sábado, 23 de agosto de 2014

Leer el futuro



Si hace veinte años te hubieran dado un libro con la historia de tu vida, ¿lo hubieras leído?
Esta fue la pregunta que le hice mi amiga María hace un tiempo mientras estábamos sentados en un parque. Comenzamos un diálogo de razones bastante interesante a favor y en contra, en algunos puntos coincidíamos y en otros no.
Si hablamos de mí, sí que lo haría, yo sí que hubiera leído la historia de mi vida porque, ¿quién de nosotros no ha dicho alguna vez “si lo hubiera sabido antes…”, “si volviera el tiempo atrás…”, “no lo sabía cuando lo hice…” y más cosas por el estilo? Si se tiene la posibilidad de cambiar las cosas y que vaya bien, ¿por qué no aprovecharlo?
Estoy seguro que habría cosas que no haría. Las cosas que no han salido como yo esperaba no las intentaría… otras, aun sabiendo que están condenadas al fracaso sí… quizá por ese tipo de cosas tengo mis historias.
Soy consciente que mi vida hubiera sido distinta, ni mejor ni peor, simplemente distinta. Hay cosas que no tendría, personas que no hubiera conocido y vivencias que no hubiera vivido, ¿mejores… peores? No lo sé... se supone que estaba escrito lo que me ha ocurrido realmente y no lo que me hubiera ocurrido. En ocasiones un ‘sí’ o un ‘no’ puede cambiar muchas cosas. Al fin y al cabo somos consecuencia de nuestras decisiones. 
Sí, yo quiero que, al igual que a míster Scrooge, se me aparezca el fantasma de las navidades futuras.

4 comentarios:

María dijo...

Supongo que todos sentimos curiosidad ,otra cosa es querer saber lo malo y bueno que nos depara la vida.
Creo que la persona se forma con las buenas y malas experiencias, si cambiasemos lo malo sería todo color de rosa. Perderíamos nuestra capacidad de superación ante una gran adversidad.
Aunque no nos guste tenemos que ser coherentes con las consecuencias de nuestras decisiones que han marcado nuestro destino para bueno o para malo...

Saludos.

Maikel Urrutia dijo...

Yo creo en el destino y que desde que nacemos nuestra vida está escrita en un libro. Ahora, si se pudiera ¿leería el libro para saber mi futuro? es una pregunta sin respuesta, sinceramente…no lo sé. Alguna que otra gitana se ha ofrecido leerme el futuro” nunca he querido” lo considero un tanto peligroso por lo que te pueden decir. Como bien dices nuestros actos tienen consecuencias siempre, para bien o para mal" esto es una gran verdad".

Anónimo dijo...

Creo en el destino, que nuestra vida está escrita y que cada día vamos leyendo una nueva página. Pienso que leer nuestro libro no haría que pudiésemos cambiar nada, considero que todos los capítulos están cerrados, sin que podamos modificar nada de ellos. Así es como lo entiendo.

Marino Baler dijo...

María: lo siento pero no estoy de acuerdo. Si se puede evitar lo malo, ¿para qué pasar por ello? Sinceramente, la adversidad no me gusta para nada, prefiero evitarla.

Un beset.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Maikel: discrepo contigo. No creo que nuestra vida esté escrita, yo creo que la escribimos nosotros, ¿está escrito que ahora esté tranquilamente en mi casa y no salga a que me dé por coger el coche y hacer de kamikaze? No sé, creo que son decisiones que tomas en cada momento guiado por la coherencia y por, evidentemente, no tirar pidras contra ti mismo. Respecto a lo de leer las manos pienso como tú.

Saludos.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Anónimo: desconozco al autor de ese libro y dónde se podría conseguir, pero podría decirte lo mismo que a Maikel, el destino lo eleige uno mismo. Nada me impide hacer una u otra cosa.

Un saludo.