miércoles, 24 de diciembre de 2008

Una noche distinta


Desde hace más de diez años, el día de Nochebuena, suelo hacer siempre lo mismo; a las 8 de la tarde subo a la terraza de mi casa y enciendo una vela. No soy muy amante de la Navidad pero sí que creo que esa es una noche especial. Tengo la suerte de haberla celebrado siempre en compañía de mi familia por ello me siento afortunado por poder estar con la gente que quiero. Pero también surgen otros sentimientos inevitables como son el acordarme de mis seres queridos que ya no están. Es duro, muy duro y por ello necesito un momento para acordarme de ellos en soledad. Justo es el momento en que enciendo la vela. Me acuerdo, especialmente, de mis familiares que no están y no puedo evitar soltar unas lágrimas y es que algunas cosas nunca cambiarán.

En esos momentos, después del primer recuerdo, dedico mi luz a más gente. Gente que no conozco pero que existen. Y pienso en todos los que están lejos de casa por motivos de trabajo y esta noche no estarán con sus familiares, en aquellos que tienen que pasar la noche en un hospital, que tienen que dormir en un cajero, en un banco o en cualquier contenedor. En esas madres que desde sus países pensarán en sus hijos, lejos de casa, en aquellos lejos de sus países por motivos políticos, en aquellos que esta noche cenarán solos en casa porque no tienen familia, y a todos aquellos que acabaron sus días lejos del hogar… como mi admirado poeta, y en tantos más que se nos podrían ocurrir. Por todos ellos también enciendo la vela para que su luz, al menos esta noche, no les haga sentirse tan solos. Que sepan que alguien, desde la distancia, se acuerda de ellos.

Este año, no solamente quiero dedicarles una vela, también les dedico esta canción igual que os la dedico a todos los que habitualmente pasáis por aquí.

Que paséis una buena noche.


8 comentarios:

Marta dijo...

Sabes que? creo que esta noche, yo también encenderé una vela.
Gracias por hacer posible que hoy leyese tu escrito.

un fuerte abrazo

Marino Baler dijo...

Estupendo Marta ya verás como te sientes bien con la vela.
Gracias a tí por leerme.

Un abrazo.

Parsimonia dijo...

Te deseo una buena noche para ti también.

Marino Baler dijo...

Gracias Parsimonia, igualmente.

Only dijo...

Preciosa entrada, Marino.

Comparto lo que dices, y me acordaré de esa vela que enciendes.

Un fuerte abrazo,
te deseo una muy Feliz Navidad, seguro que la vas a tener.

Marino Baler dijo...

Gracias Only. Un abrazo para ti también y que estos días sean muy felices.

Luis López-Cortés dijo...

Encenderé una vela en tu honor el 31. Estaré lejos de mi familia. Emotiva entrada. Gracias.
-No me tocó la lotería. ¿A Fabra?

Marino Baler dijo...

Gracias por lo de la vela Luis. Aunque estés lejos de tu familia espero que sean unas buenas navidades. A Fabra tampoco le ha tocado, al menos que yo sepa, hubiera sido ya demasiado.

Un saludo.