martes, 2 de abril de 2013

Me gusta la Tercera ley de Newton



En la lista de especies protegidas habría que poner a los políticos. Sí, a la par que el oso pardo y el lince ibérico, ya que parece ser que en los últimos días varios políticos han sido víctimas de las más repugnantes torturas a las que un ser humano se pueda ver abocado.
Parece ser que se ha puesto de moda algo que se llama ‘escrache’, esta palabreja, por lo visto, proviene de América del Sur y no es más que la forma de llamar a las manifestaciones pacíficas de la gente.
Pero hete aquí que en España tiene otro significado y se entiende por ‘escrache’ asesinatos, secuestros, amenazas de muerte y cosas por el estilo. Desconozco cuántos políticos han sido víctimas de estas atrocidades pero, a tenor de las noticias, deben ser más de la mitad de la casta política, ya que ellos, parece ser, que lo están sufriendo.
Vamos a ver, dejémonos de ironías y seamos serios. Dice la Tercera ley de Newton que “a toda acción le corresponde una fuerza de reacción y de sentido contrario”, esta ley también se conoce como “Ley de acción y de reacción”, y algo así es lo que está pasando. El pueblo está cabreado, muy, muy cabreado y éste no se cabrea por nada. Los culpables de esta situación no son otros que los políticos y ahora, después de tantos años de corrupción, tráfico de influencias, cohecho y con todas las leyes sodomizadas por aquellos que son los que tendrían que dar ejemplo pasa lo que pasa.
En ocasiones me he quejado de que la gente no hace nada. Pues bien, parece ser que ahora empieza a despertarse y los políticos se dan cuenta que algo pasa, que no pueden continuar amparándose en una democracia que han prostituido y que amparándose en ‘presunciones’ aquí no ha pasado nada.
Ahora, porque la masa cabreada les diga lo que piensan de ellos por la calle o en la puerta de sus casas ya sienten amenazada su integridad y se amparan en un estado democrático… pero ¿esto qué es?
Como he dicho antes, todo se basa en la Tercera ley de Newton. La acción es lo que han hecho los políticos: las mentiras electorales, los recortes en Sanidad y Educación, la privatización de estos servicios, el aumento del paro por su incompetencia, tener una clase política comparable en corrupción a la de Botswana, una Familia Real que más de lo mismo, aumento de impuestos, el no ver una salida a la situación… ¿todo esto, y más cosas que todos sabemos, no son motivo para una reacción? Esto es lo que vivimos todos los días los que no vivimos de la política; nosotros sí que estamos viviendo un escrache día a día desde hace años a manos de esta casta y demasiado ha tardado la gente en responder... Claro, que es lo que pasa; en cuanto levantas la voz o protestas un poco más de la cuenta pasa lo que pasa… pero hasta llegar a eso ellos erre que erre. ¡Ya está bien! Tienen la piel muy fina para tanta que han despellejado.
Sinceramente, no me dan ninguna pena. Como dijo alguien que, por cierto, se dedica a la política, ¡qué se jodan!

2 comentarios:

Nube dijo...

Uno se cansa de tanta injusticia, mentira, burla. No entiendo nada de lo que pasa; aunque no sea con violencia el pueblo en masa deberiamos estar en pie.
Las formas son importantes, pero, ¿Y cuando ante las buenas formas no te escuchan?, ¿cuando no te ves amparado por nadie y sientes que el mundo entero se cae ante tus pies?, ¿no tienes derecho a sentirte indignado?...

Marino Baler dijo...

Es que hay veces que las palabras no sirven. Ya es mucho tiempo y muchas veces lo que se viene avisando a esta gentuza de como son las cosas. Primero de forma pacífica con el 15M y los llamaban antisistema, alborotadores y todo lo que querían. Que no se quejen que demasiado tiempo han tenido y ellos han seguido igual.