viernes, 23 de enero de 2009

El carro de la crisis


Me decía una amiga el otro día que últimamente estaba calmadito y no hablaba de política. La verdad es que es posible que tenga razón. Hace tiempo que no cuento nada de eso y no porque no haya mucho que contar sino porque al pensar en ciertas cosas me sale humo por las orejas, como una tetera caliente. Pero como hoy tengo un día un tanto generoso creo que podré controlarme y mi tetera será, para apenas, una tacita pequeña.

El problema que tiene España actualmente es, posiblemente, de los peores que ha vivido este país en siglos. Vivimos una crisis de dimensiones históricas y que será recordada por generaciones. Personalmente me veo afectado, aunque quizás no viva una situación dramática y desesperada como mucha gente pero mi situación no es fácil puesto que mi gremio es el más perjudicado arrastrando a otros consigo.

No voy a ejercer ahora de profeta diciendo que sabía que esta situación podía llegar puesto que ese papel no me cumple, pero sí que diré que pensaba que el tiempo boyante que tuvimos acabaría y que entonces vendrían tiempos peores pero no tan difíciles como los actuales. Era algo inevitable que tarde o temprano debía acabar. Quizás la culpa es de todos los que no supimos preverlo.

La situación es grave, mucho más grave de lo que parece y siendo optimista hasta finales del verano de 2010 no remontaremos el vuelo. Las cosas son así y repito que no quiero ejercer de profeta pero ojalá me equivocase.

Mientras tanto el gobierno sociata (pido disculpas por nombrarlos así, pero Marx me merece demasiado respeto como para llamarlos socialistas, insultando su memoria) capea como puede. La lista del paro pasa ya de los tres millones de personas y quizás lleguemos a los cuatro en los próximos meses.

Todavía recuerdo cuando Zapatero y sus acólitos decían que no había crisis. Llamaban a la situación de muchas formas menos por su nombre y los que eran contrarios a esta idea eran acusados de alarmistas, de derecha extrema, de antiespañoles. En fin todo un cúmulo de despropósitos que apenas merece la pena recordar.

Fue el mismo presidente el que decía que la economía se aprendía en dos tardes, que no daría dinero a los bancos porque habían tenido muchos beneficios, que estábamos en la “champions league” de la economía, que habíamos superado a Italia y que pronto superaríamos a Francia ¿Y ahora? ¿Dónde estamos ahora? Solamente hay que leer los periódicos o ver la televisión para darnos cuenta así que no seré yo quien lo diga.

El pueblo español aunque sea estúpido pero demuestra que puede aprender. Por ejemplo, antes del mes de agosto solamente un 36% decía que estábamos en crisis y en el mes de septiembre ya lo pensaba un 75% ¿Qué ocurrió para que cambiásemos de opinión? Muy sencillo, que durante las vacaciones gran parte de la gente se puso a estudiar economía y llegó a esa conclusión (porque otra razón no me entra en la cabeza). Para colmo, el presidente, se niega a asistir al congreso de los diputados a dar explicaciones de la situación porque no lo considera oportuno ¿De qué tiene miedo Zapatero? Pero sin embargo acudirá a “Tengo una pregunta para usted” donde las preguntas están manipuladas ¿Cabe mayor desprecio hacia la “supuesta” democracia? Para eso que eliminen el congreso y cuando un político quiera dar explicaciones que acuda a la televisión. En fin, esto es algo grotesco, ridículo, burlesco, irrisorio, absurdo, esperpéntico, estrambótico y algún que otro adjetivo que se me ocurre pero que mi educación no me permite expresar, al menos de forma escrita. Mientras tanto ¿Donde están los sindicatos? ¿Qué hacen? A qué se dedican? Cada cual que piense la respuesta.

Dicen que un pueblo tiene los gobernantes que merece y yo me niego a creerme semejante afirmación. Personalmente, creo que merecemos algo mejor que este gobierno, encabezado por el peor gobernante de la historia de España, junto con el “cerillita de Occidente” y el rey felón, Fernando VII. Me niego a creer que Pepiño Blanco sea un dirigente que se merezca este país y me niego a creer que ministras como Magdalena Álvarez o Bibiana Aido sean las mejores que podamos tener. Lo siento pero me niego. Aunque la alternativa del PP tampoco es que sea un cambio sustancial en este sentido. Dicen que el pueblo de Israel tuvo una travesía de 40 años por el desierto pues nosotros la estamos teniendo ahora, lo que ocurre es que ya dura demasiado, concretamente desde el 1 de abril de 1939.

Mientras tanto, en el mensaje de Nochebuena, Campechano I pidiendo que "tiremos del carro". O sea, un tío que vive de las rentas que le dejó la opereta del 23 F pide que tiremos del carro. Pues bien, como así nos lo pide, así lo haremos y seguiremos tirando del carro aguantando las crisis como podamos, soportando ayuntamientos corruptos, pagando los desmanes económicos mediante impuestos abusivos, sonriendo con los regalos fiscales que se hacen a los banqueros mientras al pueblo se le incrementan los impuestos, sonriendo cuando se derrochan millones de euros sin sentido en subvenciones para amiguetes y gastos innecesarios. Yo, el jodido trabajador de la calle, que mantiene a una familia real parásita que no para de crecer, estoy dispuesto a seguir tirando del carro aun a pesar de que me suban la hipoteca, la gasolina, los alimentos, el recibo de la luz y todo lo básico para vivir. Solamente pido una condición para todo esto. Que todos se bajen del carro, que se aprieten el cinturón, como nosotros, y que tiren también con las mismas condiciones. Hablando para que nos entendamos: “Tú, delante Borbón”.

En resumidas cuentas, así está el país ¿Cuál es la solución? No tengo la fórmula mágica para ello. Tampoco creo que el tenerla funcionase porque este país aunque sea tarde pero aprende y todavía no ha aprendido lo suficiente. Cuando lleguen las elecciones, el PSOE volverá a sacar a los titiriteros y su mismo discurso victimista, que si la Guerra Civil, que si viene la derecha, que dos fosas aquí, que siete muertos allá y volveremos a lo mismo. Veremos a Zp diciendo que ha ganado la democracia y hasta pasados cuatro años se olvidarán de los votantes, en Nochebuena oiremos lo que cuenta el Borbón henchido de orgullo y satisfacción en esas fechas tan entrañables mientras nosotros, que somos los que los mantenemos, continuaremos sobreviviendo como podamos.

Al final creo que tengo para más de una tacita de té.

10 comentarios:

Parsimonia dijo...

El tema de la crisis es complicado y yo soy bastante ignorante como para hablar extendidamente, pero desde mi posición de ciudadana media (tirando para abajo) sólo puedo decir lo siguiente.
En primer lugar, Zp ofendió a todos los españoles por no querer asumir el término "crisis" hasta que en otros países no se habló de ello.
En segundo lugar, el PP nunca ofrece alternativas, prefiere estar en el candelero para atacar al gobierno sin planteamientos novedosos.
Tampoco hay una alternativa política que merezca la pena hoy día y con posibilidades de llegar al poder.
En tercer lugar, la crisis, que es mundial y se debe a una suma de factores que tampoco comprendo demasiado, nos afecta a todos, aunque me temo que los ricos-ricos nunca lo notan.
En cuarto lugar, el rey debería tirar del carro, pero no lo veo yo ahorrando dinero en corbatas ni en servicio.
En quinto lugar, los bancos siguen sacando beneficios anuales, el número de parados puede aumentar peligrosamente la delincuencia y el drama de familias hipotecadas puede ser desastroso. Y no me gusta ser catastrofista.
Yo, que vivo de alquiler y he visto crecer esa burbuja inmobiliaria antes de explotar, o al menos, de desinflarse un poco, lo tomé en principio con alegría, pero ahora que veo que el dinero no se lo llevan las personas, sino los bancos, me quedo estupefacta. Si te das cuenta los bancos nunca pierden.
Bueno, me estoy alargando y no quería. Termino.
Un beso.

Marino Baler dijo...

Parsimonia; Excelente comentario. Puedes alargarte lo que quieras que no hay límite.
El problema de la crisis viene, en gran medida por la construcción, al menos en España. Se han hecho barbaridades y si se supieran todas las especulaciones inmobiliarias que se han hecho esto sería para encarcelar a medio país. Te puedo asegurar que Marbella no es un caso aislado.
Evidentemente no hay alternativas por el sistema bipartidista en el que vivimos que no deja opciones para más. La ley de de Hont que es el sistema de recuento de votos por el que se rige el recuento de votos en este país es la gran mentira de la democracia y así nos luce el pelo.
En cuanto al problema de la monarquía... confio en que Felipe no acabe su reinado porque supongo que tarde o temprano el pueblo se dará cuenta de la mentira que supone la monarquía.

Un beso.

Mª Ángeles dijo...

Los sociatas han querido ganar tiempo para ganar las elecciones, por eso les interesaba negar la crisis. Ahora no les queda más remedio que admitirla, de lo contrario sus adeptos acabarían tachándolos de mentirosos -justo lo que hacemos el resto de españoles-. Coincido contigo que hasta dentro de cuatro años no volverán a hacer demagogia ni con muertos ni con memorias históricas; el tiempo que necesitan para volver a engañar a una buena parte de españoles.
Si lo piensas bien, la situación en que se encuentra España, la tetera te dará te para media nación.
Un saludo y felicidades por tu blog

Aileon dijo...

Una muy buena reflexión.
La crisis existe y no es un fantasma con cadenas, ojalá lo fuera.

ZP o los de la gaviota, todos miran hacia su bolsillo. Lo siento, hablan mucho, se critican demasiado, y hacen poco. Pero ellos viven de puta madre (con perdón)

Esperaré más tacitas de té como ésta.

Un saludo,
Cuídate

Luis López-Cortés dijo...

A estos señores, tienes razón no se les puede llamar socialistas. Esto es otra cosa. Caminamos sin rumbo hacía un futuro incierto pero, como bien dices, no hay ninguna alternativa, el PP es todavía peor que los sociatas. Dios nos coja confesados. ¿Dios?.
Saludos.

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con tu comentario, y por supuesto, si hay algo que me ha decepcionado en todo este tema, es como tu muy bien dices, los sindicatos. Si se supone que es el colectivo que representa a los trabajadoras estamos apañados, bueno, así nos va!!!!

besos
Marta

Marino Baler dijo...

Mª Ángeles; Bienvenida a mi blog. La suerte que tendrán los sociatas es que para las próximas elecciones el paro habrá remitido (al menos eso espero) y podrán aprovecharlo, aparte de lo de la Memoria Histórica, para proclamarse en los impulsores de la economía española y como la memoria es tan voluble pues...

Un saludo.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Aileon; PP y PSOE son los mismos perros con distinto collar, ante eso poco o nada se puede hacer.

Un saludo.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Luis; Pues sí que lo tenemos mal ¿verdad? Habrá gente que tenga la esperanza en dios pero nosotros ni eso.

Saludos.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Marta; Los sindicatos son todos unos vendidos. Que el partido en el poder tenga un sindicato afín como es la UGT te da una idea de lo que pueden defender al trabajador. Lejos quedan aquellos tiempos en que la CNT tenía 2.000.000 de afiliados, claro que por eso pasó lo que pasó, porque el capital no podía permitir que los trabajadores dejaran de estar explotados, entre otras cosas.

Besos.

myself dijo...

Los políticos son unos seres que andan cabreados permanentemente, con lo que dejas de creértelos. Se pasan la vida señalando los errores del contrario, anunciando el fin de los tiempos y defendiendo sus ideas, como si les fuera la vida en el empeño. No hay sonrisas. Tan solo ceños fruncidos, alegrías forzadas, mitines chillones que más bien parecen terapias colectivas.
Me pregunto si ellos sufren los atascos eternos donde me pregunto qué ha pasado con mi trabajo,con mis impuestos y si saben lo que cuesta pagar la hipoteca.
No quiero extenderme más ya que hecho humo pero estamos ante un gremio ajeno al resto de los humanos.
Un saludo.

deValero dijo...

Estimado Marino Baler:
He leído tu comentario en el blog de MªÁngeles acerca de mi vídeo, y debo de admitir que estoy de acuerdo contigo. Debí volcarme en vapulear al Borbón y hacerlo trizas (al fin y al cabo yo también soy republicano y desprecio la monarquía). Pero de todos es sabido que el rey es como un florero. Está de adorno y ni pincha ni corta si no es para continuar enriqueciendo su fortuna personal y la del resto de su familia.
Puedes creerme si afirmo que ni siquiera fue consultado al respecto.
Acabo de estrenar un blog. Quizá dentro de poco te sorprendas al comprobar que a quien suscribe, le ha importado un carajo ciscarse (con pruebas documentales) en todos los Borbones habidos y por haber, tanto a través de vídeo como mediante un post.
Y si algún día desaparece mi blog, regresaré en otra website. No será la primera vez que me secuestran la página y me amenazan telefónicamente.
La intocabilidad o inviolavilidad del rey, me la trae floja. Al fin y al cabo me quedan dos telediarios de estancia en este planeta de locos.
Saludos cordiales, amigo mío.
José Luis.
PD:Me he permitido añadir tu página a mis favoritos.

Marino Baler dijo...

Myself; A pesar de lo que dices, con lo cual coincido, es curioso que la gente no pueda vivir sin políticos. Siempre hay discusiones sobre ese tema en el que los "vulgares mortales" no sacamos beneficio pero que nos afectan de una forma enorme. Opino que el mejor sistema es una anarquía pero precisamente por la imposibilidad de esa utopía tomo otros caminos, no mejores, sino que menos malos.

Un saludo.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

deValero; Bienvenido a mi blog y gracias por añadirme.
Coincido contigo en que ZP es el presidente más nefasto desde que el pueblo puede elegir pero ¿cual sería la alternativa? Si miramos lo que hay no creo que el futuro sea muy alentador. De todas formas ten presente una cosa. El PSOE como partido oportunista tendrá suerte porque sabe aprovechar su momento ¿Qué te quiero decir con esto? Qué si esta horrible crisis acaba en un par de años, más o menos, y las cosas van bien nos metemos casi en año electoral y estos aprovecharán la situación para decir que las medidas adoptadas por ellos han hecho que salgamos de la situación y como el pueblo es voluble tendremos otros cuatro años a ZP en la Moncloa (me apuesto contigo una cerveza virtual a que esto ocurre). Por otra parte considero que para cambiar todo hay que cambiar el sistema y cambiar el sistema pasa por una III República, no podemos continuar con una monarquía arcaica, antidemocrática y que supone una sangría para las arcas considerable.

Un saludo.