sábado, 10 de mayo de 2014

Y más cositas del 'guasap'...



Ya escribí hace un tiempo sobre ello en esta entrada. Me reafirmo: NO ME GUSTA EL WASSAP.
No lo entiendo, no entiendo como hay gente siempre pegada a esa aplicación para, cuando te ven en línea, bombardearte con mensajitos estúpidos e insulsos.
No lo entiendo, no entiendo como hay gente que sea capaz de contar cualquier cosa ante la que, después de leer, piensas: ¿y a mí qué me importa? ¿Y qué se supone que tengo que contestar?
No lo entiendo, no entiendo como hay gente que te obligue a mantener una conversación y si no le contestas, por cualquier motivo, se molesta diciendo cosas como: “ya veo que no te interesa” o “quizá no te apetezca hablar”.
No lo entiendo, no entiendo como hay gente que es capaz de contar su vida obra y milagros, estar una hora con mensajitos y no pueda hablar cinco minutos.
No lo entiendo, no entiendo como hay gente que no sabe que a cierta hora no se pueden mandar mensajes.
Ya he tenido que cambiar el sonido de los mensajitos cuatro veces porque era algo insoportable. El otro día me llegaron ¡17 mensajes a la vez! Cuatro personas coincidieron… ¡ni una alineación astral!
Desde luego que este mundo es injusto, muy injusto. Pagamos por medicinas y educación, que se supone que son imprescindibles, sin embargo los wassap los tenemos gratis… si no lo fueran sería una hecatombe para algunos ¡Hay que joderse!
¿Y por qué no te lo quitas?” Podría decir alguien; porque para lo que yo lo uso me sirve, para mandar dos, tres o cuatro mensajes, como mucho, cada vez… ¡pero no una docena!
Bueno, a lo mejor, el raro y el que no sabe usar el wassap soy yo. Con lo bien que viviría en una cueva…

6 comentarios:

Nube dijo...

Yo no me doy por aludida, aunque a veces, te diga alguna tontería para hacerte reir, ahora bien, si llego a saber que tu felicidad está en vivir en una cueva jamás hubiese inventado frases para hacerte sonreir y caminar con entusiasmo en el arduo camino de vida.
Desde luego, algunos amigos somos imbéciles, nos preocupamos por ver la felicidad del prójimo y resulta que su felicidad estriba en vivir sumergido en una cueva.
Pues nada, si eso te hace feliz, no requiere mucha maestría más que la de permanecer para siepre solo y callado. Para mí es un disgusto, pero bueno, prefiero que seas feliz.

Un abrazo.

Maikel Urrutia dijo...

Yo me compre el móvil solamente para una necesidad o una emergencia. Viene muy bien cuando te quedas tirado en medio de la nada para pedir ayuda o una emergencia médica, en donde no hay teléfono fijo. En alguna ocasión me ha servido y mucho el llevar móvil.
Pero dicho esto, tengo que decir que lo ¡ODIO! y no solo es por el Wasapp, que se ha convertido en un incordio, recibo docenas de estupideces como el último mensaje “si no lo reenvío a 6 de mis contactos, algún familiar muy cercano a mi puede enfermar y morir”. Envié un mensaje a todos mis contactos, pidiéndoles que dejaran de mandarme toda esta basura y no ha servido de nada. A demás que todo el mundo me tiene a mano cuando se aburre para mantener una conversación de más de una hora por wasapp”que yo no quiero” para decir tonterias. Hasta las narices, he bloqueado a todos para que no puedan enviarme nada y me estoy pensando en eliminarlo.
Todo el mundo se queda con nuestro número y por lo tanto con nuestro wasapp.

Marino Baler dijo...

Nube... creo que no lo has entendido ;(.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Maikel: Es una tortura. La gente parce ser que no se da cuenta. Luego están los que te mandan un wsp a los cinco minutos diciendo que te han visto conectado hace poco y no les has dicho nada. Yo, si fuera ahora, creo que no me lo pondría. Ayer mismo me lo puse en modo privado y es un milagro, solamente dos con cosas coherentes ¡no me lo creo!

Maikel Urrutia dijo...

Realmente Marino estoy pensando en quitarme el móvil. Todos los programas que usamos saben en todo momento nuestra ubicación"o sea de intimidad nada". Además es muy grave, que personas al que he dado mi número hace años por trabajo u otras cosas, ahora me aparecen en el wasapp sin tener yo su número y que a mí no me interesa hablar con ellos para nada.

Anónimo dijo...

Nube, estoy contigo.
Marino, ya sabes quién soy.

Marino Baler dijo...

No Anónimo, no lo sé.