martes, 3 de mayo de 2016

El Día de los Trabajadores y de los Golfos



El domingo fue el Día del Trabajo, ¿y? Un día más. Desgraciadamente no cayó en día laboral, ya que, de lo contrario, hubiera sido un día festivo.
Hoy nadie se acuerda de la precariedad de los trabajadores. Mucha banderita y mucha pancarta pero nada de nada. Tal y como está la situación habría para montar una manifestación por semana, ¡ay, aquellos tiempos de Durruti, Ascaso y García Oliver! Por supuesto, al PP no se le ha visto en las manifestaciones, ¿a esos qué se les va a ver? Estarían preparando alguna maldad. Para esta gente, son trabajadores los que tienen unos ingresos mínimos mensuales de 3.000 euros, el resto es escoria, aunque, eso sí, algunos escoria ignorante que les permite mantener su privilegiada situación. Viendo las manifestaciones me preguntaba, ¿cuántos de esos habrán votado al PP? Porque dudo mucho que en España haya gente que tenga unos ingresos mensuales tan altos.
Pero lo que más me llamó la atención y de lo que me enteré es de la última golfería de Cándido Méndez, quien después de cuatro décadas viviendo del sindicato y del sudor de los trabajadores y durante 22 años de secretario general (ahora dice que han sido demasiados), ha recibido de Rajoy la Medalla al Mérito del Trabajo. El Presidente que menos ha hecho por las clases trabajadoras premia al sindicalista que, también, menos ha hecho por las clases trabajadoras. Ahora, hasta el próximo 1 de mayo, guardan las banderas y pancartas y a sestear. Si es que ya lo decía mi abuelo: vivir para ver.

4 comentarios:

Leo dijo...

Esto de los sindicatos es como todo, algunos, están plagados de vagos que aprovechan la oportunidad de un trabajo arduo para liberarse y como bien dices sestear.
Yo, me hago una pregunta, ¿como es posible que para defender a los trabajadores no se exiga una preparación, formación y experiencia? A veces, no doy crédito a que los propios trabajadores no exigamos a algunos liberados sindicales más esfuerzo y lucha social. En fin, ya se sabe, de charanga y pandereta en este país se vive mejor.

Maikel Urrutia dijo...

Estuve cinco años en UGT y la verdad que de sindicato de trabajadores tiene muy poco.UGT tiene empresas privadas con el único objetivo de ganar dinero. Además reciben una gran subvención del Estado, por lo tanto lo que menos les interesa es ir contra quien les da el dinero. Cuando mi empresa fue vendida y fuimos al paro, el sindicato de trabajadores “entre comillas” no quiso tratar con mi empresa mi despido y lo que me correspondía. Me daban 20 días por año, naturalmente yo no lo veía justo y mi sindicato pasó de mí. Total, que tuve que contratar un abogado particular. Así que les mande una carta certificada dándome baja, les expliqué los motivos que tenia para hacer-lo “desilusión y engaño" tenían mis teléfonos y mi dirección…a un estoy esperando una llamada de algún responsable de UGT-PV. Es un problema muy serio cuando los sindicatos se hacen empresarios y explotan a su vez a los trabajadores,y los despiden dándoles 20 días por año.

Marino Baler dijo...

Leo: muchas veces, el representante sindical de los trabajadores no es el más preparado, si no el más 'listo', el más sinvergüenza o el más 'maltrabaja'. Yo he visto cosas de liberados sindicales que la gente que no sepa como funciona un sindicato no se las creería. Recuerdo que uno tenía un compromiso y no podía asistir a una reunión con el empresario para que no despidieran a cuatro trabajadores... Luego nos enteramos que el compromiso era la celebración de su aniversario de bodas.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Maikel: yo estoy de acuerdo contigo... los sindicatos para poco o nada pueden servir. Yo también hecho lo mismo que tú, contratar un abogado y aunque sabes que te va a costar la pasta pero estarás convencido de que luchará por ti y no tendrás la mala sangre de pensar que el sindicato no ha hecho lo suficiente.
En muchos países se mantienen con las cuotas de los afiliados y aquí reciben subvenciones del Estado... de vez en cuando alguna que otra manifestación y el 1 de mayo manifestaciones para que se note que hacen algo y arreando. Tal y como ha estado la clase trabajadora estos años habría motivos para haber montado una huelga a la semana... Por no hablar de los presuntos tratos de favor de los empresarios a los sindicalistas; jamás he sabido de un liberado sindical que se fuera a la calle antes que un trabajador que no lo fuera, nunca.

Maikel Urrutia dijo...

Tienes razón Marino. Cuando un sindicato recibe subvención del Estado, deja de ser independiente y por lo tanto deja de ser libre para actuar en la defensa del trabajador. Por lo tanto tenían que ser como la CNT, sindicato al que perteneció mi madre cuando era ilegal. Sus ingresos están basados en la autogestión y procede de las cuotas de sus afiliados o de otras formas acordadas por la Asamblea del Sindicato (aportaciones voluntarias y desinteresadas de afiliados/as y simpatizantes, etc.,…) No recibe ningún importe para la organización de cursos de formación y la labor formativa corresponde al propio Sindicato en cuestión, ni tampoco subvenciones de Estado. De esta forma se consigue plena autonomía en la toma de decisiones y en el desarrollo de la acción sindical en las empresas. Esto es un sindicato de trabajadores y no los otros.