sábado, 16 de diciembre de 2017

Un sábado del lejano 06


Uno, sin saber porqué, olvida cosas que ha hecho… lugares en los que ha estado y, de repente, un día, por eso que llaman casualidad, vuelven los hechos y los lugares.
No sé escribir la onomatopeya de un suspiro… dejo a la imaginación del lector cómo podría ser... cómo sería con diecisiete segundos de duración.


2 comentarios:

Mikel dijo...

Aunque no sea esta la mejor democracia visto el chiringuito que se ha montado los políticos. Al menos a un tenemos libertad para salir a las calles a expresar nuestras ideas pacíficamente…el que las tenga.

Marino Baler dijo...

Mikel, en ocasiones, la libertad se determina por la longitud de las cadenas.