martes, 10 de septiembre de 2013

Gracias señores del COI



Parece ser que se ha impuesto el sentido común que, según dicen, es el menos común de los sentidos. El Estado debía invertir, todavía, 1.500 millones de euros para acabar las infraestructuras deportivas… sin comentarios.
Pero, ¿dónde iban estos? ¿Cómo le iban a dar las olimpiadas al país más corrupto de Europa (no hace falta extenderme en esto, ya que es conocido por todos)?
Encima Felipe, ese que vivirá a cargo del erario público toda su vida por ser quien es, dijo que: “Hemos puesto todo nuestro corazón ahí”. Por lo visto la filosofía de vida de este tío es que él pone el corazón y el resto de españoles la pasta.
Podría extenderme más pero solamente serviría para cabrearme y, la verdad, no tengo ganas. Espero que esta gente tenga dignidad y no vuelvan a presentarse… al menos hasta el año 2200.
Por cierto, la próxima vez que vaya a Madrid me tomaré un ‘relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor’.
Pero, ¿se puede ser más ridículo? Solamente faltaba Manolo Escobar cantando eso de “que viva España”; la nota folclórica la pongo yo.


PD. Y pensar que hemos tenido un Siglo de Oro de literatura y dos grandes generaciones de escritores, como son la del 98 y la del 27.

1 comentario:

Benja dijo...

Hoy en una tertulia he oído una cosa que no sé si será verdad o qué, pero parece ser que sí.
Para los Mundiales de Atletismo de 1997, iniciaron los preparativos de un Estadio Olímpico para Madrid llamado de la Peineta. Como ni nos dieron esos mundiales y tampoco nos han dado ninguna de las tres Olimpiadas a las que hemos presentado nuestra candidatura. Pues resulta que esta sin acabar y terminar las obras vale una pasta gansa. Otra cagada como el nuevo Camp de Mestalla, hacer un estadio pensando que te van a dar el mundial o las Olimpiadas.