domingo, 28 de marzo de 2010

Miguel Hernández


Hoy Miguel, la elegía es por ti. Hoy soy yo quien quiere ser llorando el hortelano de la tierra que ocupas y estercolas.

Hace 68 años que falleció Miguel Hernández, en la cárcel de Alicante, murió echando sangre por la boca, pena por el corazón, letras nonatas. Su culpa, su pena, es la vergüenza de aquellos que iban a salvar España privándonos de poetas.

Cervantes, de Unamuno, Hernández y el último de los Miguel en llegar, Delibes. Un cuarteto digno de envidia de cualquier literatura.

Tres pudieron completar su obra. Miguel, el poeta del pueblo, fue poco a poco desangrado.

Tenías que hablar de tantas cosas, compañero del alma, compañero.


7 comentarios:

Felipe dijo...

Hoy muchos recordamos al gran Miguel.Es necesario que no caiga en el olvido el gran poeta del pueblo

Palmira Oliván dijo...

"En el fondo del hombre
agua removida.
En el agua más clara,
quiero ver la vida"(...)

Una verdadera lástima la pérdida de este gran poeta.

Gracias a estos pequeños homenajes y a músicos como Serrat, no caerá en el olvido.

Un beso.

tag dijo...

Hola Marino,

Me he quedado sin poder leer el post anterior del cine, pero este ya lo veo entero.
Y me alegro, porque esta poesia cantada por Serrat es preciosa.
Y tu homenaje a Miguel Hernandez, tambien.
¿Cuanta gente moriría injustamente en la guerra?
Gente culta, con talento, con mucho que decir y enseñar, y solamente por sus ideales los mataron. Muy triste.

Mnemósine dijo...

Una pena, sí señor que se ahogara su arte en sangre.

Casteee dijo...

Bonito homenaje..., que injusta es la vida llevandose a los que menos se lo merecen, menos mal que su legado siempre nos quedará y con ello mantendremos vivo su recuerdo.

Feliz Semana :-)

Besos

Rose dijo...

Maravilloso pensamiento,como a quién va dirigido...es uno de mis favoritos,sin duda.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Miguel Hernández...recuerdo haber escuchado musicalizados sus versos por Alberto Cortez y, hace unas semanas, me enteré de la nueva producción de Joan Manuel Serrat basada en su obra.

Quizás él tenía que hablar tantas cosas...pero quienes siguen con más dedicación su obra son los que hablan ahora por él. Saludos afectuosos, de corazón.