sábado, 12 de noviembre de 2016

La conversión de Pedro Saulo Sánchez



Pero acaeció que, yendo mi camino, cerca ya de Damasco, hacia el mediodía, de repente me envolvió una gran luz del cielo. Caí al suelo y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Yo respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús Nazareno, a quien tú persigues. Los que estaban conmigo vieron la luz, pero no oyeron la voz del que me hablaba. Yo dije: ¿Qué he de hacer, Señor?”. (Hechos de los Apóstoles 21: 6-10)

Así es como se cuenta la conversión de Saulo, el que perseguía a los cristianos, en Pablo, apóstol de Jesús. Eso es lo mismo que le ha pasado a Pedro Saulo Sánchez, que se ha caído (o lo han tirado) del caballo y ahora va proclamando la buena nueva de que todo el sistema está manejado por intereses económicos. Que la democracia es sólo eso, una palabra que si se transformara en mujer sería, como dice Sabina, “la más señora de todas las putas, la más puta de todas las señoras”. Una palabra tan sumamente prostituida que ya no produce ni placer pronunciarla. Es lo que nos han vendido: una Transición ejemplar y una democracia que ha costado muchos años conseguir… y con eso nos quedamos.
Pero en eso llegó la crisis. Todo cambia, la gente se cabrea y empieza a pedir cambios. La misma gente a la que incluyen cada vez que dicen que ‘el pueblo es soberano’. Entonces algunos salen a las calles y de ahí nace un partido político que llega al Congreso con posibilidades de formar Gobierno y con intenciones de que la prostituida democracia, que durante cuatro décadas han maltratado, pase a ser una mujer decente. La réplica a eso ya la sabemos… populismo, Irán, Venezuela, chavismo, Cuba, Corea del Norte, miedo, terror, nos van a quitar nuestras casas... ya me entienden…
Pero volviendo con Sánchez… parece ser que ha visto la luz y en un programa de televisión denunció presiones de grupos mediáticos y económicos para que la democracia no abandone su mala vida. Llega un poco tarde la confesión, pero bienvenida sea. Nada nuevo bajo el sol. Espero que haya muchos más que, al igual que Pedro Saulo Sánchez, también caigan del caballo… y otros que se rompan la crisma.

6 comentarios:

Mikel dijo...

Aceptar de una puta vez lo que es democracia. Nos gustara más o menos, tendremos que cambiar muchas cosas…sí! Porque no tengo dudas de esta democracia tiene muchos fallos. Pero hasta que se mejore la democracia parlamentaria que tenemos, esto es la ley y hay cumplirla. Y no aceptáis la democracia si no os favorece a vosotros y esto tiene un nombre. Tú hablas del asco que sientes por el PP, ¿y no sientes el mismo asco por Podemos y Pablo Iglesias? cuando van a los juzgados a defender a un ultraderechista como Jorge Verstrynge, que cambió de chaqueta cuando no le permitieron ser candidato a la presidencia de gobierno. Este iba al Valle de los Caídos como lider que era a ensalzar la grandeza del régimen y el gran líder que fue Franco y esto no os asco, sobre todo a pablito.

Mikel dijo...

Cuando los atentados de Madrid, en España se dio un golpe de estado en toda regla contra el PP. La campaña de acoso y derribo contra los populares en todos los medios incluyendo las redes sociales fue brutal, incluso ilegal al hacerlo en el día de reflexión. En esos momentos con 200 muertos, cualquier otro gobierno hubiera suspendido las elecciones, en ese momento este país estaba tocado sicológicamente y no tenían que haberse celebrado. Y nunca abras oído decir nada a los del PP “al menos yo nunca he oído nada”. Yo tampoco me he manifestado nunca en este sentido, lo acepté y punto. En cambio hoy día la izquierda y nacionalistas en general, están rabiando por qué no aceptan lo que en cualquier otro país democrático es normal. En Podemos, critican al PS por eliminar de los cargos de importancia a los que votaron “no” a Rajoy, y en cambio defienden que Ramón Espinar haya hecho lo mismo con los Errejonistas en Madrid, o sea, que se los ha cargado de todos los cargos que tenían…y a esto le llaman DEMOCRACIA!!.

Marino Baler dijo...

Una cosa es aceptar la democracia y otra que a cualquier cosa la llamen democracia y se excusen en ella. Sabiendo que tiene fallos y errores habrá que poner en marcha los mecanismos para cambiarla, supongo. Si tu coche tiene fallos lo llevas a arreglar, no lo justificas con que tenga fallos y ya está. Por supuesto que no me parece bien que Vestrynge ensalzara al Caudillo, pero eso no quita para que ahora me parece coherente lo que dice. Por otra parte, siento desprecio hacia la derecha, sí. Supongo que va en el ser humano despreciar y rechazar todo aquello que viene de sus antípodas, llamémosla ideológicas, morales, sociales... trasladándolo al plano deportivo, no me imagino a un culé alegrándose porque el Madrid gane la Champions contra el Inter, y viceversa.

El 11-M fue lo que fue, la teoría de la conspiración es lo que han vendido algunos medios y periodistas como Jiménez Losantos y Pedro J. Ramírez. Pero yo no lo veo un golpe de estado, fueron unos atentados en una fecha clave y ya está.
Desconozco lo de Espinar, pero si es como dices no estoy de acuerdo con ello.

Mikel dijo...

Te vuelvo a reiterar que cuando digo “vosotros” me refiero en general a la izquierda y no a ti. Desde que te conozco eres un tío cabal, cuando escribes sobre un tema, educado y correcto.
Dicho esto, estoy de acuerdo en muchas cosas de las que dices, tenemos que cambiar muchas cosas, pero meter a políticos en cargos de responsabilidad, inputados por delitos muy graves "incluso por abusos a una niña" no es la mejor manera de cambiar las cosas, aunque ha este individuo lo apartó Podemos de todos sus cargos. Pero otros condenados por agresiones y venta de drogas, les estamos pagando un buen sueldo. Creo que los radicalismos vengan de la izquierda o derecha hay que eliminarlos, y después debemos de cambiar este sistema en su totalidad, y hacer de una vez el Estado Federal, en donde todos los ciudadanos sean vascos, catalanes, andaluces o valencianos seamos iguales…hoy no lo somos.

Marino Baler dijo...

Sí, yo estoy de acuerdo. Un tío o tía que tenga una mancha en su vida no puede estar cobrando un sueldo público ni defendiendo los intereses de un partido.
Lo del estado federal es una utopía que ya viene de la I República con Pi i Margall...
Lo que me jode de todo es que sabemos que las cosas van aml, los políticos lo saben pero, ¿quién es el primero en dar el paso para cambiar? ¿Cómo van a abolir sus privilegios feudales? Es imposible. Por eso, en ciertas situaciones o ante ciertas situaciones, no caben medias tintas.

Mikel dijo...

Todo se puede cambiar, el problema es que los que tienen privilegios no están dispuestos a soltarlos. Pero se podria cambiar todo...pero todo el sistema, solamente con que hubiera listas abiertas, ya no decidirian los partidos, sino el pueblo. Hoy en el quiosco donde compro la prensa hemos tenido un pequeño debate. La opinión de alguno de la tertulia improvisada era; que solo con violencia se pueden cambiar las cosas. Yo le contesté –que luego habría que usar la violencia también, para echar a los que habían ocupado el poder- porque siempre es lo mismo. Cuando tu eres pacifista, estas en contra de las guerras y de los militares, pero te llaman afilas y vas…al final te conviertes en uno más de lo que odias. Y esto mismo pasa con los políticos hoy día, entran en el parlamento y acaban siendo uno más del sitema, los sillones de donde mana el poder tira mucho y los privilegios también.