sábado, 29 de octubre de 2011

Sábado mañana lluvioso


Llueve. Lo hace de una forma fuerte y agresiva; la oigo encima de mi cabeza desde el altillo en el que estoy en esta mañana de sábado, desde casi las nueve, todavía con el pijama puesto y delante del ordenador peleándome con una de las últimas versiones de Autocad.
La música no falla, la tengo bajita, apenas perceptible para mezclarse con la lluvia; es como si ésta fuera una canción. Estoy escuchando ‘El Tiempo de las cerezas’, un álbum cantado a dúo por Enrique Bunbury y Nacho Vegas (otro día hablaré de este disco). Posiblemente el mejor dúo que yo haya escuchado. Hay una canción que me parece identificativa con este momento titulada ‘Va a empezar a llover’. Me gusta, es el momento genial para que suene.
Voy a seguir. A ver si hoy paso de la línea (afortunadamente uso la versión en castellano). Eso sí, a las doce de la mañana, aunque diluvie, me voy a una cafetería a tomar mi bombón con hielo y a leer el periódico; esta tradición es de lo poco sagrado que hay en mi vida.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es triste pero... bonito, muy bonito.
La melancolía es ese sentimiento que se instala durante la tormenta con el fin de enseñarnos a saborear el sol desde que vemos salir el arcoiris. Ánimo!

Y guarda bien tus rutinas, leyéndote me he dado cuenta de que yo todavía no tengo ninguna... mnmnm... tendré que crearla! ;D

Luna.

Maikel dijo...

Los días lluviosos y fríos tienen su encanto, hay gente que les deprime a mi gusta porque me hace sentir que vivo en un planeta con vida propia.
Hace tiempo que no lo hago, pero antes me gustaba mucho ir a una de esa cafeterías de Ciutat Vella que han ido despareciendo y que parecían sacados de otro tiempo a tomarme mi café tocaet y leer el periódico, era una buena forma para empezar el Domingo.

Casteee dijo...

Me parece un plan perfecto. Lo importante es que lo disfrute :)

Besos

aujo dijo...

Ya sabes el dia que se pueda avisas y nos tomamos el cortado, tu del tiempo (pero con uno no tienes bastante, asi que dos), y yo me lo tomo calentito, da lo mismo un domingo que un dia entre semana, llueva haga sol o nieve.

Nos vemos pronto.

La Cosina del cafe.

MAYTE dijo...

Me encanta escuchar y ver llover y si me apuras, pasear bajo la lluvia, después del verano tan calido que hemos tenido las primeras aguas se disfrutan.

Un beso.