sábado, 18 de julio de 2009

Virginidad frustrada


Mucha gente me había advertido que este momento llegaría. Que cualquier día eso ocurriría. Yo no solía hacerles caso y siempre tomaba las advertencias con cierto tono de desafío. Ciertamente crees que eso no te puede pasar a ti pero cuando ocurre te das cuenta que no todos estamos exentos del destino providencial de las palabras, de los hechos y de los escritos. Bueno, me da un poco de vergüenza contarlo porque es algo novedoso en mi vida y no ha sido como me esperaba, quisiera que hubiera sido de otra forma y, entonces, me podría sentir orgulloso porque hubiera valido la pena, pero así, no sé. Tampoco hace falta ocultarlo más, a unos les sale mejor y a otros peor, voy a contarlo para tratar de olvidar, cuanto antes, tan vergonzoso acontecimiento.

En un foro de mi pueblo, en el que suelo escribir, se estaba comentando un tema que estaba bastante caliente, respuestas subidas de tono y eso parecía una bomba. Hay una usuaria que usa el nick de “Pepera” (no hay que explicar nada ¿verdad?) que ante una cosa que yo dije ella me contestó:


benito no tienes razón en lo que dices del p.p,se dicen tantas mentiras del pp con el unico proposito de hacer daño,para que no ganen las eleciones,pp no negocia con asesinos,el psoe si,mañana no,pasado no lo se,queremos las cosas claras,que nos dejen de hacer daño con mentiras, ya son muchas las barbaridades que ha dicho del pp,pero no hay ni una sola persona que pueda demostrar con documentos las falsedades que se dicen del pp! ni una!!!


Sí, yo también pensé lo mismo. La verdad que la chica anda un “poco peleada” con Nebrija. De todas me alegro que sea del partido que es. Para mí es un alivio. Pues bien, ante semejante anacoluto, yo le contesté lo siguiente:


Seguro que estás todo el día con inyecciones y pastillas para el dolor e incluso tienes ambos brazos en cabestrillo, de ahí tus faltas de ortografía.


En esos momentos empezó todo y de ahí mi frustración. Al leer ella eso le mandó un correo al administrador, diciéndole que lo iba a mandar a juicio por publicar mi respuesta, y a mí por haberla llamado ¡¡drogadicta y pastillera!! Por lo visto, últimamente, entre las gentes del partido conservador, mandar a juicio o estar siempre en los tribunales se ha convertido en un deporte. Claro en esos momentos no sabes que pensar, bueno si que lo sabes, en mi caso fue: “Esta tía es tonta, pero tonta, tonta, con dos tes” Era la primera vez que alguien me había amenazado con llevarme a juicio y me encontraba sorprendido, sobre todo por la chorrada que era, sin hacer demasiado caso. Me cabreaba más el que me hubiera amenazado por esa chorrada que la amenaza en sí. Casualmente, por la tarde vi a un amigo abogado, salió el tema y creía que le vacilaba. Por lo visto suele ser un recurso muy sencillo amenazar con un juicio pero al mismo tiempo es muy costoso así que suele quedar en una bravuconada, solamente.
Por eso tengo esa sensación extraña. Reconozco que he escrito cosas un poco fuertes y no ha ocurrido nada. Tampoco suelo insultar, es cierto que uso la ironía pero creo que el problema es del que lo lee y no del que lo escribe. Pero que alguien, que apenas sabe escribir, que sus únicos argumentos son que el PP todo lo hace bien, que viva la alcaldesa guapa y que todo lo de Camps es mentira, se atreva a amenazarme con llevarme a juicio pues la verdad que ha herido mi orgullo. Supongo que estas cosas nunca son agradables, pero, por lo menos, si fuera otra persona (me dan igual peperos o sociatas) pero con otra preparación y diálogo, pues aún podría presumir, pero ¿de esta forma? Mi primera vez, mi desvirgue de amenaza judicial y es por alguien así… En fin, hay días en los que es mejor no encender el ordenador, pero creo que podré superarlo, aunque mi virginidad haya sido tomada por quien no debía… Esto suele pasar siempre.

12 comentarios:

Luis Lópec dijo...

Cositas de la edad. No le des muchas vueltas. Olvidala y, sobre todo, no entres en su juego. Considero que es lo que quiere.
Saludos y disfruta.

Luis Lópec dijo...

"El problema del mundo es que los estúpidos están seguros de sí msmos y los inteligentes llenos d dudas"- Bertrand Russel

Marino Baler dijo...

Luis; Eso es lo que pienso. La verdad que con su forma de escribir uno se da cuenta de quién es.
Excelente frase que no conocía. Me la apunto.

Un saludo.

myself dijo...

Opino igual que Luis, no entres en su juego.
Besos.

Parsimonia dijo...

Pobrecita, parece que no tiene armas intelectuales para defenderse verbalmente y su única salida es ir de acusica a los juzgados.
Qué penita en el fondo.
Besos, Marino y ¡Viva la libertad de expresión!

Aileon dijo...

Dicen que siempre hay una primera vez, algunas placenteras, otras mejor pensar que no han sucedido.

Lo mejor es pasar. Pero desde luego no es justo.

Cuídate,
Un saludo!

Marino Baler dijo...

Parsimonia; Poco más se puede decir. Ante alguien que escribe con semejantes faltas ¿qué hacer? En fin, esta es mi karma.

Besos y ¡que viva!

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Aileon; En esta ocasión prefiero pensar que esto no ha sucedido, que simplemente ha sido una bromita que no he notado.

Un beso.

Marta dijo...

De acuerdo con todos los comentarios; entiendo tambien tu impotencia, he leido todo eso a lo que te refieres.
Pero al final sabes qué? lo importante es dejar huella, no? pues tu la dejas allá por donde vas.

ánimo y besos.

Gonzalo dijo...

¡Voto a bríos!
Todo esto forma parte de una metástasis filosófica. Me explico.
La izquierda es idiosincráticamente enemiga de valores como la verdad y la justicia social. De ahí que sus argumentos se reduzcan a un círculo vicioso cartesiano en el que el insulto y la descalificación terminan siendo congruentes.
Querido amigo, deberías aprender de las personas de derechas y de orden como yo, que anteponiendo juicios metafísicos, somos capaces de argumentar haciendo uso de una educación "oscariana". La filosofía orteguiana, de la cual soy profundo conocedor, debe ser el eje que vertebre sintáctica y morfológicamente nuestras opiniones. Es así de sencillo.

Saludos y.....

Marino Baler dijo...

Gonzalo; Se nota tanto la influencia de Ortega en tus análisis... Seguro que si el maestro leventase la cabeza te tomaría por su más aventajado discípulo.

Saludos y...

Marino Baler dijo...

Marta; Mi impotencia viene porque al ser un foro donde la mayoría de la gente es de derechas y en mi pueblo el PP tiene mayoría absoluta pues... ¡Todos a la yugular! ¿Dejo huella? Jo, y yo que pretendo pasar desapercibido y mira.

Un besito.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Noto un matiz bastante tenue entre ofender en genérico, a la bandada...y hacerlo en específico.

Desde acá, a lo lejos, veo en los noticieros (tanto de TVE como de Antena3) las acusaciones a las cuales están sometidos personeros del Partido Popular. No son mentiras.

Quizás si a Pepera le hubieses contestado al calor del debate político, diciendo que los Populares son unos castrados mentales por estar al lado de las posiciones clericales de la Iglesia Católica, la cosa hubiese seguido en esos cánones. Pero te metiste en el área personal...y eso, mucha gente no lo perdona.

Al poco tiempo de empezar en Internet, alguien hizo una nota sobre um chat en el cual participaba y se filtró mi nick, diciendo la periodista que yo había perdido un año de Universidad cuando había quedado con un par de ramos atrasados. Supe de quién salió esa información y le dije que estudiaría los antecedentes para presentar posibles querellas por calumnias...ella se disculpó y quedó en eso.

Pero la diferencia con tu caso es que se trata de una publicación en Internet (a diferencia de lo mío que fue en papel)...se van dando pasos nuevos en esta materia, aunque concretos. Lo que sí, como en todo juicio de acción privada, hay que tener dinero para hacer todo el procedimiento.

En la Blogósfera escribo con mi nombre y apellido...y, como suele pasar en Internet, los insultos se esconden tras el anonimato. El desvirgue de amenaza judicial lo tuve hace tiempo (aunque en el lado contrario al tuyo)...pero bueno, a veces pasa que es con una persona que no cumple las expectativas de ser inolvidable.

Saludos afectuosos, de corazón.