viernes, 24 de abril de 2009

Derecho a la intimidad


Que en pleno siglo XXI se continúe manteniendo a una familia antidemocrática e ilegítima que cuesta al estado más de 9 millones de euros, sin justificación de sus gastos, solo se entiende si hablamos de un país de súbditos borregos que aceptan gustosamente esa condición o si se trata de España. No hay otra explicación. Es algo tan ilógico que no hay por donde cogerlo.

Pero a pesar de todos los privilegios de los que gozan esta familia todavía se permiten el lujo de exigir más y más. Hace unos días Letizia Ortiz se quejaba que la prensa no le dejaba intimidad ni vida privada. Los Borbones, por ejemplo, sabedores de que el negocio del silencio les ha ido bien nunca se habían quejado. No mordían la mano que les daba de comer. Pero desde que Rocasolano está en palacio parece ser que los humos se le han subido a las narices y quiere aparentar lo que nunca ha sido. Sería como poner un cerdo en un jardín. El marrano por mucho que trate de modelar sus modales y tratar bien a las flores seguirá sus instintos. Pues con Leti pasa lo mismo.

Desde que es princesa su familia goza de privilegios que nunca hubiera soñado, sin excluir las compensaciones económicas, claro está. Su abuela, por ejemplo, que no pasaba de ser una pinchadiscos en una emisora de radio de pueblo resulta que es la gran periodista Mentxu Álvarez digna del Premio Pulitzer e incluso le han encasquetado a ella misma un antepasado de la realeza castellana.

Letizia quiere intimidad como “una familia normal”, pero es que ellos no son una “familia normal” y las razones son obvias. Si quiere eso ya sabe lo que tiene que hacer ¿o acaso pasan la crisis como la media de todos los españoles? No entiendo muy bien que exige con eso de “derecho a la intimidad” puesto que alrededor de su nueva familia hay un secretismo que roza el esperpento y el ridículo. Ese derecho lo podrían exigir, y con más razón, aquellos que pasan las noches durmiendo en los cajeros de los bancos, los portales de los edificios o los bancos de los parques, como la persona de la foto, que no se les permite ni dormir en privacidad a la vista de todos los que pasan y quieren mirarlos pero ¿Letizia? ¡Por favor un poco de vergüenza! Si siendo un princesa consorte, no por familia sino por braguetazo, ya se queja de ese modo ¿Alguien se ha parado a pensar lo que dirá si llega a ser reina? Si quiere privacidad tiene dos opciones:

1) Que coja las maletas con toda su familia y se largue.
2) Que se ponga a trabajar o a engrosar las listas del paro como un español “normal”.

No hay otras opciones. Estoy seguro que este país puede subsistir perfectamente sin los Borbones ¿Acaso somos tan estúpidos que necesitamos la tutela borbónica para regirnos? ¿No presumimos de demócratas? ¿Qué mayor expresión de democracia que una República donde todas las personas sin excepción son iguales ante la ley?

Entre medias su cuñada Cristina también se queja porque sus hijos se han enterado por la prensa que se trasladan a EE.UU. en lugar de habérselo dicho ella y su marido. Supongo que no se irán a hacer precisamente “las Américas” puesto que residirán en Georgetown, la zona más exclusiva de Washington y los niños estudiarán en el mismo colegio de las hijas de Obama. Bueno, cueste lo que cueste pero al menos ya se van largando del país donde el pueblo los echó hace 78 años y un dictador los devolvió hace casi 34 ¿Será eso una premonición y se acabarán largando todos? Una vez campechano I se reuna con el Sumo Hacedor todo seguirá su curso natural. Creo que la monarquía se sostiene por una generación que conoció la dictadura y tienen al rey como el precursor de la democracia. Eso sí, una democracia en la que el está exento de cualquier tipo de responsabilidad haga lo que haga. Quiero pensar que aunque siempre seremos España no siempre seremos un país de súbditos borregos y entonces Letizia gozará de toda la intimidad que quiera.

En fin, en ocasiones como esta, aunque suene repetitivo, no puedo dejar de acordarme de Francia, de su 14 de Julio de 1789… y de Maria Antonieta.

4 comentarios:

Parsimonia dijo...

Marino, ¡qué fuerte!
Cuando escucho estas barbaridades me pongo enferma.
¿A qué intimidad creen que tienen derecho? Quieren tener los privilegios de los reyes y los derechos de los civiles (o plebeyos, como ellos pensarán). Increíble.
Encima, cuando hay crisis cogen y se largan del país. Es una vergüenza.
Hombre, con una destitución me valdría, no quiero yo decapitaciones, pero es que son tan irritantes.
Besos y volveré.

Marino Baler dijo...

Pues sí, Parsimonia, así es. Yo cambio de canal cuando salen en televisión porque es malo para mi salud el verlos. Es algo tan inexplicable que no me entra en la cabeza cómo es posible que eso se permita.
Esperemos que Cristina sea la pionera y pronto les sigan los demás.

Tampoco me parecería lo más correcto las decapitaciones pero algo tendrá una corona cuando el que la porta es capaz de perder la cabeza por ella literalmente. Aparte Maria Antonieta era princesa de cuna y Leti lo es por la cama.

Espero que no tengas intención de abandonarme... Ese "volveré" ha sonado muy lejano. Un beso.

Luis Lópec dijo...

Yo no cambio de canal. No veo la publicidad con algún programa. ¿Vino con gaseosa o gaseosa con vino? ¿Programascon publicidad o publicidad con vino?
Sigo pensando que lo mejor de la familia rea es Bárbara Rey.
Saludos republicanos y plebeyos.

Marino Baler dijo...

Luis, no lo había pensado de ese modo. Barbara Rey en sus buenos tiempos si que era una buena cortesana. Las malas lenguas (o sea google) dicen que ese lugar lo ocupa ahora Anne Igartiburu ¿será cierto? Todos los Borbones han sido promiscuos y estos no iban a ser menos aunque supongo que la reina tampoco se chupará el dedo.

Salud.