martes, 21 de junio de 2016

Entrevista a El Gran Wyoming



El pasado sábado leí en eldiario.es una entrevista a El Gran Wyoming que no tiene desperdicio. Estas son algunas de las frases. Algo que merece la pena que no se pierda en el limbo de la red.

Vivimos bajo el mito de que en el 20 de noviembre de 1975 murieron Franco y 40 millones de franquistas. No sucedió tal cosa: solo murió Franco. Había una sociología del franquismo que estaba ahí y en cuanto se ha pasado la mala conciencia o la mala imagen, se ha manifestado. Aznar fue de los primeros en proclamar su orgullo ser de derechas. La derecha estaba asociada al fascismo, al franquismo. Aznar les dijo que estaba vinculada a la democracia y la libertad”.

Esperanza Aguirre no entiende por qué tiene que dar explicaciones. No es que las dé o no, que no las va a dar, lo que no entiende es por qué tiene que dar explicaciones a un mindungui de periodista”.

Estoy seguro de que estos señores (hablando de Ciudadanos) han venido a apuntalar al PP. Siempre han querido hacer un trío con Pedro Sánchez (porque hace falta); siempre han dicho que no se puede dejar fuera al PP, que tienen no sé cuántos millones de votos, pero dejan fuera a Podemos, que tiene cinco millones de votos. Con Podemos lo tienen muy claro por una cuestión ideológica; con el PP no tienen ningún problema ideológico”.

Al entorno en general se le ha cansado previamente; se le ha dicho una y mil veces que repetir las elecciones era un fracaso. Bueno, ¿no hablamos de que esto es la fiesta de la democracia? ¿Quién tiene problemas en repetir una fiesta?

Los sondeos indican que la abstención va a favorecer al Partido Popular porque los del PP ni se abstienen ni se abstendrán. Si tienen que sacar otra vez a las monjas, las sacarán”.

Podemos tiene un hándicap añadido: tienen en contra a todos los grandes medios de comunicación que les están difamando casi sistemáticamente”.

Cuando escuché en las noticias la famosa intervención de Pablo Iglesias poniéndose como vicepresidente, dije: “Hostia, ¡qué ha pasado!”. Vi la intervención y me pareció un hombre moderado. Una de las cosas que destacaban era el asunto de los sillones. Solo habló dos minutos de sillones y más de media hora de propuestas. Leyó decenas de propuestas. Te aseguro que de los treinta millones de españoles que están opinando sobre aquella intervención, solo unas decenas de miles vieron la intervención”.

Después de lo que dijo de Rivera (sobre el pacto PSOE-Ciudadanos), que si era un facha, un lobo con piel de cordero, un submarino del Ibex 35, que estaba pagado por la banca para evitar el cambio… Imagínate que eres militante o votante del PSOE y ves que después pacta con él. Con los militantes, cuela; con los votantes, menos. Los militantes dicen: “¿Ahora qué tenemos que decir, Pedro?”. “Pues ahora di que es un tipo cojonudo”. “Vale, entonces, lo de hijoputa lo borramos”. Los militantes están dispuestos a esto, pero los votantes no tanto”.

Para ser de izquierdas hay que militar y hay que tener una creencia. Y hay que tener una serie de ideas claras. Todos los apolíticos son de derechas”.

También se ha dicho que los de “Podemos va a robar no sé cuántos votos”. Los votos no son de nadie. Los ven como una propiedad privada; el PSOE tenía allí su ganado y viene uno por la noche que les roba las ovejas”.

Me encantaría que ganara Podemos solo por ver la cara de esta gente; solo por eso, aunque dimitan al día siguiente. Sí, solo pido que alguien les ponga en su sitio. Y eso solo lo puede hacer Podemos”.

Puedes decir como dijo Rajoy, quería hacer una política y he tenido que hacer la contraria porque la coyuntura le había obligado. Un hombre honrado dice: “No puedo hacer la política contraria a la que he prometido; me voy y que venga otro que lo haga”.

Los hondureños nos necesitan mucho más. Están asesinando a periodistas, líderes políticos, abogados. ¿Qué pasaría si asesinaran a un líder de derechos humanos en Caracas? Sería un escándalo tremendo. En cambio los pueden matar en Honduras, en Guatemala, en Colombia, en México. Lo pueden hacer en cualquier sitio y no pasa nada. Pero es de Venezuela de lo que estamos hablando todo el día”.

¿Qué ha dicho Esperanza Aguirre cuando han empezado a mirar las cuentas? Que esto es un régimen nazi. Cuando empezaron a mirar las cuentas y vieron que no había ni un contrato en su sitio, han tenido que formar una Comisión Permanente. El sistema de delincuencia en el que estaban instalados era terrible y de ahí el éxito de Podemos. ¿Qué decía el PSOE cuando ganaba? Tenían una frase hecha: “No haremos la política de retrovisor. No vamos a mirar hacia atrás. Viene una nueva era de consenso”. ¿Por qué no vas a mirar hacia atrás? Es mi pasta, tío. Tú con tu dinero haz lo que te salga de los huevos. Si han robado me da igual que el anterior alcalde fuera del PP o del PSOE. ¿Qué es eso de borrón y cuenta nueva? Lo han hecho sistemáticamente. No existe ningún caso en los 40 años de democracia donde se haya hecho algo parecido a lo que ha ocurrido en el Ayuntamiento de Madrid. Que alguien fiscalice las cuentas al llegar”.

El texto que escribió Felipe González en recuerdo de su amigo Carlos Andrés Pérez, que le patrocinó cuando fue presidente de Venezuela. Hay que leerlo para entender en manos de qué personajes hemos estado. Es un panegírico hacia un ‘gran hombre’. Carlos Andrés Pérez mató en una sola noche a 4.000 personas. En la calle. Desaparecieron. Acabó reconociendo 400 muertos porque encontraron fosas comunes. Salió del poder como el político más corrupto de la historia de Venezuela. Se exilió y vivió en Miami el resto de su vida como un forajido porque estaba reclamado. Chávez lo reclamó para juzgarlo, pero no volvió. Este hombre puede pasar la historia de mil maneras, pero no como un gran hombre y un gran demócrata porque no lo fue”.

El día que entraron los de Podemos se armó: miradas, caras, lo que se dijo, que se laven, los piojos, toda esa mierda. Cuando vi eso, dije, es verdad, no nos representan. En la calle veo a gente como Pablo Iglesias, como el señor de las rastas o la señora que da de mamar a su hijo. Los veo, están ahí. Pero cuando esa calle entra en el Congreso es como si usurparan un espacio que no les pertenece. ¿Querían que entraran en política? Pues ya han entrado. Ahora les van a oír. Y se van a cagar. Ya lo digo yo: no les va a gustar nada lo que van a oír”.

3 comentarios:

Maikel Urrutia dijo...

En primer lugar, ya estoy muy hartos escuchar lo de “si eres de derechas eres un facha y si eres de izquierda un rojo”. Creo que se está generando un odio entre unos y otros que no puede traer nada bueno. Yo sigo apostando por partidos valencianos a la hora de dar mi voto, está “Compromís” al que ya les voté y uno nuevo “Som Valencians”. Pero por primera vez, no le digo a nadie a quien pienso votar “no en internet” si no a los amigos, vecinos o conocidos. Porque cuando sale la política y las próximas elecciones se pierden los papeles, llegando hasta el insulto. Esta situación no me gusta nada, y buena parte de culpa la tienen los políticos y presentadores de televisión que no hacen más que echar gasolina a la hoguera.
El Gran Wyoming como se le conoce, es un pijo de la clase “no sé si alta” pero su familia tenía pelas y por eso hizo la carrera de medicina. De padre franquista y falangista, no sé si es el más adecuado para hablar de la derecha de este país. Sobre todo viendo su patrimonio personal que es bastante importante “sobre todo inmobiliario” tiene sobre 20 pisos “dicho por el” además dice que es rico y además recalca ¿y qué?.

Marino Baler dijo...

Creo que todo depende de con quien hables... Yo tengo amigos que votan a Ciudadanos, otros el PSOE y no va más allá de defender sus ideas, pero dentro de unos límites; tengo claro que no perdería la amistad con buenas amistades (valga la redundancia) por la política.
Por otra parte no estoy de acuerdo con que Wyoming estudiara la carrera por se de familia clase alta. Mi padre trabajaba de mantenimiento en una almacén de naranjas; mi madre en una almacén de naranjas y se tuvo que dejar el trabajo en el 91, con 41 años, por cuidar a mis abuelos (entonces no existía la Ley de la Dependencia) y unos años más tarde cerró el almacén y ya no volvió a trabajar, y yo estudié Arquitectura; desconozco si Medicina es más barata que Arquitectura (estoy hablando de universidades públicas, no privadas. En la privada seguro que yo no hubiera podido estudiar).

Maikel Urrutia dijo...

Yo creo que se vio obligado a estudiar medicina y cuando fue independiente lo dejó para hacer lo que a él le gustaba. Si esa hubiera sido su vocación no hubiera perdido uno años estudiando medicina para luego abandonar. Está claro que tal como le ha ido no se equivocó en su elección.
Sabes qué nosotros, nunca insultaríamos a nadie por pensar diferente a nosotros o votar a otro partido, por desgracia hay más gente de lo que parece que no piensa así. En donde compro el diario se forman tertulias espontaneas, pues me llamaron nazi por decir que iba a votar a la coalición donde esta Compromís. Acabé discutiendo de mala manera, y el que se puso como un animal vota al PP “dicho por él”, es que tiene narices que él pueda votar al PP y en cambio yo no puedo votar a Compromís...en fin.