domingo, 1 de febrero de 2009

Antonio Machado, poeta



Este mes, concretamente el día 22, se cumplen 70 años de la muerte del poeta D. Antonio Machado. Quizás sea una fecha que pase desapercibida para la mayoría, como mucho en el periódico del día, quizás, lo coloquen en el apartado de efemérides. Son cosas que, por desgracia, ocurren. No creo que haga falta recordar ni dar a conocer quién era el poeta porque el desconocimiento del mismo sería más grave que el olvido de una fecha.
Por ello, este mes de febrero, lo dedicaré en entero a él y procuraré contar algunas cosas sobre sus últimos meses con pinceladas de otros pasajes de su vida. Solamente cambiaría de tema por algo que fuese tan importante o que mereciese realmente la pena como sería la llegada de la III República. Pero como es no ocurrirá, al menos durante este mes, mi intención no cambiará. No pretendo hacer su biografía puesto que cualquiera podría buscarla. Tampoco pretendo escribir nada inventándome lo que no es. Su vida fue la que fue y eso no se puede cambiar. Solamente pretendo homenajearlo, recordarlo, vivirlo, sentirlo, amarlo, disfrutarlo, admirarlo, honrarlo, venerarlo y compartirlo a través de lo que pueda contar. Creo que se lo merece.

Mi pasión por el poeta nace en mi infancia. Cuando era un niño, y estaba aprendiendo a leer y a descubrir palabras, mi abuelo me leía poemas suyos. Me descubría su figura, me contaba su vida y yo, que entonces no entendía nada, pero iba empapándome de todo, naciendo en mi algo más que una profunda admiración. El hecho de que alguien a quien admiraba, como era mi abuelo, me contase cosas sobre una persona decía mucho de esa persona.

Ahora ya he comprendido muchas más cosas de las que mi abuelo me contaba. Ya sé que es Soria, quien era Leonor, lo que fue la II República, la Guerra Civil, Colliure y sobretodo se quien era D. Antonio Machado.

Podría hacerlo de otra forma y esperar al día 22 para escribir algo pero no quiero hacerlo así. Él se merece algo más que la fecha de su muerte sea solamente recordada un día. Tampoco puedo. No puedo escribir en unas líneas todos los sentimientos que me produce el poeta cuando hablo de él, leo sus poemas, su biografía o visito su tumba. Quien me conoce sabe que esto es así y yo no lo podría explicar. Del mismo modo que no puedo explicar porque, en estos momentos brotan lágrimas de mis ojos al escribir esto porque es algo más que una admiración lo que siento por Machado y hay cosas para las que no sirven las palabras o quizás yo no las tengo en mi vocabulario.

Cuando alguna vez me han dicho que defina como es la obra de Machado siempre he dicho lo mismo: "La obra de Machado se define con su propia obra". No hay nada comparable a ello, no se puede definir con otras palabras que no sean las que él uso. Posiblemente, por ello, sienta devoción por todo lo que lo envolvió y, quizás, haya un sitio especial para mí como lo fue para él: Soria. Una ciudad a la que a la mayoría de la gente le puede resultar aburrida, la típica ciudad que está bien para visitarla una vez más y no volver o hacerlo después de muchos años. A veces, no se entiende porque voy tanto, porque me escapo cada vez que tengo dos días a pasear por sus calles, a respirar su aire, a leer poemas a la orilla del Duero. Quizás explicar todo eso sería inútil por ello cada vez que me preguntan a que voy o que siento cuando estoy allí solamente respondo: “Cada vez que voy a Soria es como hacer el amor, por primera vez, con la mujer a la que amas”. Quizás así se entienda, quizás así lo podáis entender y no me preguntéis porque me gusta esa ciudad. Tengo la esperanza, de algún día, poder estar allí.

Por ello, por todo lo que anteriormente he escrito, y del mismo modo que un vaso no puede contener toda el agua del mar, yo no puedo dedicar un solo día al poeta. Espero que lo entendáis.
Con respeto y admiración para D. Antonio Machado, poeta.

17 comentarios:

Only dijo...

Claro que lo entendemos, y será un lujo leer tus entradas. Yo no pienso perderme ni una.
Felicitaciones por esta entrada , por la idea que has tenido, y por querer compartirlo. Muchas gracias.

Un brazo

Only dijo...

En realidad era un abrazo..jaja
(Quiero conservar mis brazos)

Anónimo dijo...

Hola Marino!

Es una gran idea y sé que vas a disfrutar mucho con ella así que para ti, este será un gran mes.

Para mi también lo es, pero por temas muy distintos: exámenes, exámenes y para descansar algún trabajo pero... intentaré ir leyendo las entradas.

Cuídate mucho.

Luna.

Aileon dijo...

Me parece genial.
Machado, grande entre los grandes de literatura.

Esperaré...

Un saludo,
Cuídate

Tenta dijo...

Buenas noches por la tarde!

Hombre de poca fe!
Febrero es un mes estupendo, como otro cualquiera, para que llegue (sin pretender rimar) La Tercera!!!

EL POETA, no lo dudo, estaría encantado de que le "aparcaras" temporalmente (en tu blog, que no en tu sentir) para celebrar ese momento.
Much@s lo estaríamos!

Bueno, vale, de acuerdo, está complicado, pero soñar sigue siendo gratis.
No creo que lo lleguen a cobrar nunca. Si lo hicieran, nos quedará la POESÍA.

Mientras llega y no ese momento (que llegará!) seguiré soñando, saboreando, alimentándome, sintiéndome viva con tu Machado y con vos, aunque sin olvidar (no puedo evitarlo) a otr@s POET@S.

Con ganas de leerte, me voy camino Soria...

Anónimo dijo...

Enhorabuena de antemano por ese homenaje que harás a "tu" poeta, nos conmoverás como siempre lo haces, tan sólo por ello, gracias.

Besos

Marta

Luis López-Cortés dijo...

Será un placer conocer más cosas sobre el poeta de tu mano.
Saludos.

Parsimonia dijo...

Esta es la introducción a una serie de post que prometen ser muy interesantes, tanto por el "objeto" temático como por el sentimiento que indudablemente te une a él.
Es mi poeta favorito, el que más he leído una y otra vez también.
Recuerdo cuando escuchaba sus poemas cantados por Serrat en el coche mientras conducía mi padre.
La vida de Antonio Machado fue muy dura en algunos momentos, especialmente por la pérdida de Leonor y los últimos años de su vida.
De Machado siempre me gustó la aparente sencillez de sus poemas, incluso en los más simbolista. También la descripción bellísima de los paisajes de castilla y sus proverbios y cantares.
Me gusta la serenidad que transmite en sus poemas y el ritmo de sus versos y sus silvas arromanzadas y las verdades que transmite en sus proverbios.
Seguiré tus entradas con interés (como siempre, sin duda).
Un beso.

Una De 61 dijo...

Saludito.
Como que no puede lograrse la III?
Será por que no se insista, solo.
Ahora, esta Zapatero un poco aco-gotado... pero nada más es ponerse a ello.
Modificar la Constitución, ya va siendo hora y a por ella.!!
Paso a paso. Algunos teneis tiempo de verla.

Machado en mi vida? lo conocia, claro.
Pero unos niños a los que cuidaba, se empeñaron( por narices, como quieren todo los locos bajitos)en que les enséñara canciones de Serrat, les gustában y yo las sabia.
Ahi, me quedé colgada con el Maestro.
Caminante no hay camino...
De esa máxima,hice mi manera de vivir cada dia:hacer en lugar de esperar...y ser,más que presumir ...
Me retiro encantada de este lugar y tendré que volver,si me aceptais.
Feliz dia a todos.

Una De 61 dijo...

Un apunte necesario.
Lo de las letras no lo di, ni las ciencias tampoco. :-S
Eran otros tiempos los mios y para que contar...
Si no escribo bien "me se perdone".
Prometo hacer un cursillo mas adelante, con la Junta... ¿ Vale?
Risas y abrazos que no falten.

myself dijo...

Hola Marino. Enhorabuena por esta magnifica entrada, aunque ando muy liada encontraré tiempo para leerte.
Personalmente me has hecho un gran regalo.
Admiro a Machado.
Gracias y besos.

Marino Baler dijo...

Only; Aunque tuviera tus brazos no podría hacer tus fotografías. Solamente tú eres capaz de hacerlas.

Un Abrazo.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Luna; Espero que tengas suerte con los exámenes, tranquila que todo pasa, como dijo el poeta: “Pasar haciendo camino, camino sobre la mar”.

Un beso.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Aileon; Sin duda de los más grandes.

Un saludo.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Tenta; Ojalá tuviese que interrumpir por esa razón. El poeta tuvo la II y yo espero tener la III. Disfrutemos de la poesía y vivámosla tal y como los poetas la hicieron para nosotros.

No podrías haber elegido mejor sitio para ir…

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Marta; Espero que lo disfrutes y que conozcas al poeta desde este punto de vista.

Un beso.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Luis; Eres afortunado y sabes porque ¡Quién pudiera vivir en Soria!

Un saludo.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Parsimonia; Disfrutaría enormemente contigo hablando horas y horas sobre el poeta. Has mencionado a Leonor, sin duda su gran amor. Personalmente pienso que Guiomar no lo fue. El poeta buscó en ella el amor perdido y que creía que recuperaría, por otra parte Guiomar quería la fama y al poeta pero no quería al hombre y esto Machado o no lo vio o no lo supo ver.

Un beso.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Una de 61; Bienvenida a mi blog. No confiemos en que sea Zapatero el que traiga la III… Serrat es sublime cantándolo, quizás la más emblemática sea “Caminante” pero “La Saeta” es sublime. No podemos olvidar las adaptaciones que hace de otros poetas como por ejemplo de Miguel Hernández.
Por cierto no te disculpes, Juan Ramón Jiménez en alguna ocasión también confundió la G con la J.

Un saludo.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Myself; Espero que lo disfrutes y te felicito por la admiración hacia el poeta. Sin duda es una buena elección.

Un beso.

Tenta dijo...

Uhhhhhhh Uhhhhh Uhhhhh...

No dejemos, compañero, que la pasión nos ciegue.
No es de caballeros aunque sí de poetas.
Mi pasión por Juan Ramón no me nubla el entendimiento (creo) más allá de lo necesario.
Al decir que Juan Ramón confundía las ges y las jotas me has tocado el alma.
Empiezo por él no por querer distinguir el primero en mi sentir, nada más allá de la realidad...

Juan Ramón nunca confundió letra alguna.
Usaba de las ges y las jotas en función de cómo él creía que debían ser escritas según su "sonar".
Nunca escribió una ge si sonaba como jota...
Hay un poema suyo, se me viene a la cabeza, que comienza:
"Intelijencia, dame el nombre exacto de las cosas..."

Le propusieron ocupar un sillón en la Real Academia de la Lengua. Él lo rechazó (amablemente como era todo él :-P) porque no podía "traicionarse" a si mismo, y consideró que aceptarlo, lo era.

Una muy ortográfica que procura ser, tendría en este aspecto un punto de fricción con el ANDALUZ UNIVERSAL.
Se le "perdona"... (vale, sí, a mí también me pierde absolutamente la pasión).

Hechas las "aclaraciones" pertinentes :-P, creo que eres injusto al hablar de Guiomar tal como lo haces y subestimas al poeta...
Me pondré manos a los versos y las prosas y procuraré "empaparme" de datos varios acerca de esta "historia".
Por lo que tengo entendido hasta ahora, él la amó. Quizás me quedo corta con las minúsculas.

No dudo que amó también a Leonor.
Ella fue su esposa, pero, quizás fue algo "dejado" para con ella.

Nunca entenderé por qué no están juntos, descansando en Soria y sí lo está con su madre en Colliure...

Se me mezclan las ideas y pasiones varias, lo siento.
No pretendí tocarte el alma...

Ulysses dijo...

Es uno de mis poetas preferidos. Voy a releerlo, siempre es un placer.

Saludos

Marino Baler dijo...

Ulysses; Bienvenido, espero que disfrutes.

Un saludo.

Marino Baler dijo...

Tenta; Al hacer mención al equívoco de Juan Ramón, en absoluto lo decía en tono peyorativo, simplemente era para decirle a Una de 61 que no se preocupase por las letras que cualquiera se puede equivocar ¿Hentiendes?

Respecto a lo de Guiomar. Creo que es complicado afirmar una u otra cosa de una persona a la que no hemos conocido ni tratado y que todo lo que sabemos de ella es a través de lo que podemos leer o de biografías que han escrito otro. Yo no afirmaré categóricamente que Machado no quería a Guiomar, del mismo modo que tampoco afirmaré que esta fue su gran amor. Quizás, respecto a esto pueda emitir un juicio más certero puesto que es el propio poeta el que nos lo cuenta a través de sus poesías. Las poesías que le dedicó a Leonor, no son las mismas que le dedicó a Guiomar. Lo que se puede traducir de unas y otras, al menos para mí, es eso.

Entonces partiendo de la información que he recibido de los que se han dedicado a estudiar la biografía de Antonio Machado y la relación que tuvo con Guiomar si que puedo sacar las conclusiones, personales, que ella no quería al hombre, sino al poeta. Pilar Valderrama (que así se llamaba realmente) era una mujer casada con un joven de buena familia (como también lo era ella) donjuanesco, madre de dos o tres hijos (no lo recuerdo), tradicional y profundamente católica. Ella, en las ausencias de su marido escapaba a Segovia para reponerse de los males depresivos que le aquejaban en su vida matrimonial. Allí, en Segovia (hay quien dice que podría haber elegido otro destino y que este no fue tan casual) conoció al poeta porque ella quería conocerlo, puso los medios para ello. Machado era un hombre solitario, había perdido a su mujer y no se le conocía relación con mujeres. Guiomar era hermosa, culta, de gustos refinados, escribía poesía y el poeta quedó enamorado de ella. Para él ella era todo lo que podía esperar en su vejez. Comenzaron a hablar, a escribirse, se veían una hora en un café de Cuatro Caminos, nunca dejó que la tocase por sus creencias. El poeta se conformaba con eso, esperando que ella algún día cambiase, cosa que nunca ocurrió.

La guerra los separó. Guiomar decía que si hubiera estado con ella Antonio nunca hubiera participado de la forma en la que lo hizo, según Ian Gibson eso era conocer muy poco quien era el poeta. Pero bueno ella provenía de una familia ultraconservadora, íntima de Sanjurjo. Durante los siete años que permanecieron juntos él le mandó unas 240 cartas de las que se han perdido 200 y de las 40 restantes, Guiomar trató de borrar fechas y acontecimientos ocurridos entre ellos pero que se han recuperado gracias a nuevas técnicas (esas cartas se encuentran en la Biblioteca Nacional). Poco antes de morir, Pilar Valderrama, quiso que se supiera que ella era Guiomar en una autobiografía titulada, “Yo soy Guiomar”. Eligió la fama al final de sus días al anonimato que había tenido durante toda su vida.

Por ello, me reafirmo en que Pilar, no quería al hombre, sino al poeta.


Respecto a porque no está con Leonor los motivos son claros, el murió en Colliure, cosa que quizás esperaba, muy enfermos, viviendo casi de caridad. Había huido de la España maldita de Franco porque hubiera acabado, seguramente, en alguna cárcel (Miguel Hernández) o en alguna fosa (Lorca). Durante la dictadura el gobierno de Franco quiso traerlo pero los franceses se negaron por razones morales y políticas. Hasta la fecha allí sigue y por mi parte creo que es allí donde tiene que estar puesto que el decidió, empujado por las circunstancias, que ese fuera su último destino. Quizás el hecho de que continúe allí lo hace más grande, todavía.

Tenta dijo...

Buenas tardes.

Qué no daría yo (como comenzaba una canción de "La Más Grande") por haber podido compartir unos ratitos con Machado, Guiomar, Leonor.
Y ya, poniéndome tremenda, excesiva, con Juan Ramón, Zenobia o Margarita.
(Si alguien quiere saber más sobre Marga, os dejo un enlace en el que podréis descubrir a una gran desconocida... Ella lo merece. http://perso.wanadoo.es/margaroesset/)

Ya acabó el periodo navideño (por suerte) pero, por si los Reyes Majos andan aún por ahí, pido también unos ratitos más con Lorca, Hernández, Gloria Fuertes, Quevedo y Góngora (ambos juntos... o por separado :-) ), Becquer, Cernuda, Rubén Darío...
Me los pido!
(perdón por el lapsus, me emocioné).

Con ellos hubiera disfrutado, te lo imaginas, escuchándoles y llenándome de su POESÍA, de sus apasionantes vidas, sus convicciones, ideologías, miedos... (se me ponen los vellos de punta).

Ahora bien, con ellas... No hay palabras.
Las cuatro fueron, en una u otra medida, mujeres importantes en las vidas de ambos.
Cada una con el papel que la historia, el destino y los propios poetas les "reservaron"...
Quizás injustos. Quizás no.
Opinión personal... Cada uno lo toma bajo su punto de vista.

Y ahí voy.
No sé mucho más allá sobre Don Antonio.
Tampoco sobre Leonor.
Del mismo modo, no sobre Guiomar.

Al respecto, me suelo guiar más por lo que siento que por datos fríos en un texto escrito por otro alguien. Prefiero leerles a ellos, entrar en su alma a través de los versos que nos regalaron.

Lo justo que se y lo que siento, me hacen posicionarme sobre el tema.

Por qué nos enamoramos de alguien?
Qué enamora primero? El cuerpo? El alma? La carrera? La cuenta corriente?
Acaso no es posible conocer a alguien sin haberle visto en persona y sentir algo especial por él o ella?
Tener la ilusión de un cierto futuro en común? Proyectos, ilusiones, sueños varios?...

Guiomar conoció al hombre a través del poeta?.
Al poeta a través del hombre?.
Quizás a ambos a la vez?. Poquito a poco...

No puedo, siendo mujer, menos que darle un voto de confianza que creo tú le niegas...

Me pongo en la piel del poeta.
El tiempo pasa y la vida no hace sino darle disgustos.
Está solo. Su amor se ha ido.
Trata, quizás, de llenar esos huecos del alma con versos pero no cubren el vacío.
Y aparece Guiomar.
Y la luz, la vida, la alegría, la ilusión llegan de nuevo.
Cuando te he dicho que subestimabas al poeta, me refería a este aspecto.
No creo que Don Antonio se enamorara de "cualquiera", y tú mismo lo dices, Guiomar era una mujer bella, elegante, culta, refinada... Y escribía poesía!
Qué más podía pedir?

Y... a ella?
Qué más se le podía pedir?
Dices, igualmente, que era una mujer casada...
No es poco lastre.
Católica, conservadora, quizás no por convicción sino porque era lo que tocaba por imposición. No había más (o casi) para nosotras.
Tres hijos. Tampoco había menos... Teníamos que ser mujeres y madres.

Imaginas qué hubiera ocurrido si hubiera decidido hacer público ese amor entre ambos?
Qué le habría pasado? A ella primero y en mayor y más encarnizada medida.
Quizás, también a él, después.
Los tiempos que les tocaron vivir, y nunca olvides que Guiomar era una mujer, les marcó el camino, el modo en que debían vivir su amor.
No fueron libres.

Tu insinuación, se que no es personal puesto que la he leido en algún documento, de que el encuentro en Segovia no fue casual sino premeditado por ella...
Qué decir al respecto?
Es retorcido argumentarlo como signo de propósitos "oscuros".
Es poner puertas, murallas al campo.
No demuestra que, de ser cierto que buscó el encuentro, fuera buscando beneficio alguno, de ningún tipo. No me da...

Ponte en su piel... por un momento.
En el cuerpo, en la mente, en el alma de una mujer, en aquellos años, casada (seguramente porque no tuvo más opciones), madre entregada... a la que de repente, el destino, pone "a mano" conocer a Don Antonio.
La misma luz, la misma alegría, vida, esperanza, ilusión y todo lo demás que se abrió en la penumba del camino del poeta, se abrió en la de la sombría existencia que ella llevaba hasta entonces.
Yo habría removido la tierra entera por conocerle también...

Y para rematar, la guerra...
Esa guerra, cruel con todos y más con los que lo fue.
Acabó de romper ese sueño de amor que tuvieron.

Guiomar dice que si hubiera estado a su lado, no habría participado de la forma en que lo hizo...
Tú puedes verlo como desconocimiento hacia el poeta, Ian Gibson también.
Yo planteo la posibilidad de que fuera AMOR.
Verse en la situación y saber lo que está ocurriendo y lo que puede ocurrir, creo que no anima en demasía a permitir a la persona a quien amas, arriesgarse de ciertas maneras.

Siempre será "la otra", aunque el poeta no tuviera otra mujer. Ella sí tuvo marido y eso la marcará para siempre con un lastre...

No para mi.

Poco antes de morir quiso que se supiera quién era ella...
Yo también lo habría querido.
Por qué ha de ser sólo una búsqueda de fama?
Quizás fue la postrera declaración de amor al poeta...

Por todo esto, me reafirmo en que Guiomar quiso al poeta, sí.
Quiso al hombre.
Lo quiso a TODO ÉL.

Sobre el lugar de su descanso...
De nuevo la guerra y toda la posterior dictadura.
No ahondaré en el tema.
Me reservo mi sentir y respeto el tuyo, como respecto a todo lo demás.

Un beso machadiano...