martes, 3 de noviembre de 2009

Ágora



Hacía años que no veía una película como esta. Hay películas buenas, que vale la pena ver y una vez vistas te quedas con una buena sensación. Pero hay otro tipo de películas que no solamente son buenas sino que, aparte, remueven algo en mi interior que hace que me enamore del personaje, que quiera ser como él, que yo mismo me vea allí dentro porque dice lo que yo pienso.
Este grupo es minoritario respecto al primero. Podría citar películas como Braveheart o El club de los poetas muertos. Que no solamente son magníficas, sino que me hacen sentir una profunda admiración hacia el protagonista principal.
En este caso ha sido algo mucho más allá. Ha sido, sí lo reconozco, un amor platónico hacia el personaje, la persona, la esencia, una mujer que amaba la cultura, el conocimiento, el saber ¿Dónde estás Hypatia?
Es fácil imaginar la situación de la época para alguien como ella. Del mismo modo se puede entrelazar una pregunta relacionado con todo ello ¿Por qué no ha habido más mujeres cómo ella? ¿Por qué destacaban únicamente los hombres? Son cuestiones que tienen respuesta si vemos la evolución de la historia y el papel muy secundario que se le ha otorgado a la mujer. Dudo mucho que no hubiera podido existir una Leonarda, una Cervantes, una Rafaela, una Galilea… y así todos los personajes que queramos cambiados al sexo femenino.
Hypatia tiene el privilegio de ser la única mujer del famoso cuadro de Rafael, La escuela de Atenas.



Es una película que describe muy bien lo que es un fanatismo. Hoy, esos que llamamos talibanes, no dejan de ser más que sucesores de los antiguos cristianos, en cuyo nombre de dios era suficiente para matar. Nunca he entendido las religiones, ni a los dioses, ni a todo lo que deriva de ello. Cuando alguien me ha preguntado si soy creyente, siempre le he contestado que mi ignorancia está llena de otras cosas, y no quiero serlo todavía más. Pero el tema no es este. Se trata de la intolerancia y la falta de razón en nombre de un dios.
La protagonista me ha cautivado. Tener a una mujer así cerca, con la que poder compartir diálogos acotados para dos, hablar de historia, filosofía, arquitectura, literatura, política sin cansarse, sin importar nada. Hablar de algo más que de lo caro que está el pescado o de los chismes del resto del mundo es algo que no tiene precio. Son mujeres excepcionales, únicas. Son Alma diferente.
Sinceramente, os recomiendo la película. Por favor, no dejéis de verla.


9 comentarios:

Coraline dijo...

Es una pelicula preciosa!
Hay un momento en el que no pude evitar que se me pusieran los pelos de punta hacia la mitad de la pelicula, y el final es tan tràgico... me encantó!

Adoro quando Hypatia empieza a teorizar y a divagar, quando ves que tiene la respuesta delante de ella. Me encanta ademàs ver el punto de vista de esa època del mundo en cuanto a teorias cientificas y tambien en quanto a pensamiento social.

Muy buena entrada!

MAYTE dijo...

Íbamos a ir a verla este domingo y al final no pudimos ir, me la han recomendado, al igual que tu dicen que esta muy bien, cuando la vea te cuento, lo que me ha parecido.
Me gustan mucho las película de esa epoca.

Besos.

Mnemósine dijo...

Me ha pasado esa situacion con algun libro tambien....de sentir verdadera pena de no ser, estar o parecer (to be) el personaje.
Hay muchas hipatia pero a la sociedad actual como al resto de las sociedades no les interesan las mujeres asi....una pena pero es asi.
Me encantó la pelicula, de hecho le dedique una entrada :P

myself dijo...

eSTOY DE ACUERDO CON ESTA ENTRADA, mARINO, LOS MOVIMIENTOS FEMINISTAS LA HAN REIVINDICADO COMO PARADIGMA DE LA MUJER LIBERADA, APESAR DE QUE ESTUVO CASADA Y SE MANTUVO VIRGEN (ALGO QUE NO SE REFLEJA EN LA PELICULA )ENCARNA EL CORAJE DE VIVIR DE ACUERDO CON SUS CREENCIAS EN UNA SOCIEDAD DONDE EL CONOCIMIENTO ERA UN COTO PRIVADO DE LOS HOMBRES.
lEYENDOTE ES NORMAL QUE TENGAS ESA NOSTALGIA DE ENCONTRAR UNA hIPATIA EN TU VIDA, CON LA QUE PUEDAS CONVERSAR DE TANTOS TEMAS IMPORTANTES, una MUJER QUE LOGRO TALES ALCANCES EN LITERATURA Y CIENCIA Y SOBREPASO EN MUCHO A OTROS FILOSOFOS DE SU TIEMPO. qUIZÁ ESE RAYO QUE GOBIERNA TU BLOG SEA EL ASTEROIDE hIPATIA , UN aLMA DIFERENTE. bESINES.

myself dijo...

MI ORDEnADOR No SE COMO FUNCIONA perDONA EStá un poco j..

Marino Baler dijo...

Coraline; Yo me quedaría cuando va recoger los libros, antes del ataque. Es curioso como cosas para nosotros sencillas para ellos eran un misterio, pero precisamente por eso hoy las sabemos.

Un beso.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Mayte; No puedes dejar de verla. Es una película obligada de ver.

Un besito.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Mnemósine; El papel de la mujer siempre ha estado subyugado a servir al hombre, es normal que mujeres así no salieran, o por lo menos no tengamos constancia de ellas.

Un besset.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Myself; Gracias,ya nos entendemos. Creo que eso es mucho más importante que tener a tu lado a alguien que solamente sea un físico. La belleza se irá, lo demás siempre quedará. Siento ese asteroide.

Nada que disculpar, faltaría más.

Bessets.

rojeras dijo...

Creo que es muy bueno que se difundan a través de la gran pantalla, la biografía de personajes como Hypatia, una mártir de la intolerancia religiosa y del fanatismo de unos cuantos. Yo, al igual que tú, no llego a comprender las religiones, pero menos entiendo que se quite la vida en el nombre de ellas.

No sé si podré ir a verla al mismo cine, pero es una de las que quiero ver.

Marino Baler dijo...

rojeras; Te recomendaría que no dejes de verla. Esta es una mujer única. Hablamos del siglo V y que una mujer destacase es algo excepcional.
Sobre la religión no vamos a descubrir nada nuevo.

Un saludo.

Álvaro Sánchez-Carnerero Gil-Ortega dijo...

¡Es un peliculón! Qué lástima que detrás de las críticas haya fanáticos religiosos actuales que se encarguen de manipular. Cómo duele la verdad. Sigo esperando que en los libros de religión católica y apostólica pongan capitulos tan memorables de los cristianos como estos (digo cristianos, porque son los que nos tocan más de cerca)y que no solo se centren en: "los cristianos fuimos perseguidos". Una lástima... los mismos lobos, con distinta piel de cordero.