martes, 25 de octubre de 2016

Mi querida peseta


5 comentarios:

Leo dijo...

Mi padre puso en un álbum un billete de 500 pesetas como símbolo de mi primer sueldo legal, ¡¡Lo que cuesta ganarlo!! Pero… ¿ Y lo que cundía? Ibas de fiesta, te comprabas algún capricho y, aún así, daba para invitar y ahorrar un poquito…
En fin, los tiempos cambian y el euro aprieta… para algunos… claro…
Pero la imagen del corazón no necesita “purpurina ni estampados” y, aunque difícil, es leal, ilusionista y gratis.

Marino Baler dijo...

Yo me acuerdo que con 1.000 pesetas salía un sábado ¡y me sobraba dinero!

Mikel dijo...

Yo me acuerdo que iba a una maquina y una coca cola valía 100 pesetas y cuando cambiaron al euro, una coca cola costaba algo más de 66 pesetas que antes del cambio de moneda,pero el salario era el mismo.

Mikel dijo...

Creo que me liado un poco con el anterior mensaje, vamos que con el euro al cambio costaba 166 pesetas la coca cola.

Marino Baler dijo...

En esto estamos todos de acuerdo. El euro ha perjudicado a las clases medias de una maner brutal