martes, 26 de mayo de 2015

Futuro incierto



Dadas las circunstancias podría haber sido peor. El PP, con un poder apabullante en toda España, podría haberse mantenido pese a todo lo que sabemos de ese partido cleptócrata y que no merece la pena repetir.
La euforia del momento marcada por la ‘derrota’ de la derecha ha dejado paso a la reflexión y, para mí, es una sensación agridulce. Por un lado, como he dicho antes, siempre que la derecha pierda me parece un excelente resultado. Ahora bien todavía falta mucho para que la izquierda consiga llevar a cabo sus políticas y demostrar de lo que es capaz y no, cuando hablo de izquierdas, no me refiero al PSOE.
En general, creo que el PP todavía no es consciente de lo que le ha pasado, sigue en shock como un boxeador al que le acaban de lanzar un buen gancho. Pero no sé si por mucho tiempo… ya se sabe que la derecha se cree que el poder le corresponde por mandato divino y son capaces de dinamitar cualquier cosa para victimizarse y echar la culpa a los demás… ejemplos, por desgracia, haberlos haylos.
Pero bueno, hoy es mejor día que ayer, a pesar de mi rotura de fibras en la pierna izquierda, y este país es un poquito más rojo, espero que la tendencia siga al alza. Habrá que ver cómo juegan sus cartas los partidos de izquierdas... este panorama es una oportunidad esperada durante muchos años y no se puede dejar pasar la oportunidad. Que las grandes expectativas no se tornen en grandes decepciones.

8 comentarios:

Maikel Urrutia dijo...

Tu igual que los políticos cometes un gran error. Cuando hablas de hacer una política de izquierdas, te olvidas que este país no somos todos de izquierdas. Y que si el PP a recibido un buen palo, buena parte se debe a que mucha gente de derechas hemos decidido apoyar ese cambio. Si cada vez que cambia la ideología del que manda se resetea el disco duro y comenzamos de nuevo todo...mal vamos y mal acabaremos.

Marino Baler dijo...

Maikel, cuando hablo de política de izquierdas me refiero a una sanidad pública y eficaz, una educación pública, que se respete la Ley de la Dependencia y que no se ningunee a los dependientes, que no se privaticen servicios públicos, que los concursos para la Administración sean públicos y no se concedan a dedo, que no se desahucie a nadie si antes no tiene un techo, que prevalezca el interés de las personas antes que el interés de los bancos, no a las puertas giratorias y, sobre todo, transparencia.
A eso me refiero con política de izquierdas, algo parecido a lo que no hemos tenido hasta ahora. Por lo tanto, sí que creo que hay que cambiar y estas cosas, creo que benefician a todos, no solamente a los de una ideología.

Un saludo.

Maikel Urrutia dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con esta política de izquierdas que tu quieres y yo también. Esto no tenia que ser una política de izquierdas, si un objetivo de cualquier gobierno...sin importar ideología. Quizá sea por estas cosas y otras que estoy dando una giro hacia la izquierda. Mis ideas ya las conoces y no van a cambiar, pero no estoy de acuerdo con esta derecha y su afán de eliminar todo lo conseguido a base de privatizar.

Leo dijo...

Tengo la esperanza depositada en que la lucha, escucha y empatía den como resultado un pueblo que persiga el bien común.
En la política también juega un papel muy importante la humildad, además de, unos criterios sólidos que no den un giro por estar en el poder.
Aún existen mujeres y hombres buenos que luchan por compartir y crecer..

Marino Baler dijo...

Bien, Maikel, bien... Al menos no eres de los que se aferran a algo. De la misma forma que si la izquierda no cumple las expectativas también hay que decirlo. He leído que quieren reabrir Canal 9... para mí sería totalmente un error.

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Leo: La gente es buena, depende del lugar en el que estén su forma de actuar se vuelve de una u otra manera.

Maikel Urrutia dijo...

Marino, te da igual que haya una televisión valenciana y en valenciano por que estas muy castellanizado y no te das cuenta de la importancia de tener una TV en nuestra lengua. Para mí es muy importante; en primer lugar tenemos una lengua y cultura propia y necesitamos una televisión propia y en valenciano, ya que es de vital importancia para velar por nuestro patrimonio cultural, especialmente, por la normalización del uso de nuestra lengua. Pero, con todo y con eso, canal 9 era nuestra televisión, la memoria audiovisual de los valencianos. No puedo soportar el as-fixiante centralismo de las televisiones de ámbito estatal, donde la Comunitat no cuenta para nada. Además tengo todo el derecho del mundo a disponer de un medio de comunicación en mi lengua materna. Por que es humillante, que en las elecciones pasadas, solo hemos visto en las televisiones estales a los partidos y políticos de Madrid, Valencia no ha existido para nada. Yo veo en casa, las televisión vasca, catalana, andaluza, gallega y de Madrid y es una vergüenza que no pueda ver la mía y en mi lengua como la ley dice.
En 1625 el Conde-duque de Olivares, valido de Felipe IV, escribió un memorial al rey aconsejándole: «que no se contente V.M. con ser rey de Portugal, de Aragón, de Valen-cia, conde de Barcelona, sino que procure...reduzir estor Reynos de que se compone España, al estilo de Castilla, sin ninguna diferencia, que si V.M. lo alcança, será el príncipe más poderoso del mundo». Este plan centralizador se experimentó primera-mente con los valencianos, convocando las Cortes fuera del reino, en Monzón, en 1626. ¿Por qué fuimos los valencianos los conejillos de indias del plan del Conde-duque? El propio valido dio la explicación: «tenemos a los valencianos por más muelles».
Cuatro siglos después los valencianos tenemos el dudoso privilegio de ser la primera comunidad autónoma que cierre su radiotelevisión pública. Ya lo dijo el Conde-duque. A buen entendedor, pocas palabras.

Marino Baler dijo...

Maikel; en tiempos de mis padres no había televisión en valenciano y ellos aprendieron a hablarlo, lo mismo que mis abuelos, bisabuelos (al menos al que llegué a conocer siendo yo muy pequeño)...
La cultura se ha creado sin la ayuda de la televisión y el que quiere saber busca. Hoy, con internet, todo está al alcance de la mano.
Hasta donde yo sé, dos periódicos referentes en la CV como son Levante-EMV y Las Provincias se escriben en valenciano... no sé, por algo será.
En cuanto a Canal 9... un nido de estómagos agradecidos es lo que ha sido y un agujero sin fondo, ¿quién asegura que no lo será, pero con otro signo?
Es posible que esté castellanizado, como tú dices, pero el castellano me ha servido más que el valenciano... además, presumir de valenciano cuando se vive fuera no ha sido un honor durante los últimos años.

Maikel Urrutia dijo...

Quizá...por lo que cuentas sea el motivo que el castellano esté eliminado el valenciano"si nos entendemos en castellano para que tener otra legua"...en fin.