martes, 30 de noviembre de 2010

Sueños de papel


Hemos vuelto a vernos. De la forma más insospechada, de la forma más casual… sin saberlo.

Yo bajaba las escaleras de un edificio, a la derecha estaba el ascensor. Llegando, al ir acercándome, veo que las puertas se abren y al pasar, de soslayo, veo una figura que al salir da un paso atrás y se queda quieta. Es posible que sí, pero no giro la cabeza para asegurarme. No creo en imposibles.

Salgo del edificio y a pocos metros pasas por mi lado, rozándome, caminas con paso acelerado. Estoy seguro que tú sabes que soy yo. De repente pronuncio tu nombre y te detienes sin darte la vuelta. Ahora tengo la certeza que me habías visto.

Camino unos pasos hasta alcanzarte y te miro. Tú me sonríes. Yo te sonrío. Ambos en silencio.

"Estás especialmente hermosa". – Es lo único que me atrevo a decir.

Continuamos sin decir nada, solamente mirándonos, e instintivamente nos damos un abrazo.

Pero algo pasa. Me voy separando de ti mientras tú te quedas quieta. Oigo un ruido atronador que me aleja hasta que desapareces. Mi mano se posa sobre la mesita y apaga el despertador. Trato de volver pero ya no estás, has desaparecido. Al menos me quedo con eso. Sabía que volvería a verte, que aquella no sería la última vez.

Me levanté, me duché y continué el día pensando. Haciéndome preguntas cuya respuesta no quisiera conocer. Ha pasado mucho tiempo y como dijo Neruda:

"Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos".

Yo continuaré haciendo barcos de papel.


7 comentarios:

Parsimonia dijo...

Puedes escribir mil historias de amor inventadas, pero cuando las vives experimentas lo mejor de la vida, aunque en tu caso sea tan triste.
Me emocionó tu historia y la música. Qué belleza de voces.
Besos.

Ysupais dijo...

Me ha gustado tu pensamiento... y bien dice Neruda, que ya no somos los mismos...ni el agua que pasa por el rio tampoco vuelve a pasar.
Un saludo.

Ella dijo...

Y si no recuerdo mal, creo que es de Calderón de la Barca aquello de...
¿Que es la vida? un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.
Cuídate Marino ;)

Anónimo dijo...

Yo lo hago cada día también. Le veo.
En cada arco, de medio punto, de herradura, de... flechas...
En cada bombón con hielo que no pido aunque lo piense porque él no está.
En cada semáforo en rojo en que me espero para robarle un beso.
En cada matrícula que repite sus números y le busco.
Le veo...

Carmen Rueda dijo...

Que bonitoooooo!!!!!. Joo a veces hay sueños de los que no se quisieran despertar.

Besos

Casteee dijo...

Jean Paul dijo: "El recuerdo es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados"

Besos :-)

Valeria dijo...

Hola. No estoy muy segura lo que decía Freud de los sueños, pero algo tienen que ver con nuestro interior. Arreglar algo pendiente o que tienen que ver con nuestra vida.
Me ha gustado la entrada. Las cosas son así y en los sueños se proyectan cosas.
En este tipo de sueños es inevitable hacerse preguntas sobre su significado y traen recuerdos. Precisamente, como las cosas no son como muchas veces queremos tenemos miedo a saber respuestas.
Yo también he tenido este tipo de sueños, es más, dudo que no haya nadie que los haya tenido.
En mi caso quise ir más allá, buscar respuestas a ese sueño, después de mucho tiempo, y me fue bien, pero no todos tienen que tener el mismo final.
"Los sueños, sueños son", ya lo dijo Calderón.
Depende de cada uno saber las respuestas, aún a riesgo de ser dolorosas.

Un beso.