viernes, 3 de abril de 2009

A los cuatro vientos


A pesar de ser un escritor novel, su autor Dave Boling ha conseguido crear una excelente novela.

Cuenta la vida de una familia vasca desde finales del siglo XIX hasta mediados de los años 40 en el pueblo de Guernica. Sus tradiciones, sus relaciones con la gente y todo lo que ello conlleva. Ha sabido mezclar con dignidad personajes ficticios con otros reales como Juan Antonio Aguirre, el primer lehendakari vasco, Picasso, el famoso pintor malagueño o Wolfram von Richthofen, el militar nazi responsable de los bombardeos de esa ciudad vasca. Esta forma de desarrollar la trama me parece bastante complicada puesto que hay que unir sucesos históricos con otros ficticios con personas de la misma peculiaridad pero en la novela se desarrolla con total naturalidad.

El fin de la novela es que vayamos conociendo a los personajes, gente sencilla con sus virtudes y defectos hasta llegar al fatídico día de los bombardeos alemanes, aliados de los golpistas contra la República. Guernica fue la primera vez en la historia donde se bombardeó deliberadamente a población civil y, precisamente, ya que hace poco que se celebró el 70 aniversario de las tropas franquistas esto es algo que no se debería olvidar.

Me ha gustado leerla aunque quizás he notado que en algunos pasajes la imagen de los vascos no se adapte a la realidad. Varias veces se dice que ellos son vascos y los de fuera son españoles. Posiblemente el nacionalismo sea algo muy arraigado en esa zona pero no tanto como para hacer esa diferenciación tan categórica en aquellos años. Creo que todo nacionalismo puede llegar a ser excluyente como aquí ocurre al separar en dos etnias a la gente, vascos y españoles.

Es un tema un tanto delicado y quizás la novela falle en este sentido puesto que los verdaderamente nacionalistas eran las clases altas y la burguesía emergente que debido a su poder económico querían distinguirse y separarse de lo que ellos consideraban un centralismo, pero sin embargo la gente del pueblo se sentía española, más concretamente carlistas en su mayoría, en Zalacaín el aventurero esto se demuestra.

Pero volviendo a la novela, me ha parecido interesante conocer, en primera persona, como pudieron ser los días anteriores a los atroces bombardeos, el mismo día y los días posteriores. Un horror sin precedentes del que nunca se juzgó a nadie y sobre el que Picasso aprovechó para pintar su famoso cuadro, evidentemente no de forma altruista puesto que Picasso aparte de ser pintor también era comerciante (creo que mejor lo segundo que lo primero).

Cuenta una anécdota que estando el pintor sentado en una terraza de París, tomando un café se le acercó un oficial alemán y le enseñó una postal del Guernica preguntándole:

Usted pintó esto, ¿verdad?

Picasso dejó la taza en el platillo, se volvió hacia la reproducción, luego hacia el oficial y le contestó:

No. Ustedes lo pintaron.

8 comentarios:

pasoslargos dijo...

ese boiling debe ser un sierbo y amiguito del Ian Gibson ese, que quiere reescribir la historia de españa.
yo mejor leere autores beraces como pio moa o cesar bidal.

cierra españa.

Parsimonia dijo...

Parece muy interesante. La apuntaré en la lista de libros por leer (inmensa: necesitaría varias vidas).
He tenido problemillas de nuevo con el ordenador, al final mi paciente esposo ha tenido que formatear el ordenador. Ahora parece que va bien.
Te deseo un buen viaje a Sevilla, aunque creo que no es la época más apropiada para ir tú, porque en Semana Santa estará todo lleno de capillitas y capirotes y no se podrá pasear cómodo.
Yo no creo que vaya a Sevilla porque me refugio en mi pueblo y si voy a algún sitio será a la playa.
Te aconsejo, si tienes tiempo, los mejores sitios para visitar en mi opinión: la catedral, los Reales Alcázares, el Barrio de Santa Cruz y el Parque de María Luisa.
Después me gustaría que escribieras una entrada de tus impresiones.
Espero que si vas con el ánimo de bronce vuelvas, a pesar del momento escogido, con una mirada dorada. Sevilla es una ciudad preciosa.
Buen viaje!

Marino Baler dijo...

Pasoslargos: Se te nota puesto en historia. Espero algún día que escribas un libro de la verdadera historia de España y que tengas tanto éxito como esos autores.

Salud.

Marino Baler dijo...

Parsimonia; Muchas vidas para leer todo lo interesante.

En cuanto a lo de Sevilla... pues me imagino que no se podrá estar estos días. Yo creo que pasearé poco puesto que los agobios no son lo mío. Lo dejaré para cuando la cosa esté más tranquila. Tomo nota de los lugares y los visitaré en cuanto pueda.
Supongo que no me queda otro remedio que verlo dorado, puesto que voy a estar en otro sitio por tiempo indefinido de nada sirve la negatividad. Pero bueno... son tantas cosas.

Gracias por los ánimos.

Paqui dijo...

Pues como tenga tantas faltas de ortografía en su libro como las que ha metido en dos frases en este blog, si eso, mejor que se dedique a dar pasos más cortos.

Quítate que me manchas, le dijo la sartén al cazo.

Qué osada es la ignorancia!

Tenta dijo...

Buenas noches por la mañana!

Sevilla! Y olé!
Cuando vengas a Sevilla, además de visitar y disfrutar de esas maravillas que te ha dicho Parsimonia, no deberías dejar de pasarte por Huelva.
Tienes un balcón al horizonte, casi infinito en La Peña de Arias Montano.
Te gusta el Planeta Rojo? Pues aquí lo tienes, sólo has de pasear por Río Tinto.
Quieres una Gruta llena de Maravillas? Aracena te la ofrece, expléndida, viva, secreta.
Quieres poesía? El andaluz universal te abre las puertas de su casa, de su alma, de su amor eterno por Zenobia, por Platero, por Moguer, por la poesía y la vida entera en su pueblo natal.
Gambitas blancas, bien ricas!
Fresas, jamón, choco...
Playas infinitas de arenas finas, aguas oceánicas.

Sin desmerecer ni merecer ni todo lo demás...

Y de paso, si eso, un paseito por Las Ramblas de Barcelona!
Quizás escuchar un tango en Buenos Aires...

Y yo, me apunto a todo (con vos de la mano)!!!!

Besos y vasos viajeros.

Marta dijo...

No sigas Tenta,por favor, que a esta pobre mortal le entra la "depre" despues de una semana santa gris y oscura aquí en el norte !!!!
(es broma, ha sido una preciosa descripción)

saludos

Psicólogos en Móstoles dijo...

no importa tener faltas de ortografía para escribir un libro, para eso están los correctores...
para editar un libro sin erratas, un libro sin erratas... :)