martes, 7 de abril de 2015

¿Pasó la pasión y la devoción?



Una vez pasada la Semana Santa me pregunto si todas esas representaciones de dolor y fervor vuelven al cajón hasta el año que viene o, por el contrario, continúan latentes todo el año.
Esto me lo pregunto porque el otro día alguien me dijo que iba a hacer una penitencia (creo que era esa la palabra) que consistía en ir toda la noche detrás de un paso (creo que un Cristo) con la típica túnica de nazareno y capucha arrastrando una cruz al hombro.
Sinceramente, hay ciertas manifestaciones y comportamientos en el ser humano que no puedo entender. Es posible que sea debido a que no soy creyente, nunca lo he sido y, por lo tanto, ese concepto de ‘fe’ no lo tengo interiorizado. No me interesa la religión más allá de que pueda ser algo histórico, pero para nada que sean unas creencias que condicionen la vida de alguien. Cada cual es muy libre de creer o no y no seré yo quien juzgue si esa persona está acertada o equivocada. Visto desde el otro lado, es posible que sea yo el equivocado, no lo sé; pero soy un ser demasiado racional como para creer en cosas intangibles.
Pero bien, para no desviarme del tema… esta persona me comentó que iba a pasarse toda la noche detrás del Cristo y me preguntó si yo quería que le pidiese algo por mí. Me sorprendió la pregunta, ya que ella sabe que no soy creyente, lo cual me hizo pensar por un momento… ¿cómo podría un ateo convencido como yo pedir algo a alguien en quien no creo? Por otra parte, en caso de haberlo hecho,… ¿ese alguien me hubiera escuchado y accedido a mis peticiones? Si a los creyentes, muchas veces, no les hace caso, ¿se lo iba a hacer a un apóstata como yo? Y si vamos más allá… ¿por qué alguien tenía que pedir como pago que una persona dé vueltas cargado con una cruz? O ¿por qué a alguien se le tendría que conceder algo por dar vueltas con una cruz a cuestas?
Siempre he pensado que el Cristianismo ha sido un instrumento más para someter a los hombres, de hecho el emperador Teodosio lo convirtió en religión oficial del imperio romano como elemento de cohesión entre todos los territorios. Mucho se ha hablado sobre la religión y la existencia de Dios y no creo que lo que yo pueda decir aporte algo en uno u otro sentido.
Para mí es muy fácil vivir sin un dios y demostrar que puedo hacerlo; para un creyente creo que es más difícil demostrar que se necesita de un dios para vivir... y que todavía continuemos con ciertos atavismos... y pensar que hemos tenido los mejores literatos de la historia. Como dijo Unamuno, “que país, paisaje y paisanaje”.

3 comentarios:

Maikel Urrutia dijo...

Conoces a la Pasionaria ¿no?. Dolores Ibárruri, símbolo del comunismo ateo de corte estalinista, murió católica y lo hizo de la mano de José María Llanos Pastor"el Padre Llanos". Iba a misa todos los días y pidió hasta la extremaunción cuando iba a morir.
Todos podemos vivir sin un Dios, pero siempre hay un momento en nuestra vida que eso puede cambiar por muchos motivos y nuestras creencias también.
Todo esto de semana Santa es mas folclore y tradición que otra cosa. Igual que hay gente que no pertenecen a ninguna comisión fallera y viven de espaldas al mundo fallero durante todo el año. Pero cuando llegan las fallas se visten con el traje tradicional y hasta van a la ofrenda de flores.
De todas te confundes, cuando hablas de Dios y la iglesia como una sola cosa. Dios es un ente individual y la iglesia solo un mediador entre Dios y los hombres, por desgracia se han equivocado muchas veces. Lo importante es lo que uno cree y nada mas.


Marino Baler dijo...

Se supone que la Iglesia es al representante de Dios en la Iglesia. El no estar de acuerdo con la Iglesia significa no estar de acuerdo con Dios, ya que no podemos hacer cada uno la religión según nos interese.
Si a ti te representa alguien tú tienes potestad para decir si te gusta o no como lo está haciendo. De momento, Dios no ha dicho si le gusta o no la forma de hacer las cosas la Iglesia.
De todas formas, yo creo que el creer o no es algo que va dentro de cada uno, por eso digo que no lo juzgo, simplemente no lo entiendo, pero lo respeto. Se puede ser de izquierdas y ser creyente y de derechas y ser ateo, creo que las creencias son algo íntimo. No sé si será el paso del tiempo, pero he aprendido que hay cosas en las que no se está en posesión de la verdad. Por ejemplo, yo podré tener una idea personal sobre que a ti te guste ir a misa y procesiones, pero no pasará de ahí. Es tu forma de vivir y como tal lo respeto aunque no lo entienda. Insisto que es un ejemplo.

Saludos.

Maikel Urrutia dijo...

No sé si te sorprenderá o no, pero yo hace tiempo que no creo en esta iglesia. Y no creo que tenga que ver nada Dios, con la opinión de un hombre que es al final lo que es un sacerdote.
Yo creo en las personas individuales, las que se sacrifican y luchan por los más desfavorecidos de la sociedad y hasta mueren en sitios inmundos por ayudar a la gente.
Hace tiempo que yo deje de creer en el ser humano y toda la miseria, sufrimientos, muertes innecesarias y sin sentido que vemos todos los días en la televisión y otros medios...me hace dudar de muchas cosas.