sábado, 23 de noviembre de 2013

Universo intermitente


Habita en lo más profundo de un sentimiento que para mí guardo.
Nació al refugio de dos titanes que te encuentran con una mirada, dos faros que muestran la salida en un laberinto.
En ese momento se clavó en lo más profundo rellenando carencias, supliendo ausencias que perdí hace tiempo.
Respirar su aliento, frío, que te quema por dentro, sólo en ese momento sientes que estás allí con ella.
En ese momento te sientes parte de ella, sientes que siempre has estado, le perteneces y ya estás perdido.
Nada te recuerda otras cosas porque todo es mentira, solamente existe ese momento, el resto forma parte de un sueño que olvidas al despertar.
Dibujas sensaciones para ese universo que se forma, allí quedan.
No hace falta nada más, simplemente estar.
Imposibles que se han hecho silencios admirados.
Estoy allí, contigo, descubriéndote una y mil veces.
Una estrella es poco, que sean nuestros firmamentos.


3 comentarios:

Nube dijo...

Los pájaros vuelan en su cabeza mientras buscan un lugar en el que posar sus sentimentos, sin encontrar el refugio perfecto para descansar en un efímero perfume que de alas a su voluntad de cuento...
Formando círculos de sueños olvidados, con sus destrezas se posa incesantemente la suavidad de una pluma en un desierto...
Soledad que se derrumba frente al papel, borrando con el tiempo su silueta entre lágrimas difuminadas en recuerdos...
En el aire descansan las promesas que dejan sin aliento las palabras y sin voz los sentimientos al cantar con tanta delicadeza tus más profundos pensamientos...

Espero que el tiempo se encuentre con tus deseos...

Un abrazo...

Benja dijo...

Aunque estoy leyendo un libro de poesías de Ausiàs March en valenciano”la poesía no es mi fuerte”. Me da la impresión que esto va de una amor perdido o no correspondido.
Un saludo

Marino Baler dijo...

No, no, todo lo contrario... es un poco extraño.