sábado, 20 de julio de 2013

Mi opinión sobre la derecha



Hace unas semanas, Benja, del blog Patria Valenciana, hacía una entrada en lo que para él es la izquierda. Entré en diálogo con él en los comentarios, pero llegados a un punto le dije que prefería contestarle mediante una entrada y darle mi visión de lo que es la derecha, ya que en los comentarios la respuesta hubiera sido excesivamente larga. Antes que nada, quiero matizar que él, a pesar de ser derechas, es una persona con la que se puede mantener una conversación de política sin llegar nunca a la falta de respeto. Lo conozco virtualmente hace algunos años, por haber coincidido en algunos foros de internet (hoy, por desgracia, casi desparecidos), y aunque haya divergencias políticas es, probablemente, la única persona de derechas con la que me sentaría a charlar del tema sabiendo que al levantarme habría disfrutado de una buena charla.
Probablemente, si alguien de derechas lee esta entrada lo más seguro es que diga que no se ve identificado (ya aseguro que en su interior es lo que pensará); por lo tanto, la primera pista para adivinar que estamos ante uno de derechas es la hipocresía y el cinismo.
Una persona de derechas, aunque abiertamente no lo digan, siente vergüenza de sus ideas y de su pasado político. Probablemente esta vergüenza se pueda traducir en una falta de argumentos para defender sus ideas. En España tenemos un claro ejemplo de ello. Cuando se habla de la Guerra Civil y la dictadura franquista siempre esgrimen el mismo argumento: “no hay que mirar atrás…”, “hay que dejar el pasado…” o, incluso los que se atrevan a discutir sobre el tema lo justificarán satanizando a la II República tirando de manual hablando de la quema de iglesias; asesinatos de católicos, curas y monjas; el comunismo; Paracuellos y demás cantinelas que no demuestran más que su ignorancia. Sí, en este país, la derecha no ha condenado el alzamiento nacional del 18 de julio que, por otra parte, me parece normal en ellos, ya que sería condenar su propia historia… aunque tampoco se atreven a justificarlo excusándose en lo que anteriormente he citado. Este podría ser el ejemplo más claro de hipocresía y cinismo.
Por otra parte, en lo referente a lo social también se aprecian diferencias notables. La derecha prefiere la caridad frente a la justicia y la igualdad. Es impensable movilizaciones de gente de derechas contra la corrupción, los privilegios políticos o a favor de la sanidad y educación públicas. Ellos, conservadores, que se creen que su estatus les viene por ser una especie de elegidos por alguien (de esto hablaré más adelante), procurarán afianzar, todavía más, su posición y luego ya veremos. Solamente tenemos que ver cómo está el país, ¿alguien se imagina a los de Nuevas Generaciones (o Degeneraciones) del PP saliendo en la calle manifestándose contra la corrupción o contra la nueva subida de tasas universitarias para el próximo curso? Yo, sinceramente, no lo imagino.
En cuanto a creencias religiosas, ¿qué decir? Este podría ser, junto al tema de la Guerra Civil, el mayor ejemplo de hipocresía y cinismo del que hacen gala. Muchos aspiran en ir al cielo y estar con Dios… pero cuanto más tarde mejor, mientras tanto los paraísos que más les gustan son los fiscales, por supuesto. Supongo que les tiene que dar un ‘gustirrinín’ especial salir en procesiones al lado del eclesiástico de turno luciendo su sonrisa y dando muestras de su fervor, así como asistir a cuantos actos religiosos sean necesarios; por desgracia Jesús solamente expulsó a los mercaderes del templo una sola vez. Si tuvieran vergüenza, dignidad o un mínimo sentido religioso no participarían de eso saraos. Esto daría para otro artículo sobre aquellos que se autoproclaman creyentes pero hacen la religión a la carta. La Iglesia, por poner un ejemplo, es clara respecto a la homosexualidad y, ¿cuántos hay de derechas que son gays y lesbianas y le besan la mano al obispo? Incluso políticos… pero claro, el salir del armario es algo que no está bien visto entre esta gente, ¿cuántos de derechas usan métodos anticonceptivos o abortan? Como he dicho anteriormente, cinismo e hipocresía.
La derecha tradicional siempre ha gozado de una buena posición económica que le ha permitido vivir sin tener que preocuparse del día a día. Mientras que otros salían al extranjero a ganarse la vida, ellos lo hacían para tumbarse en alguna playa caribeña.
Por supuesto, la educación y la sanidad no son problemas. Lo tienen claro: el que pueda que se la pague y el que no que se joda. Lo que estamos padeciendo en España desde que están en el poder el PP no tiene precedentes. Un ataque brutal a las clases medias y bajas. Aparte de amnistías fiscales para amiguetes, eso sí, el pobre currante que no piense en engañar a hacienda (que se supone que somos todos).
En fin, más o menos esto es lo que pienso, en líneas generales de lo que es la derecha. Podría profundizar y poner más ejemplos, pero creo que sería redundar.
La segunda parte de este post sería “¿Por qué soy de izquierdas?”, pero es algo que dejo para otro día. Esta entrada estaría inconclusa si doy una opinión sobre unas ideas contrarias a las mías sin justificar las mías propias.

5 comentarios:

Benja dijo...

Quiero leer con tranquilidad para que no se me escape nada, antes de responder.Pero quiero agradecerte lo que dices sobre mí,que es lo mismo que yo pienso sobre ti.
Creo que sabrás que mi familia es mayoritariamente de izquierdas “alguna vez lo he comentado”, hasta mi madre militó en la ZNT,creo que me educaron bien en la democracia y en aceptar las ideas de los demás aunque yo no las comparta.
Benja es la abreviatura de mi nombre y es como me llaman la familia y los amigos, estaba un poco cansado de usar un seudónimo y lo cambié.
Cualquier día de estos escribo una entrada y explico porque soy de derechas.
Saludo

Benja dijo...

En primer lugar quiero aclarar; que siempre que hablamos de “derechas o de Izquierdas”, debemos tener “in mente” a qué derecha o izquierda nos referimos.
Yo me considero por encima de todo regionalista/nacionalista valenciano de derechas y para nada me identifico con el PP ni con sus ideas.
Yo defiendo por encima de todo el derecho que tenemos los valencianos a tener nuestra lengua, nuestros elementos simbólicos y culturales propios, sin que tenga que venir nadie de dentro o fuera de nuestra tierra a decirnos;que lo que siempre yo he considerado como algo propio de los valencianos” no lo es”.
Y como los partidos de izquierda en general defendían y defienden esa unidad lingüística y cultural con los “Països Catalans” me hice de derechas y de UV,y para nada me avergüenzo de lo que soy, me siento muy orgulloso y jamás renunciaré a mis ideas porque sería como renunciar a Valencia.
Se que cuando hablas de los que sienten vergüenza de ser de derechas no te refieres a mi,pero el que se avergüenza de algo,es que algo tiene que ocultar ”allá ellos y su conciencia”.
Algunos miembros de mi familia murieron o fueron heridos con apenas 18 años en la guerra,algún otro tuvo que huir de España,cuando un amigo le dijo que estaba en la lista de los que iban a detener para fusilarlo y otros pagaron con cárcel el haber luchado por la república , por lo tanto como la mayoría de la gente de derechas,no somos para nada herederos del franquimo”como se nos acusa”.
Yo pienso que el pasado no hay que olvidadlo para no volver a cometer los mismos errores, pero después de 80 años de acabada la guerra y 35 de democracia,no podemos estar reviviendo una época nefasta para nuestro país todos los días,esto crea muy mala sangre y al final habrá lío,lo que tengo claro que no podemos volver a las dos España.
Las guerras sacan lo peor del ser humano,en ambos bandos se cometieron todo tipo de atrocidades,y me da igual que unos fueran golpistas y los otros elegidos en la urnas,por que al final pagó la gente inocente que se vio envuelta en la guerra entre ambos bandos y fue la que realmente peor lo paso y los que pagaron los desmanes de unos y de otros,odio las guerras y espero no ver nunca ninguna.

Benja dijo...

Sobre el PP :Mi opinión es que es un partido muy centralista y le falta tener una verdadera democracia interna,es un partido que se define como demócrata, participando en la vida política según las reglas del juego electoral...pero tiene muchas lagunas y zonas oscuras. Prometió muchas cosas que no ha podido cumplir y a cavado su tumba política, sigue protegiendo los privilegios de los político y los corruptos y se niega a eliminar fundaciones, diputaciones,empresas publicas ruinosas y otros organismos publico,que son el refugio de los políticos que dejan su cargo o lo pierden,en cambio a los ciudadanos con menos recursos somos a los que mas nos esta quitado,no elimina sus muchos privilegios y sueldos de la clase política,de sus amigos y familiares,pero si que nos recorta en la sanidad,educación,a los jubilados, parados, dependientes etc.No les he votado y no les pienso votar.
Yo considero mas normal ser de izquierdas y creyente ,que ser creyente y de derechas,ya que Jesucristo por lo que predicaba sobre la igualdad de todas las persona,lo veo mas de izquierdas.
Una cosa son las leyes de los países o de la iglesia que pueden se legales y otra cosa lo que es correcto,la iglesia tiene sus reglas como no aceptar el matrimonio entre gente del mismo sexo,pero te aseguro que muchos homosexuales y lesbianas,gente de izquierda así como de derechas son creyentes y van a misa y no pasa nada.Se puede ser creyente ir a misa y no creer en la iglesia,una cosa no tiene que ver con la otra.
Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades,por un lado la mala gestión de nuestros gobernantes y por otro los excesos de todos nos ha llevado a la ruina,estoy de acuerdo en controlar los gastos, sea en la Universidad, en la Sanidad o en cualquier empresa publica u organismo del estado,por que este es un país de pillos y saben muy bien sacar ayudas y subvenciones hasta debajo de las piedras,cuando no tienen derecho a recibirlas.
Saludos

Marino Baler dijo...

Yo no estoy en contra de los homosexuales, allá ellos: Eso sí, me parece cínico que un homosexual pueda ser de derechas sabiendo que, en este caso el PP, lo que piensa de ellos y, como he dicho antes, que salgan en procesión (porque el cargo político les obliga) insisto, sabiendo lo que piensa la iglesia sobre ellos.

Creo que las posturas han quedado claras con este artículo; aunque esto sería un tema para hablar largo y tendido y, seguramente, coincidiríamos en más cosas (sobre todo en lo regionalista y federal) de las que divergeríamos.

Un saludo.

Benja dijo...

Han gente que opina que no se puede ser regionalista y federalista;pero según mi opinión es compatible ambas corrientes políticas , tanto el regionalismo como el federalismo son estructuras descentralizadas de un orden que asegura la unidad política de la nación y la mejor solución para España hoy día.
Yo respeto el derecho fundamental a la vida privada y a la intimidad de las personas,sean gays o lesbianas y a salir del armario o callarse su condición sexual.
Por esta regla de tres, de que los gays del PP son cínicos,un homosexual creyente no tenia que ir a misa,por lo que la iglesia piensa de ellos"que no los curas".
Yo he conocido gays y lesbianas beatos/as a mas no poder e iban a misa todas las semanas,para mi no son nada cínicos"están en su derecho",ademas la gente maltratada por la vida suelen agarrarse a la fe como una salida a su frustración.
Seguro que tu y yo coincidimos en muchas cosas en esto estamos de acuerdo.
Saludos