sábado, 14 de octubre de 2017

Un pequeño oasis



Tengo la costumbre de ir mirando hacia arriba cuando voy por la calle. En ocasiones, la gente desconoce que existen cosas más allá de la altura de nuestros ojos y es increíble averiguar que hay otra ciudad.
A principios de semana descubrí ‘algo sospechoso’ entre tanta uniformidad rojigualda colgando de los balcones. Ni más ni menos que una bandera tricolor.
No pude resistirme a fotografiarlo, aunque sé que la fotografía no es la mejor por las ramas que la tapan.
Pero, sinceramente, ver tantas banderas me cansa y agobia. Me pregunto si todos estos que cuelgan banderas rezumando patriotismo, no tenían banderas que colgar cuando el Gobierno les daba dinero a los bancos, quebraban las cajas, subían los impuestos, la corrupción se convirtió en seña de identidad o recortaban en Educación y Sanidad.

Dale un pez a un hombre y comerá un día; dale una bandera y olvidará que tiene hambre.

3 comentarios:

Mikel dijo...

Porque críticas a los que ponen banderas españolas…porque no ponen la republicana?. Tu mismo en tu blog tienes la bandera tricolor que fue un invento de la Segunda República, porque en la primera había la misma que ahora con un escudo de un león y un castillo. Yo no tengo que sacar la bandera por un banquero o por cincuenta… si por la unidad de mi país y en contra del separatismo. Pero si pensáis sacar un beneficio del problema catalán te equivocas, hoy día si Rajoy adelantara las elecciones ganaría por mayoría y se de lo que hablo.

Mikel dijo...

Tú debes de plantarte una cuestión importante, ¿cómo es posible que los que desean una república en España no hayan colgado la tricolor? Porque yo en Valencia he visto tres y una estelada y muchas de otros países como la italiana. Te voy a contestar yo, es algo que me han dicho familiares que son más rojos que la sangre. Quieren una república si! pero no su país troceado, ahora los catalanes, después los vascos y los navarros, gallegos etc. la gente es mucho mas sensata que lo que están demostrando muchos políticos.

Marino Baler dijo...

Mi blog, en cierta forma, es un sitio privado, es decir, quien entra ya sabe lo que hay o puede que alguien entre por casualidad y si le gusta vuelve y si no se va. Es como si tú pintas el interior de tu casa de color rosa y pones incienso. Si me gusta volveré y si no no. Esto es de puertas para adentro. Ahora bien, de puertas para afuera es distinto.
Quizá porque a mí la unidad de la Patria me dé lo mismo. La unidad de la Patria no ha hecho que yo haya pagado menos impuestos ni que la Sanidad o Educación sean mejores. Esto es un debate muy largo para hablarlo por aquí y encima escrito. Pero te lo voy a simplicar en lo siguiente. ¿Sabes lo que pago cada trimestre de impuestos? ¿Sabes lo que pagué precisamente ayer por ser día 20 y cerrar el trimestre? ¿Sabes que dar de alta a un trabajador al que pague 1.000 euros de sueldo al mes a mí me cuesta 1.600? Probablemente, si me costara menos, podría tener contratadas más personas... ¡Ah! Y que no se me pase un sólo día de pagar los impuestos, porque la penalización es exagerada (quizá escriba sobre eso en pocas fechas). Así podría seguir poniéndote cientos de ejemplos, pero acabo ¿sabés a mí que cojones me importa la unidad de España si me asfixian con impuestos? Por eso te digo que este tema de las banderas me parece absurdo. Saquemos las banderas por algo que realmente mejorará nuestra vida, no por orgullos patrios.