sábado, 13 de marzo de 2010

Ruido



Una noche cualquiera, sin tener que ser especial, es buena para pasar una buena velada. Un miércoles, por ejemplo. Una botella de licor, supongamos pacharán. Bebiendo y hablando ¿Quién ha dicho que solamente el fin de semana se pueda romper la rutina nocturna? De fondo en medio de una animada conversación suena el maestro Sabina. Ruido, ruido de risas, de palabras. Fuera frío y nieve, dentro calor.

Noches como esas, donde la improvisación es la que manda, son las que quedan guardadas, las que no se olvidan. Por noches como esas, que se dan muy de tarde en tarde, las distancia solamente es cuestión de kilómetros. Buenas noches…

11 comentarios:

Luis Lópec dijo...

Cuanto me gustaba el Sabina de "La Mandrágora" y de los dos o tres primeros discos y qué poco me gusta el de después.
Buena velada, supongo. Saludos reivindicativos :-)

buda dijo...

Tienes razón,noches como esas...son las mejores.Un besico y me encanta Sabina

Casteee dijo...

Cualquier noche puede ser especial para salirnos de la rutina si nosotros queremos que lo sea y con el plan que propones es inmejorable para que noches así queden guardadas :-)

Besos

Rose dijo...

Joéeeee Marino,has tocado la canción que más me gusta de Sabina..y si,las noches con buena música,amigos y una cerveza-en mi caso-son lo mejor (desde el escenario ni te cuento ;)
Chulo el post :)

Felipe dijo...

Una espléndida canción del mejor Sabina


Saludos

Mnemósine dijo...

BUENAS NOCHES!!!

Marta dijo...

Qué puedo decir? comparto todo lo descrito por ti, y me hace pensar que a pesar del tiempo que va transcurriendo hay amistades que se van estrechando aun en la distancia.

Un beso

Nadia dijo...

hay amistades curiosas que se quedan aún sabiendo que deberían estar muy lejos, y otras que estnado tan cerca se evaporan.
No hay nada como la improvisación, para bien y para mal ;o)

Sigo a ver si alguien sabe bailar tango, pero pocos son los que parecen conocer los pasos!!

Besos!

MAYTE dijo...

Las reuniones improvisadas son las que mejor salen, y si de fondo suena Sabina, ya ni te cuento.

Besos.

tag dijo...

Aqui somos mucho del "pensat y fet", y cuando sale bien, son ocasiones inolvidables, precisamente por eso, porque al acontecimiento en sí lleno de risas o de encanto hay que añadirle el plus de que fuera improvisado.
Cualquier dia es bueno para disfrutar de una buena compañía, y cualquier hora.

Un besito

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Sólo hay que disponerse para el quiebre de la rutina...cierto que suele ser más difícil en medio de la actividad semanal, pero nadie dijo que fuese imposible. De acuerdo con Casteee en lo planteado.

Saludos afectuosos, de corazón.