martes, 28 de mayo de 2013

La perla del río Rojo



Probablemente, Emilio Salgari sea mi descubrimiento literario de este año. Estoy seguro que leeré más libros de otros autores pero es difícil que traten de superar lo que este autor me ha transmitido.
Lo he descubierto por ‘La perla del río Rojo’, quizá no es una de sus novelas más conocidas y, por ello, la forma en la que el libro llegó a mis manos también es un poco rara, ya que el libro se lo compré a una vendedora a domicilio. Era una chica que ofrecía miles de aparatos inútiles, con descuentos de no sé qué y que como oferta te vendía un libro por 3 euros. Me compré el libro, ya que me sabía mal que después de toda la explicación que me había hecho de sus productos por lo menos que sirviera de algo su visita, y le dije que no estaba interesado en nada más.
Estoy seguro que habrá lectores que puedan afinar más en la obra del escritor italiano, alguien que, por cierto, me sorprendió biográficamente, ya que su posterior fama no tiene nada que ver con lo que fue su vida como más adelante contaré.
Se trata de una novela clara y de sencilla lectura. Transcurre en tierras exóticas (como gran parte de la obra de Salgari) pero es muy fácil imaginárselas, ya que hace unas descripciones muy sencillas y concretas de los lugares. Con los personajes ocurre lo mismo, los describe de forma sencilla y el lector es capaz de visualizarlos.
Me ha gustado, por ejemplo, que ocurren varias acciones al mismo tiempo y en un capítulo habla de una, en el siguiente de otra y no hace falta retroceder en la lectura para seguir el hilo de la primera. Es una novela que se puede leer de una forma muy sencilla, te atrapa, ya que deja el suspense al final de un capítulo para enlazarlo con el siguiente. Utiliza mucho la síntesis porque no hay nada más que añadir; si se hubiese añadido una coma ya hubiera sobrado. Francamente una lectura apasionante.
Como no sabía nada de Emilio Salgari me puse a buscar sobre su biografía. Fue un escritor maldito en lo personal y en lo laboral. En su familia hubo varios suicidios y no es difícil el fin que él mismo tuvo con 48 años. Su faceta literaria en vida podría ser perfectamente comparable a la pictórica de Van Gogh.
Los editores le pagaban lo justo para que siempre tuviese la necesidad de escribir. Acabó suicidándose dejando tres cartas escritas: una a sus hijos, otra a los directores de los periódicos y otra a los editores. Ésta última es bastante clara.

A vosotros, que os habéis enriquecido con mi piel manteniéndome a mí y a mi familia en una continua semimiseria o aún peor, sólo os pido que en compensación por las ganancias que os he proporcionado os ocupéis de los gastos de mis funerales. Os saludo rompiendo la pluma. Emilio Salgari”.

Sin duda alguna, la literatura universal le ha puesto en el sitio que merece.

Argumento: 4
Ambientación: 6
Personajes: 6
Capacidad para seducir al lector: 7

2 comentarios:

Benja dijo...

De Emilio Salgari recuerdo Sandokán y el León de Damasco, he leído mas libros de el sobre piratas y corsarios aunque ahora no recuerdo los nombres.
He leído su biografía y la verdad que tubo que ser en lo personal un hombre muy desgraciado,para llegar a suicidarse haciéndose el Hara-kiri.

Nube dijo...

Si pero se suicidó y lo demás es todo un cuento, porque los malos conquistaron su valentía.
"Quedó escrita la historia de un hombre con sus manos tristes de miseria en la riqueza de su pluma".