sábado, 27 de febrero de 2010

Casualidad del Alma


Y de nuevo la he vuelto a ver. Alma.

Fue hace unos días, en un programa de televisión. Que casualidades tiene la vida, pero ¿qué es la casualidad sino una circunstancia inesperada? Allí estaba, de pie, presentándola. Yo, abstraído, la miraba desde casa, sus gestos, su expresión, he vuelto a escuchar su voz, todo lo conocido por mí.

¿Ha pasado tanto tiempo? Más de nueve meses sin vernos, ella, ahora, más. Pero estaba igual, especialmente hermosa, como siempre.

Porque me he empeñado en no olvidarla, aun sabiendo que debería hacerlo, aun sabiendo que hay cosas imposibles, el destino me la ha mostrado, una vez más.

Y he vuelto de nuevo a vivir, a sentir, a pasear por la calle Antonio Machado, a recordar un Góngora bobo de la pluma de Quevedo, un rincón de cafetería y una hermosa puesta de sol. De nuevo he vuelto a oler un perfume, a notar la suavidad de una piel escondida en mi tacto y a ver su peca en la parte derecha de la nariz.

No ganó. Difícilmente se puede hacer teniendo a Gonzalo Miró para ayudarte. Un… Podría decir hijo de papá pero no lo sé, lo definiré como pijo con suerte, cuyo apellido es lo que le permite dedicarse a lo que hace, que no sus aptitudes. Decía que no ganó, pero eso es lo de menos, a mí hace tiempo que me ha vencido.

¿Por qué serán así las cosas? Empecinado en vanas luchas que van a dejar heridas. No puedo engañarme, o quizás lo hago, sólo espero que mi Alma no esté perdida, pero ¿es posible hacer que el agua de una cascada remonte? ¿Es posible robarle el alma al aire? Solamente quiero tener la mía, con todo.

15 comentarios:

Mariluz Arregui dijo...

Ánimo, Marino..y suerte.

Un abrazo

Luis Lópec dijo...

Joder, que bien escribes, colega.

Aileon dijo...

Ojalá tuviera las respuestas. Claro que, si fuera así, las preguntas perderían toda su esencia.

Un abrazo!

Ulysses dijo...

Ojalá pudiéramos robarle el alma al.aire. Muy bien escrito.

PD. El terremoto de Chile fue 50 veces mas grande que el de Haití. y el epicentro fue a 400 km de Santiago cerca de la costa. En estos momentos hay otra réplica.

Saludos

Felipe dijo...

Ojalá no fuese sólo en la tele.
Bellísima entrada y un poco triste

Saludos

Marino Baler dijo...

Mariluz; Gracias. La suerte es un factor importante.

Un besset.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Luis; Viniendo de ti es todo un halago. Muchas gracias.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Aileon; Yo te hacía perdida en un apartahotel.... Hay respuestas que son retóricas, la respuesta va implícita. Esas no tienen respuesta concreta.

Bessets.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Ulusses; Bienvenido al blog.
Desconocía que era de tal magnitud el terremoto. Contra esas cosas poco se puede hacer, solamente esperar que sea lo menos doloroso posible. Mucho ánimo y deseo que estés bien.

Un saludo.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Felipe; Quién sabe si algún día volverá a ser en realidad.

Un saludo.

tag dijo...

Desde luego, que casualidades nos depara a veces el destino ¿verdad?, es este caso la television fue tu aliada para contactar aunque solo fuera visualmente con Alma.

No hay nada imposible, asi que continua recordando a tu Alma y no la dejes escapar, quizas el destino os vuelva a dar otra oportunidad muy pronto.

Y espero que en esa ocasión no aparezca Gonzalo Miró para aguar la fiesta, porque el pobre se lució, jajajaja.

Un besito

PEGASA dijo...

Marino, ando un poco aislada nuevamente, ya conoces mis bajadas y mis subidas. Y no creas que se me olvidó que este mes de febrero había un día especial...pero estoy embullida en mi misma y todas las tareas que tengo pendientes. Una de ellas, en la que tan desinteresadamente me ayudaste a resolver preguntas en alguna ocasión.
Sé como te sientes y te digo de corazón que nunca es tarde, te lo he dicho tantas veces, las mismas que tú te empeñas en cerrarte a ti mismo las puertas y las oportunidades.
Las piedras a base de golpes se van rompiendo y donde hubo fuego, siempre quedaron rescoldos. Solo tendrías que avivarlos y estás tardando demasiado, mi querido amigo... Ayyyy hazme caso que te alegrarás...
Besitos

Mnemósine dijo...

La casualidad....casi ná!! la suerte y la casualidad vienen cogidas de la mano. Un beso

Casteee dijo...

Una de las cosas que estoy aprendiendo en esta vida, que las cosas no pasan por casualidad, sino porque tienen que pasar, a lo que nosotros llamamos "casualidades" son pequeños toques de la vida, que nos avisa, en ese mismo instante no nos damos cuenta...

A la pregunta "Si es posible hacer que el agua de una cascada remonte", la respuesta es que si, pero de ti depende de como hacerlo...

Besos

myself dijo...

Precioso escrito, Marino, triste y melancólico. Si te merece la pena, ve a por ella, deja a un lado lo que hubiera podido ser y busca ese Alma enamorada. BESINES.

Anónimo dijo...

Hace mucho tiempo un amigo me recordaba el siguiente discurso de William Wallace:

“Luchad y puede que muráis. Huid y viviréis, un tiempo al menos. Y al morir en vuestro lecho, dentro de muchos años, no estaréis dispuestos a cambiar todos los días desde hoy hasta entonces, por una oportunidad, sólo una oportunidad, de volver aquí a matar a nuestros enemigos. Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán la libertad”

Sin embargo, no quieres admitir que si alguien te corta las alas, eres tú mismo.

Dejé de escribir en este blog porque los comentarios, que otros y yo misma hicimos, pudieron causar más perjuicio que otra cosa en una relación de dos. Y ahora… me entristece ver que sigue siendo más fácil escribir en tu blog, para sentir el calor de los demás, que coger el teléfono y marcar el número que te conecte con tu Alma.

¡Ojalá algún día logres librarte de tus miedos y seas feliz!

Cuídate!

Marino Baler dijo...

Tag; Sí que es casualidad. En cuanto a Miró, espero que en su vida haga algo productivo.

Bessets.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***
*** *** *** *** *** ***

Pegasa; Espero que lo tuyo te vaya bien. Gracias por todo, pronto será el tuyo también que no me olvido.

Un besset.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***
*** *** *** *** *** ***

Mnemósine; Últimamente mi suerte, en general, está un poco distraida... a ver si vuelve.

Bessets.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***
*** *** *** *** *** ***

Casteee; No sé, siempre se suele decir que cosas más difíciles se han visto, pero en este caso, creo que ya está todo visto. Me gusta tu nuevo look :)

Un besset.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***
*** *** *** *** *** ***

Myself; Gracias. Se te echa de menos por estos lares.

Bessets.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***
*** *** *** *** *** ***

Anónima; Recuerdo esas palabras de William Wallace, yo las he pronunciado en alguna ocasión. No se trata de cortar alas. Se trata de saber que no tendré.
Espero que vuelvas a escribir, siempre eres bienvenida. Es tan complejo todo... quizá lo entenderías, posiblemente, hablando, tomando un café.

Gracias por volver. Un besset.

Tenta dijo...

¡Ay! ¡Qué potito y qué herposo! (que dirían Martes y 13).
¿Cuántas entradas “Almánicas” van ya? ¿Dos, tres?
Jo, ¿y ella?
¡Oh más dura que mármol a tus quejas y al encendido fuego en que te quemas más helada que nieve!
Ya me gustaría a mi que alguien me quisiera así, como escribes.
O quizá no.

NO. Definitivamente no.
Yo quiero que lo hagas, no que lo escribas.

Hablas de mi (sí, soy Alma) como si fuera el comienzo y fin de tu mundo.
Describes, hasta los más mínimos detalles, todo lo que soy para ti.
Me recuerdas y añoras.
Me buscas y, ¡vaya! me encuentras hasta en la tele.
Soy tu Hypatia.
Según escribes en tus textos, soy todo lo que esperabas.
Cubro tus huecos.
Lleno tu intelecto con aquello que consideras enriquecedor, tu inquietud de casi todo, tu pasión, tus deseos…

¿Entonces?
¿Será que mientes?
¿Mientes a quien te lee y te mientes a ti mismo?
Mentir, entiéndase, porque en realidad, eso no es suficiente, ni válido, ni tan estupendo como cabría esperar por tus palabras.
Soy todo eso que escribes y, sin embargo, te aferras al único hueco que no quiero y no puedo (o viceversa) cubrir.

Eso, entre otras cosas es lo que nos diferencia.
Tú eres tú, para mí no hace falta más.
No preciso algo más que a ti.
No quiero una semilla tuya, un apellido que compartir en otro alguien ni un tú en miniatura en quien volcar mis enseñanzas… ni otras cosas.

Yo solo quiero aprender de ti y enseñarte.
Compartir y compartirme contigo, y quedarme con tus trozos.
Ver llegar la III de tu mano.
Escribirte sonetos.
Enfadarme contigo porque me llamas estas tonterías que me llamas para enfadarme.
Y reinos por tonterías.
Que me riñas por los “aos” y las palabrotas.
Que me pidas mil veces que me case contigo.
Que me robes el lunar de la nariz que lleva tu nombre.
Pelearnos por Guiomar y Leonor, Juan Ramón y Machado, el valenciano y el catalán…

Otra diferencia entre nosotros es que yo no escribo en un blog lo que siento.
Lo tengo que escribir por las calles, fuentes, semáforos (rojos para besos), muelles (con o sin puestas de sol), cementerios, hoteles, rincones de cafés y muchos más lugares que compartimos y en los que yo sigo viviendo, y viviéndote…

Nunca te he mentido. No te dije sí cuando es que no.
He sido siempre lo mismo, la misma.
Tienes un puzzle que describes perfecto, y sin embargo, guardas una pieza, la escondes para que quede incompelto y sigues escribiendo.
Yo soy esa mujer a la que tú quieres en tus textos, y esa es la pena, solo es tan maravillosa en tus textos.
Soy todo menos una cosa, y como pesa más que el resto, se acaba.
Escríbelo claro.
Alma, la mujer estupenda, no quiere ser madre, no va a ser madre.
Es muchas cosas, podrá ser muchas otras (para mi y conmigo), pero no será madre, y eso pesa más que todo el resto.

Tú, para mí, eres por ti. Sin textos.

Anónimo, me permito decirte unas palabras en primera persona.
Nunca lo escrito por otros afectó a una relación de dos. Siento que pareciera así.
Afectó, en su momento, lo escrito por él pero eso quedó atrás.
Y, como verás, reitera mis palabras en su respuesta para ti y se aferra a lo que no tendrá en lugar de lo que sí tiene, tuvo, podría tener...
Vivirá mil pasados, escritos en sus textos, pero dejará un futuro que vivir.
¡Qué bonito es citar a William Wallace!

Espero que no dejes de venir al blog porque sé que le gusta que estés, ya te lo dice.

Yo no habría de volver, pero… influencias de mi Pedro.
Que os vaya bonito.
Haced que os vaya, pero procurad que no sea solo en los textos, que lo sea en la vida.

Marino Baler dijo...

"Todo pasa y todo queda"... Así empieza una canción de Serrat dedicada a Machado.

Supongo que esto es el fin, el definitivo. Poco (nada) más podemos hacer o decir.

No se trata de que yo tenga en cuenta solamente esa parte del puzzle, es que si a un puzzle le falta una pieza está incompleto y, esa pieza, a mí no se me da, se me niega para poder completarlo.

Cada cual lo ve de una forma distinta, ni hay culpables ni inocentes. Aunque me pese, aunque me duela, así son las cosas.

Tú no quieres ser madre, yo quiero tener, en un futuro, hijos, ¿cómo lo hacemos? ¿Cuál es la solución? Yo no puedo obligarte a ti y tú no puedes privarme a mí. Eso es todo.
Simplemente formas distintas de ver las cosas. Todo es un uno y una mínima tuerca que faltase, aunque fuera en la torre Eiffel, sería suficiente para que se viniera abajo. Todo es un conjunto. Está claro que para cada uno de nosotros, ese conjunto es ditinto.

Sé feliz.