noria para darse a conocer, aún más. Espero que no se queje por haber escrito este artículo en mi blog, y que no mueva sus contactos para no permitirme la entrada a mi pueblo, o declararme persona non grata. A pesar de todo, quiero pensar, que no es mala persona.

A todos aquellos que visitáis mi blog, gracias a las investigaciones de Pedro Benedito, sed bienvenidos.

Por cierto, siempre he admirado a Aníbal, aunque la foto del artículo sea de Escipión (a buen entendedor, una imagen basta).

8 comentarios:

sallopilig ref dijo...

Me encanta, cuando no hay nada que hacer, a que se dedica el tiempo. A "chorradas".

Genial, me he reído un rato. ¡ Y me seguiré riendo!

La vida tiene colores de todos los matices, unos maravillosos, otros risibles.

Un saludo.

Marino Baler dijo...

Pues sí, eso parece. Ni Mortadelo y Filemón tienen tantos logros en sus investigaciones.

Un saludo y bienvenido a mi blog.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Los nicks los puedo tolerar...en la medida de que no se usen para denostar e insultar a otros. Sentido común, ¿no te parece?

Ahora...me gusta que la gente sepa quién soy y cómo soy, pero cada quien sabe lo que hace con ese dato (que de seguro a muchos no le importa); pero no diferencio del que escribe en su Blog al que comenta en otros porque es mi mirada de ver las cosas...que no es indivisible en mi postura.

Tuve un tiempo en la escuela en que era, como Pedro, el que siempre buscaba tener la última palabra; ahora, en varias ocasiones he tenido que otorgar...quizás no le haga muy bien a mi salud por un lado, pero mentalmente me permite no quedarme pegado.

La mala práctica está en el fondo, no en la forma...como he leído en la página que linkeaste donde se dio esta polémica. Por otro lado, si bien tuviste que "salir del closet" en cierto sentido, tienes más visitas y eso, en tiempos de vacas flacas en la Blogósfera, no es malo.

Recuerdo el caso de un Blogger nacional (que usa seudónimo, por cierto) que se da aires de gran periodista por tener una página más desarrollada con dominio .cl. Tiempo atrás, hizo una especie de mofa con mi nombre y mis aspiraciones políticas...me molestó al comienzo, pero después pensé en la sabiduría del Quijote y dejar que los perros siguieran ladrando.

Si me buscan, me encuentran...pero no hay que hacerse mayor mala sangre. Por cierto...la historia de Aníbal y Escipión tiene varios paralelos. ¿O alguien recuerda a la primera quién derrotó a Napoleón en Warerloo?

Saludos afectuosos, de corazón...y espero aceptes mis disculpas por la extensión en los comentarios.

Marino Baler dijo...

Luis Alejandro; Tampoco le doy demasiada importancia al personaje. Supongo que su vida es aburrida y la mía le ha parecido interesante... afortunadamente es virtual, si fuera real, ese interés, ya sospecharía... Cierto, Napoleón, sería otro ejemplo como el de Anibal. El duque de Wellington no sería recordado si no fuera por Napoleón.

Un saludo.

pasoslargos dijo...

amen........

subscribo las palabras de mi ermano marino baler.

cierra españa.

Marino Baler dijo...

Hermano, siempre es un placer contar con el apoyo de españoles como tú dispuestos a apoyar a otro español.

Un saludo.

Parsimonia dijo...

Bueno, parece que llego tarde a leer esta polémica.
Personalmente considero el pseudónimo como una forma legítima y aceptada históricamente para utilizar en lugar del nombre propio. Son muchos los que los han utilizado por diferentes causas (miedo a ser perseguidos por sus ideas, miedo a no ser valorados, en el caso de mujeres, por timidez, por divertimento, etc).
Como el fin de algunos artículos puede ser el crear debate dialéctico, lo mismo da que sea una persona conocida o un personaje, la cuestión es rebatir o adherirse al tema de una manera argumentativa y honesta.
Ahora, si lo que quiere el "contrincante" es buscar al tío y romperle la cara porque no le ha gustado lo que ha dicho, o buscar ese tipo de argumentación falaz "ad hominem", pues entonces sí, entonces necesitará saber nombre y apellidos, en qué lugar vive, con quien se acuesta, quien es su familia, etc, etc, etc.
Seamos civilizados y cultos y aceptemos que un pseudónimo no es más que una forma válida de proponer ideas desde un lugar seguro que, a menudo, las circunstancias históricas no permiten.
Bessets

Marino Baler dijo...

Parsimonia: Como dijo el poeta: "Nunca persegui la gloria ni dejar en la memoria de los hombres mi canción". Así que como yo no quiero ser conocido prefiero firmar con seudónimo. Esta persona parece ser que no es el caso. Lo bueno que tiene la cosa es que nos conocemos todos. Si en Semana Santa estuviera en mi pueblo haría un enorme esfuerzo y acudiría a ver la procesión solo por verlo a él, acercarme (anónimamente) para que me firmara un autógrafo. Seguro que su ego se ve colmado.

Un besset.