sábado, 12 de septiembre de 2009

De vergüenza



Ayer, viendo el programa de Callejeros, en una de sus pausas publicitarias me puse a hacer zapping. Hay veces que los anuncios es lo más recomendable para ver. Digo esto porque puse Telecinco y estaba esa persona cuyo máximo logro en la vida ha sido pegar unos polvos con un torero, quedarse preñada y vivir de eso durante casi diez años. Sin duda se trata de Belén Estaban. Algo sucede en este país, y algo muy grave, cuando semejante persona aparece en televisión vendiendo sus miserias y hay gente que la sigue.
Esta mujer, como he dicho antes, está viviendo de haber quedado preñada y haber parido a la hija de un torero, si no ¿quién sería? Estoy seguro que hay corridas que a Hezulín nunca le hubiera gustado torear, viendo las consecuencias de las mismas. La cornada de aquella faena la llevará toda la vida.
La Esteban (como es conocida) se dedica a contar la vida de la familia del torero a los cuatro vientos. Es curioso que le pida una pensión para su hija al diestro de Ubrique, puesto que tendría que ser ella la que le pagase a él, por estar viviendo a su costa.
Sin ser abogado del diablo, me pongo en la piel del torero y entiendo el malestar que pueda sentir cada vez que está con su hija, puesto que al día siguiente ya está su madre, cual pescadera en mercado, vociferando si su padre ha estado cinco minutos, si le ha llevado una muñeca o si ha ido al parque con Andreíta (que así se llama la niña).
Pero es que lo de ayer ya fue algo esperpéntico. Estaba poseída, parecía la niña del exorcista o Belén Esteban (valga la redundancia). Abriendo los ojos de una forma desmesurada, gesticulando con la boca de una forma exagerada, vociferando y cuando la cámara la enfocaba de perfil todavía era peor viéndole esa nariz que sería la envidia de cualquier boxeador ¡Qué mujer más horrible! ¡Y todavía había gente que le gritaba "guapa"!
El tema viene porque, por lo visto, han presentado al defensor del menor, unas denuncias porque esta mujer siempre está exponiendo la vida de su hija en cualquier sitio donde le paguen por ello. Para Belén (sin oficio ni beneficio), su hija es la gallina de los huevos de oro, vive de contar su vida y por mucho que diga que no hace reportajes, ni la saca en revistas, debería saber que no puede, no debe, hacer pública la vida de una menor, por muy madre suya que sea. Si tiene alguna queja con su padre, que vaya al juez, y lo denuncie pero que no viva a costa de contar los problemas que tiene con el padre de su hija.
Ayer ella decía que hay otros famosos que lo hacen y tal y cual. Esto es lo mismo de siempre ¿qué pasa que si a uno le pillan borracho conduciendo y al otro no eso sirve de excusa? No, cada uno sabe donde están los límites y en este caso, la Esteban los lleva pasando hace mucho tiempo.
Era patética viéndola ayer en televisión, llorando, gritando y amenazando con poner querellas a todo el mundo ¿cabe mayor ridículo? Eso por no nombrar sus limitadas coletillas de valee y ¿me entiendes?
Una frase que me hizo gracia fue: “Yo por mi hija mato”. Sin duda que es esperpéntica. Ella, lo que tendría que hacer por su hija, es dejar de contar su vida. Debería tener un poco de vergüenza y no salir desnuda en Interviu exponiendo su artificial cuerpo por dinero. Está claro que ahora esa niña no verá las portadas pero llegará un día en que sí. También lo que debería hacer, es no decir que quiere salir, de nuevo, en las portadas cuando esté preñada, al estilo Demi Moore, más que nada por respeto y por vergüenza hacia su hija. Tampoco debería saltar de cama y luego contarlo en los platos. No hace falta que “mate por su hija”, simplemente hace falta que sea responsable como madre.
Ahora bien. Lo que más me sacó de quicio fue, cuando al final de la entrevista gritó:
“Yo soy la voz del pueblo”.
Si en ese momento me pinchan no me sacan sangre ¿Alguien se imagina que eso lo ve gente de otro país que no sabe quién es esta mujer pero que entiende el castellano? ¿Qué imagen puede dar diciendo esa frase? Está claro que la pobre chica no da para más. Pero una cosa es que ella sea intelectualmente cortita, que su dignidad la arrastre por el barro y otra, muy distinta, que nos tengamos que sentir reflejados en ella. No me extrañaria que ahora, en este sistema educativo tan deficiente que tenemos, los niños, cuando hablen de heroínas de España, tienen que saber quien fue María Pacheco, Agustina de Aragón, Marina Pineda, La Pasionaria y quien es Belén Esteban, puesto que ella misma se ha subido al pedestal de estas grandes señoras ¿Cabe más poca vergüenza? ¿De qué pueblo es ella la voz? Dejaré la pregunta en el aire, cada cual sabrá por quién quiere verse representado.
Solamente con ver este video es suficiente para imaginarnos el personaje, aunque en ocasiones la realidad supere a la ficción.


5 comentarios:

Parsimonia dijo...

Belén Esteban ha sido llamada a menudo "monstruo" mediático por su capacidad para convocar delante de la tele a tantas personas.
En realidad tiene a las masas divididas entre quienes no la soportan y quienes se sienten atraídos por su, digamos, desparpajo.
En cualquier caso, si aparece en antena, es difícil abstraerse a sus gritos, muecas, insultos, gestos delirantes, etc.
Es un producto surgido del despecho amoroso y de la conciencia de la rentabilidad económica fácil propuesta desde los mass media.
La chica de barrio vulgar, mona, sana y discreta se convierte, por arte de magia de las televisiones y debido a un despecho amoroso no superado, en una mujer arrugada, insana, extremadamente ordinaria y que gesticula de manera que evidencia un desequilibrio emocional.
Si a todo eso se le une la falta de cultura de la que hace gala es un muñecote, un esperpento.
El tema de la hija desde luego es un tema de juzgados. Si el padre no cumple con sus obligaciones no debe hablarlo en la tele, sino delante de un juez y pedir lo que le corresponde.
Lo que sí es verdad es que el Defensor del Pueblo la ha tomado con una persona más de las tantas que utilizan la imagen de sus hijos para ganar dinero.
Y la Pantoja, Tita Cervera, etc, etc?

Besos.

Marino Baler dijo...

Sí, básicamente es eso. Un producto, un personaje mediático, digno de un país en vías de desarrollo.

Lo de los famosos y sus hijos es cierto que hay casos, por ejemplo, los que nombras, pero yo veo una diferencia entre hacerlo para un reportaje de navidad, o en vacaciones, que hacer de ello un negocio lucrativo ¡Ojo! no digo que me parezca bien, simplemente creo que es distinto. La "rentabilidad" no es la misma puesto que a esta gente no le hace falta hablar de sus hijos o nietos para ganar dinero.

Ahora vendrá la segunda parte de todo esto, que contará como se siente, lo que pasará, lo del defensor del menor y más tonterías con las que sacará partido a base de vociferar, gesticular y nombrar a su hija.

Sinceramente patético ¡Y pensar que esta mujer puede ganar más dinero que un profesor de universidad! Esto no hay quién lo entienda... al menos a mí me cuesta.

MAYTE dijo...

Esta tarde después de ver una película, cambie a tele cinco y ahí estaba Belén , cono tu dices llorando, gritando y poniéndose las mano en la cabeza porque con lo buena madre que es, le quieren quitar la custodia de su hija.
Me da “ASCO” esa señora (por llamarla algo) y tantas como ella que abuzan de los menores para sacar dinero.
No se dan cuenta que le están arruinando la vida a sus hijos?? Esa niña esta aborreciendo a su padre por culpa de ella…!!!
Ella solo se quiere a si misma y al dinero que pueda sacar, echando los trapos sucios a la calle.
Sabias que por cada programa le dan mas de 15000 euros.
Si no tuviera audiencia no lo pondrian.
Jajajaja, un video estupendo, plasma tal cual su personaje.

Besos.

Marino Baler dijo...

Pues sí, Mayte, esta mujer es patética. Ahora se pasará hasta carnaval hablando del temita y saliendo en televisión con lo mismo.
Desde luego que no justifico la actitud de Jesulín pero también entiendo que si cada vez que va a ver a la hija la otra lo ladrá a precio de talonario pues apaga y vámonos.

Un beso.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Es el eterno debate en los medios donde la farándula tiene su espacio (decir que se lo ha ganado es mucho): ¿la culpa es del chancho o de quien le da el afrecho? Hace tiempo que esta clase de personajes (quienes reportan o son reporteados) dicen ser "la voz del pueblo" y que "ésto quiere la gente".

Pues...cuando no les pones muchas alternativas, la gente termina comiendo cualquier porquería que le pongan en frente.

Me pongo al corriente de la historia y me pregunto cómo es que esa madre, por muy dolida y resentida que esté, no tiene empacho alguno en usar a la niña de excusa. Bien que hayan presentado una denuncia a la Defensoría del Menor...para que, al menos, haga un parelé al asunto.

Y si van a seguir con las diferencias, pues háganlo en privado, como lo hacemos todos los pobrecitos mortales. Ya hacer costumbre profitar con una menor en el medio es barbárico.

Saludos afectuosos, de corazón.