sábado, 13 de julio de 2013

Puentes y carreteras


 

-¿Qué hay, Sancho amigo? ¿Podré señalar este día con piedra blanca, o con negra?
-Mejor será -respondió Sancho- que vuesa merced le señale con almagre, como rétulos de cátedras, porque le echen bien de ver los que le vieren.

Ya está, ya pasó, se acabó todo. Se acabaron las noches en vela y los madrugones. Se nota la capacidad de estudiar a medida que pasan los años. Me metí en ITOP (Ingeniería Técnica de Obras Públicas) porque siempre me había llamado la atención la edificación civil; la construcción y el diseño desde un punto de vista distinto al de un arquitecto; me picaba la curiosidad y me parecía una carrera bonita; de hecho, lo estudiado, me parece muy interesante y no estoy nada arrepentido de haber tomado en su día la decisión de intentarlo. Además se unía la ventaja de que me convalidaban algunas asignaturas. Ahora, que todo ha terminado, la frase que más me repito a mí mismo es: “se acabó. Ya no vuelvo a estudiar en mi vida”. No sé si lo cumpliré, lo que tengo claro es que pasará mucho tiempo hasta que vuelva a tener que someterme al juicio inexorable de un juez que juzgue si tengo unos conocimientos suficientes dependiendo de unas preguntas elegidas al azar. No, me niego; cierro un ciclo a largo plazo.
La primera vez, en la veintena, era una forma de vida, era lo que tenía que hacer. Mis tiempos en la universidad han sido los mejores; creo que todo aquel que haya pasado por la universidad sabrá a lo que me estoy refiriendo.
Esta vez ha sido, supongo, por probarme a mí mismo; por saciar una curiosidad y por quitarme esa espina que me pinchaba preguntando, “¿serás capaz de hacerlo? Inténtalo porque es atractiva”.
Estos días he estado haciendo limpieza. Tenía la costumbre de cada vez que aprobaba una asignatura guardarme los apuntes que me compraba en reprografía o bien todos aquellos que me parecían interesantes. El resto, tal como ejercicios en folios, resúmenes, esquemas, etc. todo iba a la basura. Reconozco que no soy/era muy bueno haciendo esquemas. No me entretenía en hacerlo con mil colores y subrayando con regla; opino que un esquema o resumen se hace para ganar tiempo y no es posible entretenerse en ciertas cosas.
Ahora tengo otra buena colección de ficheros sumados a los que ya tenía. Los anteriores no me han hecho falta y estos nuevos no creo que tampoco los utilice.
¿Lo que viene? Se acerca un futuro de grandes expectativas; hacia él me dirijo.

4 comentarios:

Nube dijo...

¡¡Enhorabuena y mucha suerte!!

Anónimo dijo...

Nada se te resiste "Pequeño Saltamontes" me alegro que de nuevo lo hayas logrado,mucha suerte en tu nuevo futuro,que sera grande grande como tu.

Anónimo dijo...

Está muy bien eso de ponerse metas,cuando se consiguen se siente una satisfacción personal la cual no se puede describir con palabras.
Me alegro mucho que tengas grandes expectativas de futuro...

Deseo que se cumplan todas.

Besos y cuídate mucho.

Benja dijo...

De momento se a acabado y ahora a relajarse y a disfrutar del verano.
Como me dijo un día una cirujana,si quieres ser de lo mejor en tu campo,nunca dejas de estudiar.
Saludos