sábado, 24 de abril de 2010

Siempre 23 de abril


Ayer 23 de abril se celebraba el día del libro. Es triste, muy triste que tengan que recordarnos que “eso” existe para que lo utilicemos. No sé por qué se celebra esa fecha, no tengo ni idea. Es posible que sea por ser el aniversario de la muerte de Cervantes y de Shakespeare, los dos grandes paladines de la literatura hispana e inglesa respectivamente. Hasta en eso se pusieron casi de acuerdo.
Aunque muchas veces se diga que murieron el mismo día no es del todo cierto. No murieron el mismo día, aunque sea lo que más se diga.

Cervantes murió el 23 de abril, Shakespeare el 23 de abril. Sí es cierto, coinciden las fechas, pero la forma de medir el tiempo era distinta en aquella época. En España, regía el calendario gregoriano (el actual) y en Inglaterra el calendario juliano. La diferencia está en que cuentan el tiempo de forma distinta, por ejemplo, para el juliano el año tiene 365 días y 6 horas y para el gregoriano 365 días, 6 horas, 11 minutos y 14 segundos, por lo que la diferencia de error acumulada a lo largo del tiempo es notable.

Por ello aunque el 23 de abril fuera el mismo para ambos, Cervantes murió, en nuestro calendario, ese día y Shakespeare diez días después, el 3 de mayo, por ese error acumulado de tiempo, aunque fuera el 23 de abril en el juliano.

En esta fotografía, tomada tal día como ayer, se ven los molinos solemnes, velando la memoria de quién les dio fama universal. Nada parece perturbarles, perdiendo la vista en el horizonte no esperan, ya no esperan nada. Mayor gloria de la que le dio Cervantes no pueden alcanzar, solamente pueden dejar pasar el tiempo entre sus piedras y oír los mismos comentarios una y otra vez.




Tal día como ayer, de 1.616 nacía algo que ni su mismo creador hubiera podido imaginar. La gloria que no tuvo en vida, la tuvo después de ella. En este país somos así.

Y terminar con un recuerdo a lo que me decía mi abuelo: “Si una persona te dice que le gusta leer, pregúntale si se ha leído el Quijote”. Quién lo ha leído sabrá a lo que me refiero.

Una recomendación: Leer. Muchos me dicen que no tienen tiempo para hacerlo, pero nadie me dice que no tiene tiempo para tomar un café, ver la televisión, salir de copas, tocarse las narices…

Eres lo que lees, eres como escribes.

8 comentarios:

Luis Lópec dijo...

El día del libro son 365 días. Saludos.

Palmira Oliván dijo...

Siempre había tenido entendido que el 23 de Abril fue el nacimiento de Shakespeare (1564) y la muerte de Cervantes (1616)...

De todas maneras, creo que fue unificar en un día el significado que tienen estos dos grandes autores para la literatura, ambos son genios, uno de las letras anglosajonas y otro de las castellanas, otro paralelismo más (¿casualidad o causalidad?)entre ellos.

Un beso.

tag dijo...

Por cierto Marino, ¿has visto el video que puso ayer Palmira en su blog?
No te lo pierdas.
Es genial.

Pues yo he leido por ahí que Cervantes murió el 22 de abril y lo enterraron el 23.

Pero todo eso no es importante.
Las fechas son lo de menos.
Lo verdaderamente importante es que leamos todos los dias, que se inculque la lectura desde la infancia y que se imponga como asignatura si es necesario.

No deberiamos permitir que los niños y jovenes esten enganchados a internet todo su tiempo de ocio, o a la Wi Nintendo o a la Play.
Leer es cultura y tantos jueguecitos no les benefician nada.

Un beso

Mariluz Arregui dijo...

Y sobre todo, tiempo para tocarle las narices a otros...jajja..
Algunos siempre tienen tiempo para eso..


Saludos, Marino

Rose Holiday dijo...

Amén.
me ha encantado la última frase.

Juan José Aguirre dijo...

Si fuese cierto que uno es lo que lee, uno sería una mezcolanza de impresiones recibidas e ideas olvidadas. Creo que uno lee lo que lee porque es lo que es, previamente, y porque las lecturas le sugieren caminos, después. En fin, que uno lee, y basta.

Casteee dijo...

"Eres lo que lees, eres como escribes", muy buena frase

Yo te debo confesar que no he leido el Quijote y si te digo verdad no sé porque (sino lo he leido), le tengo manía, igualmente un día me da por leerlo y me encanta.

Buena observación sobre las fechas de fallecimientos de los ambos escritores, es una dato que desconocía totalmente.

Me voy a poner al día de tus anteriores entradas.

Besos :-)

MAYTE dijo...

No sabía lo que cuentas de Cervantes y Shakespeare,de tus entradas siempre aprendo algo nuevo.
Las palabras de tu abuelo si las conocía porque a mi me decían lo mismo.
He leído el Quijote, pero reconozco que leo muy poco

Besos.